9 consejos para fortalecer la autoestima en un mes

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias
9 consejos para fortalecer la autoestima en un mes

Última actualización: 10 septiembre, 2019

La autoestima no se presta, no se descuida y no se olvida en el bolsillo de los demás. Sin embargo, seguimos siendo parte de una sociedad que necesita un refuerzo externo para afirmarse y seguimos diciendo "sí" con una vocecita tímida cuando deberíamos decir "no" con firmeza. Olvidamos, casi sin darnos cuenta, que pocas cosas son tan letales como dejar de querernos a nosotros mismos...



Hay que admitirlo, pocas dimensiones psicol√≥gicas han despertado tanto inter√©s, tantas publicaciones y manuales en el mercado editorial y de crecimiento personal como la autoestima. La mayor√≠a de nosotros estamos familiarizados con conceptos, terminolog√≠a, estrategias y t√©cnicas refinadas que se han generalizado por ahora. gur√ļs de renombre que nos invitan a mejorar nuestro d√≠a a d√≠a y desarrollar nuestro potencial.

Pero, ¬Ņrealmente podemos hacerlo? ¬ŅSomos realmente capaces de aumentar nuestra autoestima? La verdad es que no es tan f√°cil.. Salimos de casa despu√©s de repetir frente al espejo frases como: ‚ÄúMe amo, puedo con todo, nada ni nadie me vencer√°‚ÄĚ.

En poco tiempo nos encontramos en la caja de salida de los c√≠rculos viciosos formados por pensamientos negativos. Nos encontramos cara a cara con la inseguridad, con el miedo al qu√© dir√°n y dedicamos nuestras acciones a una b√ļsqueda incansable de aprobaci√≥n para ser utilizadas como ox√≠geno para respirar moment√°neamente nuestra autoestima.

No es fácil y no lo es ante todo porque muchas veces tenemos una idea limitada de lo que es la autoestima, por qué no, no basta con quererse a uno mismo. Es igualmente importante mejorar y trabajar dimensiones básicas como la percepción de nuestra propia persona, así como las interacciones que cultivamos con quienes nos rodean.



Como habr√°s comprendido, en un tejido complejo que es nuestra identidad social y emocional, hay muchas costuras que necesitan ser reforzadas o incluso renovadas. Por ello, te invitamos a reflexionar sobre las siguientes estrategias que te proponemos.

1. Aprende a ser suficiente

El hecho de no saber "alimentarse", "cuidarse", "ser suficiente" es una maldición, una especie de hechizo que nos obliga constantemente a cometer el mismo error, a adoptar el mismo comportamiento, a cavar el mismo tumba: buscamos en los demás lo que no nos ofrecemos a nosotros mismos.

Si iniciamos un proyecto, esperamos que nuestra pareja, amigos y familiares nos apoyen en cada idea, ilusi√≥n, meta y propuesta. Si no lo hacen, si eval√ļan negativamente alg√ļn aspecto, tenemos la sensaci√≥n de que al final solo quieren arruinar nuestros planes. En ese punto, podemos considerarlo un ataque personal.

Debemos ser personas emocionalmente autónomas, individuos que se perciban valientes, válidos y dignos de aspirar a cualquier meta, propósito o meta. Así, sólo así, podremos encontrar la parte positiva de la crítica.

2. Evita las autoafirmaciones positivas y genéricas

Ya lo hemos adelantado al principio de este art√≠culo: hay quien no sale de casa sin antes seguir un sencillo ritual, la de ponerse frente al espejo y repetir frases positivas como: ‚ÄúMe amo, puedo con todo, soy hermosa, nadie me puede lastimar o soy buena persona‚ÄĚ.

Es posible que este ritual o f√≥rmula similar pueda ser √ļtil a m√°s de una persona, pero hay que entender que estas expresiones gen√©ricas casi siempre funcionan como ‚Äúcalor√≠as vac√≠as‚ÄĚ. En otras palabras, infunden coraje por un per√≠odo de tiempo limitado, despu√©s de unas horas se desvanecen y su efecto tambi√©n. Son ideas inestables, abstractas, que apenas evocan recuerdos que sirvan de motivaci√≥n real.



Por ejemplo: ‚ÄúAntes te lastimaban, te hac√≠an creer que eras peque√Īo e insignificante, pero ahora que te curaste las heridas tienes la piel mucho m√°s dura. Ahora eres un gigante, el ni√Īo asustado de ayer se qued√≥ atr√°s. Ahora nadie te puede hacer da√Īo‚ÄĚ.

