close
    search Buscar

    La paradoja y la memorización de Baker / Baker

    Quien soy
    Joe Dispenza
    @joedispenza
    FUENTES CONSULTADAS:

    wikipedia.org

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido

    La paradoja Baker / Baker, conocida como la paradoja del panadero (que es la traducción de Baker), explica de manera científica porque nos olvidamos algunas cosas de inmediato, mientras que otras las recordamos con mucha facilidad.

    Seguramente te habrá pasado, después de una breve conversación con un aperitivo, recordar por ejemplo que Tizio vive en esa ciudad, que Gaius hace este trabajo, que Pinco Pallo se fue de vacaciones al lugar X…. pero sin tener la menor idea del nombre y apellido de esas personas, aunque seguro que te lo dijeron.



    Aqu√≠ has ‚Äč‚Äčestado v√≠ctima de la paradoja Baker / Baker.

    Comprender a qué se debe, como veremos, le permitirá para mejorar tu memoria mucho más allá de la simple capacidad de recordar nombres.

    ¬ŅCu√°l es la paradoja Baker / Baker?

    En el art√≠culo cient√≠fico "¬ŅPor qu√© es dif√≠cil ponerle nombre a las caras?", La neuropsic√≥loga Gillian Cohen describe un experimento en el que se pidi√≥ a los participantes que para recordar nombre y profesi√≥n indicado en fotograf√≠as de personas desconocidas para ellos.

    Primero, los investigadores notaron que la profesión se recordaba mucho mejor que el apellido.

    Luego, revisando los datos, salió un dato interesante: la palabra "Panadero" apareció en un caso como profesión - panadero, de hecho - y en otro caso como apellido.

    Aunque es exactamente la misma palabra, sin embargo, cuando apareció como profesión se recordó significativamente mejor que cuando apareció como apellido.

    Incre√≠ble, ¬Ņno?

    La misma prueba, los mismos participantes, la misma palabra exacta ... pero un peque√Īo cambio de contexto en la presentaci√≥n (apellido vs profesi√≥n) determin√≥ un gran cambio en la capacidad de recordarlo.



    Que son entonces los diferentes procesos mentales tu cerebro va al encuentro cuando uno dice "Hola, me llamo Franco Panettiere y soy asegurador" y otro te dice en cambio "Hola, soy Franco y soy panadero".

    ¬ŅPor qu√© pudiste haber olvidado el apellido del primero en una semana, mientras que la profesi√≥n del segundo probablemente permanecer√° contigo para siempre?

    El poder evocador de una palabra.

    El caso es que en la expresi√≥n "soy panadero", la palabra "panadero" trae consigo docenas, tal vez cientos de peque√Īos recuerdos inconscientes: el olor del horno, hombres y mujeres vestidos de blanco, dedos llenos de harina, el sonido de la bolsa de pan en las manos de tu madre, el sabor, la forma y el contenido de miles de panes que te has comido.

    Cuando llega informaci√≥n as√≠ rico en contexto es f√°cil asociarlo con el rostro de una persona y recordarlo m√°s o menos para siempre: ‚ÄúClaro que me acuerdo de Franco, lo conoc√≠ en una cena el a√Īo pasado. ¬°√Čl es un panadero! ".

    Cuando, por otro lado, la misma palabra viene como apellido, es decir, algo que normalmente consideramos absolutamente aleatorio y arbitrario. este mecanismo autom√°tico no se dispara.

    Y así, sin el bagaje de recuerdos con el que se asocia cuando se trata de una profesión, la palabra "panadero" se convierte en un dato sin contexto, por lo que es muy difícil de recordar.

    Sin embargo, si, como le ocurre naturalmente a un nemonista entrenado, nuestro cerebro se toma la molestia de construir una primera asociaci√≥n entre el apellido "Panettiere" y la profesi√≥n a la que se refiere, aqu√≠ est√° el mecanismo para arreglar la memoria. dispara con casi la misma fuerza con lo que lo har√≠a escuchando la frase ‚Äúsoy panadero‚ÄĚ.



    ¬ŅConfundido?

    En mi art√≠culo sobre c√≥mo recordar nombres podr√°s aclarar tus ideas. 

    En cambio, lo que me gustaría enfatizar ahora es que estos mismos mecanismos se aplican a todo lo demás tenemos que memorizar:

    • Si parece casual y arbitrario, como un apellido, nos es muy dif√≠cil recordarlo.
    • Si, por el contrario, trae consigo un contexto de im√°genes, sensaciones y eventos preexistentes, entonces la memoria es extraordinariamente f√°cil.

    En este sentido, por tanto, Tener buena memoria significa sobre todo construir un contexto. óptimo en el que integrar nuevos recuerdos.

    La importancia del contexto para la memorización

    Lea el siguiente texto breve:

    La inflamación se compone de una serie de modificaciones tisulares que consisten en: vasodilatación, aumento de la permeabilidad de los capilares, estasis circulatoria, infiltración de leucocitos con marginación, laminación y adherencia en la superficie endotelial de los leucocitos, mediante la expresión de moléculas de adhesión ...

    Tratar de recordar esta breve frase en el primer a√Īo de medicina o el cuarto a√Īo es una experiencia completamente diferente.

    De hecho, en el primer a√Īo, es m√°s o menos como tener que recordar una serie de apellidos, lo que es m√°s extra√Īo, de un grupo de personas que no conoce: un esfuerzo improbable, entonces.

