Valorar nuestras raíces para encontrarnos a nosotros mismos

Valorar nuestras raíces para encontrarnos a nosotros mismos

Pocas cosas afectan tanto al desarrollo personal y al autoconocimiento como aprender a valorar las propias raíces. Este recurso también puede servir como una estrategia de resolución de problemas.

Última actualización: 20 de febrero de 2021

Cada uno de nosotros toma diferentes caminos en el curso de nuestra vida. Bueno, sea cual sea el camino que tomemos, siempre partimos de nuestras raíces, las cuales determinan en parte la dirección que tomaremos y los objetivos que alcanzaremos. A través del tiempo, potenciar nuestras raíces puede ser de gran ayuda, porque favorece el autoconocimiento y el crecimiento personal.



Algunas personas huyen de sus raíces. Puede que no sepan que es un tesoro precioso.

Pero, ¬Ņqu√© significa potenciar nuestras ra√≠ces? Significa profundizar en el conocimiento de los lugares y las personas con las que crecimos. y quien nos form√≥; significa indagar en los valores y principios que sustentan nuestra cultura. Averig√ľemos m√°s.

Quizás estés buscando en las ramas lo que es visible solo en la raíz.

-Rumi-

Al dar valor a nuestras raíces, nos redescubrimos a nosotros mismos

Cuando valoramos nuestra cultura, aceptamos y reconocemos una parte fundamental e importante de nosotros mismos:

  • Creencias.
  • Valores y conciencia.
  • Comportamientos y actitudes.

Un poco a la vez, estos aspectos toman forma en nosotros y determinan parte de nuestra forma de ser a medida que crecemos.

Ahora, no heredamos exactamente todo de nuestra cultura nativa, incluso si es de donde venimos. Por eso, atribuirle valor significa reconocer abiertamente nuestros orígenes.

Las personas que forman parte de nuestro contexto también forman nuestras raíces. Nos educan con su comportamiento y con sus palabras. Nos muestran el mundo y cómo lidiar con él, pero también podemos contar con nuestros recursos personales. Así, una parte de lo que hemos vivido con ellos quedará en nosotros.



La forma en que resolvemos los problemas es, por tanto, explícita en nuestra cultura y en las personas cercanas a nosotros. Todo lo que hemos observado y recibido ha afectado a las personas que somos ahora.

Valorar nuestras raíces significa reconocer que de ellas depende la persona que somos hoy.

Aprendemos de nuestras raíces

Estar abiertos a la puesta en valor de nuestros orígenes no significa estar de acuerdo con todo lo que representan. No olvidemos que cada uno de nosotros vive la vida a su manera y que a medida que crecemos aprendemos a elegir.

Si queremos acercarnos a nuestras raíces para saber qué tienen que decir sobre nosotros y cómo nos afectan, podemos empezar centrándonos en los valores y principios fundamentales de nuestra familia y cultura. De esto podemos sacar grandes lecciones (positivas o negativas), que podrían ayudarnos a tomar decisiones.

De hecho cuando tenemos que afrontar momentos difíciles, es cuando más nos cuesta recordar lo que nos han transmitido nuestras raíces. De alguna manera las dificultades mueven nuestro universo emocional y esto muchas veces nos devuelve a aquellos momentos del pasado en los que nos sentimos bienvenidos o en los que nos enfrentamos a una situación similar y supimos cómo solucionarla.

Valorar nuestras raíces para saber en qué dirección movernos

Las ense√Īanzas que nos dejan nuestras ra√≠ces pueden ayudarnos a entender qu√© direcci√≥n tomar en diferentes momentos de nuestra vida. Tambi√©n nos ayudan a decidir c√≥mo llegar a los diferentes destinos.


Es más fácil centrarnos en nuestros objetivos si valoramos de dónde venimos.


Valorar nuestras ra√≠ces es una manera de conocernos a nosotros mismos, que puede ser muy √ļtil para conseguir los objetivos que nos hemos propuesto. Esto se debe a que saber qui√©nes somos puede ayudarnos a tomar una decisi√≥n en momentos dif√≠ciles, porque sabemos que nos conocemos.


Conocerte a ti mismo te ayuda a predecir tus reacciones ante situaciones adversas.

Bueno, es importante tener en cuenta que no todo lo que nos ense√Īan nuestras ra√≠ces es necesariamente importante o positivo. Cada uno de nosotros es capaz de asimilar las ense√Īanzas positivas y √ļtiles para descartar las negativas y da√Īino


Dar importancia a las ense√Īanzas que nos han dejado nuestros or√≠genes no significa aceptar todo lo que de ellas emana, sino reconocer y saber tomar lo bueno, conscientes de que incluso lo que no apreciamos es una lecci√≥n de vida.

Valorar nuestras ra√≠ces es un camino a trav√©s del cual podremos descubrir mucho m√°s sobre nosotros mismos. Despu√©s de todo, tambi√©n significa emprender una b√ļsqueda personal. Es decir: nuestros or√≠genes son parte de nosotros, por lo que conocerlos significa acercarnos a lo que somos hoy.

Audio vídeo Valorar nuestras raíces para encontrarnos a nosotros mismos
A√Īade un comentario de Valorar nuestras ra√≠ces para encontrarnos a nosotros mismos
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.