3. Desarrolla tu sistema inmunológico emocional

La baja autoestima nos hace vulnerables a muchas "lesiones" psicol√≥gicas que pueden ocurrir en la vida cotidiana, ya sean peque√Īas o grandes. Somos menos resistentes a la frustraci√≥n, al fracaso, las decepciones nos duelen m√°s, nos cuesta manejar la ansiedad o el estr√©s.

  • Es necesario crear un verdadero "sistema inmunol√≥gico emocional". As√≠ como nuestro cuerpo tiene √≥rganos, c√©lulas y diferentes mecanismos para protegerse de virus, bacterias y posibles infecciones, tambi√©n debemos trabajar a nivel psicol√≥gico.
  • Ser√≠a s√≥lo cuesti√≥n de interiorizar algunas estrategias de sensibilizaci√≥n que nos hagan comprender la importancia de unos nutrientes adecuados que nos fortalezcan, act√ļen como barrera protectora y defensiva: amor propio, confianza en uno mismo, buena autopercepci√≥n, positividad, resiliencia, sentido del humor, capacidad de relativizar, capacidad de saber decir "no".

4. La autoestima no se alimenta solo de esperanzas, necesita convicciones

Hay personas que para fortalecer su autoestima se dicen frases del tipo: "Todo estará bien, tendré mucho éxito, conseguiré esto, aquello y lo que quiera".

Como ya se ha comentado, los refuerzos de este tipo cuentan con una batería que no dura mucho. Debemos entender que cuando nos encontramos frente a una persona con baja autoestima, de nada sirve alimentar falsas esperanzas, esta persona necesita convicciones, cosas concretas, realistas y tangibles.



Por lo tanto, es necesario aprender a "retroalimentarse" y en este sentido lo mejor que se puede hacer es enfocarse en las propias habilidades, aciertos y capacidades, en una perspectiva realista.

Por ejemplo: ‚ÄúSoy bueno en temas sociales. Obtuve altas calificaciones en la universidad y tengo las habilidades para trabajar en esta √°rea. No tengo por qu√© sentirme inseguro porque tengo las habilidades adecuadas, no tiene sentido dudar de m√≠ mismo. No tengo que dudar de m√≠ mismo. S√© cu√°nto valgo y entiendo que tengo una alta probabilidad de conseguir lo que quiero, porque en el pasado ya he alcanzado varios hitos y √©xitos‚Ķ‚ÄĚ.

5. Acéptate, eres el mejor regalo de esta vida

¬ŅC√≥mo se puede negar tal cosa? De ni√Īos nos guiaban, orientaban e impon√≠an la magia de los elogios, los cumplidos, las palmaditas en la espalda o la mirada de aprobaci√≥n. Nos hicieron dependientes del reconocimiento y aprobaci√≥n de los dem√°s.. Tambi√©n sabemos que si no los conseguimos, la causa, por supuesto, est√° en nuestros defectos irremediables: porque somos demasiado feos, demasiado toscos, demasiado gordos, demasiado t√≠midos o demasiado incapaces.

Poco a Poco nos alejamos de nosotros mismos como si llev√°ramos la piel de otro y no nos sinti√©ramos c√≥modos, un cuerpo extra√Īo que odiamos y que nos repele.

  • A lo largo de nuestra infancia, nunca se nos ocurri√≥ preguntarnos: ‚Äú¬ŅEstoy orgulloso de m√≠ mismo? ¬ŅMe amo lo suficiente? ¬ŅMe acepto por lo que soy?‚ÄĚ. Por eso llegamos a la edad adulta muchas veces desorientados y frustrados, sin saber hacia d√≥nde mirar, si hacia fuera o hacia dentro.
  • Si realmente queremos mejorar y aumentar nuestra autoestima, entonces hay una cosa que hacer: debemos aceptarnos en cuerpo y alma, debemos dar este salto y entender que, en realidad, somos lo m√°s hermoso en este vida. No hay raz√≥n para avergonzarse de pensar de esta manera. Nada es m√°s importante que tener este cuerpo que nos permite avanzar, sentir, experimentar; nada es m√°s digno que esta mente, esta piel y este coraz√≥n que merece amar, ser amado y sentirse incre√≠blemente fuerte y hermoso.

6. Explora, busca, investiga

La baja autoestima nos relega a los confines de la zona de confort, los cimientos de la quietud y los cuartos oscuros del miedo. Nos susurra que es mejor no intentarlo, no arriesgarse y no explorar porque lo m√°s probable es que terminemos equivoc√°ndonos o fracasando frente a los dem√°s.

