El poder terapéutico del diálogo interior

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

El poder terapéutico del diálogo interior

El diálogo interior influye en la forma en que percibimos los acontecimientos que nos rodean y reaccionamos ante ellos. Te invitamos a reflexionar sobre cómo hacer que la comunicación contigo mismo funcione a tu favor. 

Última actualización: 20 de junio de 2021

El diálogo interior es un medio para hablarnos a nosotros mismos en la vida cotidiana y genera los pensamientos a los que luego damos voz. ¿Somos capaces de expresar a los demás lo que pensamos, lo que nos pasa por la cabeza? En realidad no: tenemos la tendencia a filtrar nuestras comunicaciones, en forma y contenido.



Aquí hay un ejemplo simple: un hombre nos para en la calle tratando de vendernos algo, y de una manera amable le decimos "lo siento, no me importa". Dentro de nosotros, en realidad, el pensamiento es "quién sabe cuántas veces ha tenido que soportar las groserías de los transeúntes", "está vestido de manera inapropiada", "tengo prisa y no tengo tiempo para alto", "Le diré que no con una sonrisa".

El diálogo interno (comúnmente conocido como "pensamiento") no es más que una conversación que entablamos con nosotros mismos. y eso afecta enormemente la forma en que nos relacionamos con el mundo. Pero también la forma en que nos tratamos a nosotros mismos.

Como vemos, la dinámica de nuestro diálogo interior condiciona la forma en que enfrentamos los conflictos y obstáculos. ¿Cómo estás acostumbrado a dirigirte a ti mismo? ¿Qué criterios de evaluación reserva para usted y para los demás? ¿Son negativos o positivos?

en las siguientes lineas hablaremos del poder terapéutico del diálogo interior y algunos factores importantes a tener en cuenta.

¿En qué consiste el diálogo interior?

Vygotsky y Bakhtin interpretaron el diálogo interno como herramienta interna subjetiva de relación y comunicación con uno mismo. Este lenguaje se establece en la primera fase de la vida.



En los primeros años del niño, la comunicación es abierta y desprovista de casi cualquier filtro. Poco a poco, el niño aprende a crear un diálogo consigo mismo.

Según Vygotsky, el diálogo externo es el que usamos para dirigirnos a los demás, mientras que el diálogo interno se dirige a nosotros mismos. Según el autor, es la experiencia de hablar internamente en silencio; lo define como un lenguaje sin sonido, un pensamiento verbal.

“Tendrá que aprender a dirigirse a sí mismo con cariño, así vivirá mejor y más tiempo. Porque una visión positiva y optimista de la vida proviene del lenguaje interior".

-Rojas-

¿Define nuestra persona?

Luis Rojas, médico psiquiatra y autor de La palabra justa. Comunicando mejor para vivir mejor, dice: “los pensamientos son parte de nuestra dinámica diaria, de lo que decimos y juzgamos y cómo lo hacemos. A veces no prestamos suficiente atención a esos monólogos internos, cuyo poder puede ser destructivo o altamente positivo”.

En otras palabras, el diálogo interior influye en la forma en que percibimos lo que sucede a nuestro alrededor e, indirectamente, en nuestra reacción.

Si pensamos y nos decimos que el mundo es malo porque “soy un inútil”, es probable que ya no tengamos dificultades para superar los obstáculos que se nos presenten.

Tener pensamientos negativos afecta la forma en que actuamos y nos comportamos. Además, estos pensamientos están tan arraigados que son difíciles de contrarrestar.

“Estoy convencido de que hablar es la actividad humana natural más eficaz para proteger una sana autoestima, gestionar la propia vida, aprovechar al máximo la convivencia y las relaciones afectivas y estimular los dispositivos naturales que facilitan nuestro bienestar físico, mental y social. "


-Rojas-


El poder terapéutico del diálogo interior

La forma en que nos hablamos a nosotros mismos afecta la forma en que percibimos el mundo. El profesor Ethan Kross de la Universidad de Michigan ha realizado una serie de experimentos al respecto.


Llegó así a la conclusión de que las personas que hablan positivamente de sí mismas tienen más probabilidades de éxito, tienen más confianza y son percibidos como más felices.

Como vemos, el diálogo interno puede tener efectos positivos y negativos dependiendo de cómo lo abordemos. Esto explica por qué en terapia trabajamos precisamente la comunicación interior en un intento de cambiar nuestra forma de pensar para generar un mayor bienestar personal.

“El diálogo interior tiene un poder terapéutico importante: hablarse a uno mismo desde una perspectiva positiva, intentar examinar lo que nos pasa, intentar comprender nuestro funcionamiento intrínseco, produce un efecto terapéutico”.


Finalmente, subrayamos la importancia del diálogo interior ya que afecta a nuestro bienestar. Te invitamos, por tanto, a examinar cómo te diriges a ti mismo ya estudiar sus efectos. Este es el primer paso para evitar convertirse en el peor enemigo de uno mismo.

Añade un comentario de El poder terapéutico del diálogo interior
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.