close
    search Buscar

    Cerrar los ojos afecta el juicio moral

    Quien soy
    Robert Maurer
    @robertmaurer
    FUENTES CONSULTADAS:

    wikipedia.org

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido

    Tendemos a creer que nuestros juicios morales son inexpugnables, pero en realidad no lo son. Y lo interesante es que a veces bastan estímulos insignificantes para hacernos cambiar de opinión. En realidad, todos los estímulos que nos rodean condicionan nuestras decisiones, aunque no seamos conscientes de ellas.

    Ahora, los investigadores de la Universidad de Chicago han vuelto a poner el dedo en la llaga y nos muestran cómo el simple hecho de cerrar los ojos puede influir en nuestros juicios morales. ¿Cómo llegaron a esta conclusión?



    Estos psicólogos reclutaron a varios voluntarios y les dijeron que podían participar en un estudio para evaluar la calidad de un modelo de auriculares. Luego se les pidió que escucharan las instrucciones a través de los propios auriculares. Curiosamente, a la mitad se le pidió que hiciera esto con los ojos cerrados, presumiblemente para ayudarlos a concentrarse en la calidad del sonido y no verse afectados por los estímulos visuales.

    Luego se les pidió que dieran su opinión después de escuchar la historia de una persona que deliberadamente agregó horas de trabajo nunca hechas a su expediente para aumentar su salario de manera fraudulenta.

    Lo interesante es que las personas que habían escuchado esta historia con los ojos cerrados tendían a ser más firmes en sus decisiones y calificaban el comportamiento de inaceptable. Por el contrario, quienes habían escuchado la historia con los ojos abiertos fueron más flexibles en sus juicios y más permisivos con este comportamiento. ¿Porque?

    Los investigadores creen que todo se reduce a la visualización. Es decir, cuando cerramos los ojos y nuestro cerebro no recibe estímulos visuales, podemos enfocarnos mejor en la historia que escuchamos, y esto hace que nos la imaginemos más completa en detalle y por lo tanto reaccionamos más intensamente a las consecuencias.



    De hecho, posteriormente los investigadores hicieron algunas preguntas de control y de las respuestas obtenidas se desprende que quienes habían cerrado los ojos habían imaginado el escenario de una manera mucho más vívida y real que los demás.


    Además, imaginar un escenario con claridad también nos permite reflexionar más profundamente sobre lo que está sucediendo. De esta forma nos tomamos más en serio la situación y respondemos con una actitud más "emocional" y "rígida".


    Añade un comentario de Cerrar los ojos afecta el juicio moral
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.