close
    search Buscar

    Gente que habla demasiado

    Quien soy
    Louise Hay
    @louisehay
    FUENTES CONSULTADAS:

    wikipedia.org

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido

    Al principio parecen agradables y extrovertidos. Son personas sociables y buenas conversadoras. Pero con el tiempo su conversaci√≥n se vuelve agotadora. Cada encuentro te deja sin energ√≠a. El problema es que son personas que hablan mucho, casi siempre de s√≠ mismas, y no escuchan. Cuando te despides, sientes que no ha habido conversaci√≥n, que has sido oyente de un mon√≥logo interminable. ¬ŅQu√© les pasa a las personas que hablan demasiado? ¬ŅPor qu√© se comportan as√≠?

    Logorrea: el síntoma de un trastorno mental

    En el campo de la psicolog√≠a, existe una palabra para describir la tendencia a hablar mucho: logorrea. De hecho, es un s√≠ntoma de alg√ļn problema psicol√≥gico subyacente, generalmente estados man√≠acos, agitados y ansiosos.



    La logorrea es la alteración cuantitativa del flujo del lenguaje, caracterizada por la aceleración y prolijidad del habla y la dificultad de ser interrumpido. Es decir, la gente habla mucho y rápido, a un ritmo inusual que es muy difícil de interrumpir.

    En muchos casos, la logorrea es causada por una aceleración del pensamiento. En la práctica, el pensamiento va muy rápido, por lo que el habla es una expresión de esa velocidad. Pero a diferencia de las personas que hablan mucho de sí mismas o de sus problemas, en este caso existe un trastorno mental.

    De hecho, a veces el discurso de esta persona puede volverse incongruente o no seguimos el hilo lógico, lo que se debe a que su pensamiento es tan rápido que la persona puede experimentar un "vuelo de ideas". Al carecer de ideas centrales, su discurso se puede desconectar.

    En estos casos, la persona necesita buscar ayuda psicológica especializada para tratar el trastorno subyacente.

    Puro egocentrismo

    Las personas que hablan mucho no siempre padecen un trastorno, a veces es simplemente una cuestión de egocentrismo. Cuando no hay un habla acelerada, y sin embargo la persona habla mucho de sí misma, es probable que tenga una personalidad con características narcisistas que le lleve a pensar que es el centro del universo y que solo sus problemas son importantes. Para estas personas, es normal que la conversación, o más bien el monólogo, gire en torno a ellos.



    De hecho, ni siquiera se les ocurre que su monólogo aburra a los demás. Son personas tan absortas en sí mismas que asumen que todo lo que les sucede es de interés general. Son personas que hablan mucho y no escuchan, personas para las que los problemas ajenos no son dignos de ser tenidos en cuenta.

    Detrás de esos intentos de monopolizar la conversación suele acechar una gran inseguridad. Las personas que hablan mucho de sí mismas se sienten bien cuando llaman la atención y los demás las escuchan, porque lo interpretan como un signo de su valía.

    Los temas de conversaci√≥n favoritos de estas personas suelen ser sus √©xitos e historias de vida, cualquier cosa que pueda hacerlos lucir hermosos a los ojos de los dem√°s. Entonces, b√°sicamente, ese mon√≥logo no es m√°s que una necesidad de autoafirmaci√≥n constante. De hecho, a menudo el mon√≥logo es una forma de ocultar su di√°logo interior. La persona no quiere escuchar pero quiere ser escuchada. Se observa a s√≠ mismo a trav√©s de otros. Nietzche lo resumi√≥ a la perfecci√≥n: ‚Äúhablar mucho de uno mismo es tambi√©n una forma de esconderse‚ÄĚ.

    El rosario de quejas

    El contenido del monólogo de las personas que hablan mucho también es importante para entender lo que les sucede. Mientras que la persona con rasgos narcisistas y egocéntricos suele basar su discurso en sus éxitos, hay otras personas que solo hablan de sus problemas.

    En estos casos, nuestros problemas no pasan a un segundo plano, sino que literalmente se borran de la conversación. Son personas que te interrumpen cuando hablas porque tus dificultades, conflictos y problemas no son tan grandes e importantes como los de ellos, por lo que creen que tienen derecho a monopolizar la conversación.


    A la larga, diez minutos pasados ‚Äč‚Äčjunto a ellos terminan absorbiendo nuestras energ√≠as mientras su conversaci√≥n se reduce a una serie de quejas. Las personas que solo hablan de sus problemas siempre encuentran una raz√≥n para quejarse, son incapaces de ver el lado bueno de la vida.


    Básicamente, estas personas, como los narcisistas, están profundamente arraigadas en sus egos y carecen de empatía, lo que les impide darse cuenta de que otros también tienen problemas y necesitan apoyo, o al menos merecen ser escuchados.

    Sin embargo, a diferencia de los narcisistas, estas personas deciden convertirse en el centro de atenci√≥n asumiendo el papel de v√≠ctimas. En cierto modo, estimular la compasi√≥n se convierte en una estrategia de manipulaci√≥n hacia los dem√°s. Este es un mecanismo de manipulaci√≥n bastante perverso que usa palabras, porque mientras que con el narcisista no solemos tener problemas en interrumpir la charla sobre sus √©xitos, con la gente que solo habla de sus problemas nos metemos en un juego extra√Īo, nos sentimos obligados a escuchar. ellos. En cierto modo, sus problemas nos atrapan, por lo que nos sentimos obligados a escucharlos y tener l√°stima de ellos.


    ¬ŅC√≥mo limitar a las personas que hablan mucho?

    Toda conversación, para que sea gratificante y enriquecedora, debe ser bidireccional. Pero es fundamental diferenciar a las personas que hablan mucho por un trastorno mental o neurológico de las que monopolizan el habla por exceso de ego. Las personas con logorrea no pueden contener su discurso, no importa cuánto lo intenten. Por tanto, necesitan ayuda psicológica. En otros casos, si la persona se esfuerza, puede desarrollar una actitud más empática y dejar espacio para la conversación con los demás.

    Cuando conoces a personas que hablan mucho y no escuchan, es deseable que en alg√ļn momento les digas directamente, siempre con cortes√≠a y tratando de ser positivo, que en una conversaci√≥n es importante hablar y escuchar. Si siente que esta relaci√≥n lo est√° afectando seriamente, agotando su energ√≠a emocional, deber√° establecer l√≠mites y alejarse.


    • 195-
    A√Īade un comentario de Gente que habla demasiado
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.