  • Si realmente queremos sentir cambios reales y factibles en un mes, tenemos que ponernos manos a la obra: explorar, buscar, investigar.
  • No hace falta estar completamente a salvo de algo para "probar" cosas nuevas, hay que arriesgarse e improvisar con m√°s frecuencia, dej√°ndose llevar por el principio de la intuici√≥n y el sentido del placer, m√°s que por la sombra del miedo y la preocupaci√≥n.

Detr√°s de la realidad y de todo lo que nos rodea, hay cosas, personas y situaciones realmente agradables que merecen ser descubiertas.

7. Encuentra el equilibrio entre la razón y la intuición

Las personas con baja autoestima tienen una tendencia desmesurada a racionalizar cualquier cosa.. ‚ÄúSi lo hago, pueden pensar mal, tengo que hacer esto para que se den cuenta de que soy capaz‚ÄĚ, ‚ÄúEs mejor evitarlo porque podr√≠a fallar, es mejor que me calle, que no decir lo que siento y que me comporto como si no hubiera pasado nada‚ÄĚ.

  • Esa racionalizaci√≥n, o m√°s bien obsesi√≥n, de analizar cada detalle, hasta el punto de predecir qu√© podr√≠a pasar y qu√© no, muchas veces nos lleva a vivir situaciones destructivas de ansiedad.
  • Necesitamos recuperar el olfato, el o√≠do y el gusto de nuestras emociones y darnos permiso para abandonar el miedo y la inseguridad.

Corremos el riesgo de saborear la sensación de priorizarnos, a considerarnos lo más importante en la vida cotidiana y alimentarnos como merecemos, sin demasiadas cadenas, prisiones o reticencias.

8. Elogiarse a uno mismo de vez en cuando es una buena idea

El autoelogio es necesario y muy √ļtil para aumentar la autoestima. Sin embargo, debe prestar atenci√≥n a un peque√Īo matiz: no debemos elogiarnos a la ligera o exageradamente, sino solo cuando hemos hecho algo bien, algo de lo que estamos realmente orgullosos.

  • ‚ÄúHoy pude decirle a esa persona que no voy a ir a su fiesta de cumplea√Īos‚ÄĚ ‚Üí Estoy orgullosa de mi misma porque soy capaz de ser consecuente con lo que quiero y lo que hago.
  • ‚ÄúHoy me siento bien conmigo mismo porque pude llevar a cabo mi objetivo a pesar de que nadie ten√≠a fe en m√≠‚ÄĚ.

9. Prémiate cada día, te lo mereces

Es posible que en la vida cotidiana dediques todo esfuerzo, pensamiento o energía posible a recompensar a los demás., para ayudarlos, para simplificarles la vida, para adaptarnos a sus programas, a sus expectativas, a lo que quieren de ti.

A la larga, este estilo de vida solo puede traerte una cosa: sufrimiento.

Entonces, queridos lectores, para mejorar su autoestima y comenzar a ver cambios reales en un mes, aprendan a recompensarse todos los días de diferentes maneras:

  • Date un tiempo solo para ti.
  • Sal a pasear, a correr, a pasear en plena naturaleza.
  • Ofr√©cete una taza de caf√© e inicia un di√°logo interno en el que determinar cu√°les son tus prioridades.
  • Reg√°late un libro, una peque√Īa escapada, una hora de silencio y soledad.
  • Recomp√©nsate todos los d√≠as siendo consecuente con tus deseos y acciones.
  • Reg√°late gente bonita en la vida y deja de lado las que te incomodan, las que te ponen espinas en la autoestima.

En conclusión, somos conscientes de que reparar y sanar los fragmentos de una autoestima herida o rota lleva tiempo. Sin embargo, una empresa de este tipo necesita dos componentes fundamentales: voluntad y perseverancia. Poco a poco encontrarás una dimensión ideal en la que, a través de las distancias adecuadas y la confianza en ti mismo, podrás amarte un poco más, sin miedos, culpas ni preocupaciones. El camino para llegar a este punto es en sí mismo muy importante y satisfactorio.

Referencias bibliograficas

- Nathaniel Branden (2006), Los seis pilares de la autoestima. Mil√°n: T√Č

- Luis Rojas-Marcos (2008), Pero quién me creo. Autoestima. Nuestra fuerza secreta. Milán: Editorial Marco Tropea

Imágenes cortesía de Kathrin Honesta

A√Īade un comentario de 9 consejos para fortalecer la autoestima en un mes
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.