Motivación en el trabajo: 6 técnicas

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Motivación en el trabajo: 6 técnicas

Última actualización: 04 septiembre, 2020

La motivación en el trabajo es un aspecto importante en el desarrollo de nuestra vida profesional. Aunque en teoría este elemento siempre debería estar presente, en realidad, con demasiada frecuencia no lo está.

Afortunadamente, sin embargo, la motivación es un área psicológica en la que puedes trabajar haciendo algunos cambios.

Pensamos en el hecho de que nuestras emociones juegan un papel importante en el desempeño de nuestras funciones en el lugar de trabajo; se trata de emociones que a su vez también están vinculadas al concepto de motivación.



desafortunadamente existe un alto porcentaje de trabajadores que no se sienten realizados y satisfechos con el trabajo que realizan y este es sin duda uno de los factores que más debilita su motivación en el trabajo.

Técnicas de motivación laboral. 

El uso de técnicas de motivación permanente nos permitirá saber qué tipo de trabajo queremos más, cómo podemos adaptar nuestro trabajo actual a nuestras preferencias y cómo motivar a los compañeros y conseguir que realicen sus tareas.

1. Insertar correctamente al trabajador en su entorno de trabajo

Una correcta inserción del trabajador en su ambiente de trabajo implica la asignación del lugar idóneo para sus conocimientos y habilidades. Los mejores valores que puede poseer un trabajador son la confianza y la autonomía en el desempeño de su trabajo.

Esta autonomía también promueve un mayor compromiso por parte del trabajador, quien podrá autoevaluarse y sentirse estimulado a usar sus habilidades para buscar soluciones a los problemas cotidianos.

Al aplicar este principio, le damos al trabajador un lugar específico, lo que generará un ambiente emocional que puede favorecer su desarrollo.



2. Establecer un buen plan de prevención de riesgos laborales

El plan de prevención de riesgos laborales y promoción de la salud debe ser parte integral de la empresa, no como acciones externas, sino como parte de una perspectiva basada en el confort y la reducción de los niveles de estrés. Obviamente sin olvidar la higiene y otros factores más relacionados con la protección de riesgos.

Siguiendo este principio, se protege la salud y la seguridad del trabajador, creando un entorno físico seguro y confortable en el que desempeñar sus funciones de la mejor manera posible.

3. Establecer recompensas e incentivos

Uno de los factores que la psicología asocia con un buen nivel de autoestima, con una mayor capacidad de estar disponible para los demás, de ofrecer lo mejor de uno mismo y de amar lo que haces es el reconocimiento.

Como seres sociales, necesitamos que los demás nos aprecien, nos reconozcan y el resultado de nuestro esfuerzo. Y entonces Es importante reconocer el trabajo bien hecho, ya sea individual o grupal.

Si se usan de la forma adecuada (cuidado, porque si se usan incorrectamente pueden ser contraproducentes), los incentivos pueden aumentar la motivación en el trabajo y, por tanto, el rendimiento del empleado. Estos incentivos no tienen por qué ser necesariamente de carácter económico: en este sentido existen numerosas ideas y soluciones, como vales regalo, entradas gratuitas para eventos, la posibilidad de recibir una formación altamente especializada y diferenciada, etc.

4. Beneficios sociales asociados al trabajo

Por beneficios sociales entendemos el hecho de que una parte de los ingresos del trabajador se proporcione a través de servicios y beneficios gratuitos que le permitan enfrentar mejor las dificultades de la vida diaria: seguros médicos o dentales, seguros de vida, fondos de pensiones, servicios como guardería, vales de comida, ayudas escolares, etc.



En los años de crisis económica en los que los salarios se han estancado, muchas empresas han implantado el sistema de prestaciones sociales para compensar la pérdida del statu quo de las familias.


Este tipo de ayudas también son muy apreciadas por los trabajadores, especialmente en momentos de dificultad económica, cuando el acceso a estos recursos es más limitado.

5. Forjar un vínculo con compañeros y/o empleados

Un buen líder debe tener un cierto nivel de confianza con los empleados para dirigirlos mejor, cuidando su bienestar personal. Pero este interés debe ser sincero, fruto de una relación basada en la confianza y la confianza.

6. Mejorar el desarrollo de la actividad profesional

Lamentablemente, muchos trabajadores realizan su trabajo sin tener objetivos claros, sin contar con las herramientas necesarias, o con poca planificación y apoyo por parte de la empresa. Preocuparnos por lo que necesitamos para obtener resultados, o simplemente preguntarnos de vez en cuando qué podemos hacer para mejorar nuestro ambiente de trabajo u optimizar nuestro tiempo, son acciones muy sencillas que pueden mejorar nuestro rendimiento y el de los demás.


Estos principios sirven para recordarnos que las personas necesitan sentirse apoyadas para realizar de la mejor manera posible las tareas que se les encomiendan. Ofrecer un apoyo adecuado significa retroalimentar a los trabajadores, lo que les permitirá mejorar y aumentar su motivación en el trabajo y su eficacia.

Añade un comentario de Motivación en el trabajo: 6 técnicas
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.