    En el cuarto a√Īo, sin embargo, cada uno de esos nombres extra√Īos, cada uno de esos sucesos aparentemente oscuros, llega con su peque√Īo bagaje de im√°genes / historias / sensaciones memorizadas previamente, y por lo tanto es es casi trivial recordar toda la frase exactamente.


    Ahora bien, este proceso de creación de contexto progresivo ocurre en parte de manera espontánea.


    Sin embargo, para tener buena memoria es fundamental estimularla.

    Las técnicas de memoria, por ejemplo, son grandes creadores de contexto: de hecho son representar, modificar y codificar la información que necesita recordar, haciendo un uso enorme de todo lo que ya está en nuestra memoria a largo plazo.

    Pero puede obtener excelentes resultados incluso sin ellos, simplemente cambiando el modo de los puertos hacia lo que necesitas / quieres recordar.

    La memoria es cuestión de elección.

    Piense de nuevo por un momento que alg√ļn d√≠a alguien le presentar√° al Sr. Frank Baker, Franco Panettiere.

    Seguramente notarás que su apellido es idéntico al de una profesión conocida.

    Pero, si no te detienes por un momento, al poco tiempo no lo recordar√°s De todas formas.

    Si, por el contrario, hace el peque√Īo esfuerzo consciente para darle un contexto completo, recordando las mismas cosas que recordar√≠a inconscientemente si fuera su profesi√≥n, lo recordar√° en los a√Īos venideros.

    Es, al final, una cuestión de decisión: decidir si construir o no, para la información que encontremos en nuestro camino, un contexto adecuado para memorizarla.

    Para entender c√≥mo hacerlo en la pr√°ctica, vuelve al rescate. la analog√≠a con el aperitivo entre extra√Īos.

    Por otro lado, ¡las ocasiones sociales son, por definición, oportunidades de aprendizaje!

    Y de hecho, cuando estás en medio de una conversación con personas que no conoces, incluso sin esforzarte adquirirás un mínimo de información e impresiones sobre ellas, formando un primer contexto de forma completamente natural.

    Sin embargo, puede multiplicarlo por 10 o 100 si elige llevarlo activamente y:

    • Hacer preguntas
    • Te obsesionas con los detalles de su apariencia
    • Ampl√≠e la conversaci√≥n a una variedad de temas.
    • Construye similitudes y diferencias con personas que ya conoces.
    • Tome nota mental de lo que piden una bebida, lo que comen, cu√°nto hablan
    • Compara esa experiencia con otras pasadas

    Tienes esta misma posibilidad en cualquier otra situación de aprendizaje.

    Puedes limitarte a absorber alguna información de forma pasiva o puedes multiplicar activamente el contexto que la rodea para que sea memorable. Indeleble.

    ¬ŅC√≥mo?

    • Hacerse preguntas (¬Ņcu√°ntos tipos de leucocitos hay?)
    • Buscando informaci√≥n adicional (¬Ņc√≥mo diablos se mueven?)
    • Ir a ver fotos (¬°ah, as√≠ es como se ve un leucocito!)
    • Construir analog√≠as y se√Īalar diferencias (¬Ņcu√°l es la mayor diferencia entre leucocitos y gl√≥bulos rojos?)
    • Razonamiento absurdo (¬Ņy si los leucocitos no se mueven?)
    • Recordar v√≠nculos con cosas pasadas (¬Ņcu√°l fue el valor de los leucocitos en el examen de la abuela?)
    • etc.

    Este segundo tipo de actitud, que requiere un cierto compromiso sobre todo al principio, ir√°, con el tiempo, una gran diferencia en tu velocidad de aprendizaje.

    Esto se debe a que la memoria es una habilidad aditiva: cuantas m√°s cosas recuerdes, m√°s f√°cil ser√° recordar otras.

    Lucha contra la paradoja Baker / Baker

    Por tanto, el primer paso Tener buena memoria es luchar contra la paradoja Baker / Baker.

    O elige no ser ciego y pasivo ante la información que continuamente se te presenta, pero para explorarla de forma curiosa, atenta, activa.

    Siempre que te encuentres ante algo aparentemente arbitrario y con poco significado intrínseco, cada vez, en definitiva, que te encuentres ante algo que parece un "apellido", hacer el esfuerzo consciente de crear un contexto para ello de todos modos eso lo hace memorable.

    Por otro lado, créeme, no hay prácticamente nada que, si lo piensas un poco, sea realmente un mero "apellido".

    En realidad, los mismos apellidos son cualquier cosa menos aleatorios y arbitrarios: de hecho, tienen raíces semánticas e históricas que a menudo son complejas e interesantes.

    ¬°Solo ve lo suficientemente profundo para buscarlos!

    En este sentido, la memoria tiene mucho más que ver con la investigación que, como muchos piensan, con la repetición.

    Y es por eso que la memoria es, para quien la conoce y entiende, una habilidad fascinante, que se perfecciona gracias a la continua incorporación de nuevos detalles y nuevas conexiones con lo que ya sabemos.

    Un poco como cuando, al hacer un rompecabezas, cuantas m√°s piezas juntas, m√°s f√°cil es encontrar el lugar adecuado para todos los dem√°s.

    Un saludo. Antonio

    A√Īade un comentario de La paradoja y la memorizaci√≥n de Baker / Baker
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.