Vitamina C y tumores


La vitamina C (ácido ascórbico) es una molécula soluble en agua que realiza numerosas funciones de hidroxilación coenzimática; Entre todas sus características metabólicas, la vitamina C parece combatir eficazmente la propagación de radicales libres, gracias a una acción antioxidante muy importante.


Prevención de cáncer

La lucha contra los radicales libres y la reducción de la oxidación molecular contribuyen a determinar las características anticancerígenas de la vitamina C. En particular, el ácido ascórbico parece contrarrestar eficazmente la acción nociva del peróxido de hidrógeno (H2O2), favoreciendo la conservación celular y reduciendo la probabilidad de transformación neoplásica. .
Parece que la función inmunoestimulante de la vitamina C también contribuye a la prevención de algunas formas de tumores; Diversas investigaciones han demostrado que en muchos casos el principal agente causante de la mutación neoplásica es la infección viral por algunos patógenos denominados "virus transformantes". Además, dado que muchas formas de tumores están sujetos a ulceración, aumentando el riesgo de contaminación bacteriana, se recomienda la administración farmacológica de vitamina C debido a su función antibiótica de amplio espectro.


Tratamiento para el c√°ncer

En algunos experimentos que se remontan a mediados del siglo XX, la vitamina C ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de los tumores de vejiga; lamentablemente, el resultado del estudio se anuló debido a algunas deficiencias metodológicas y de aplicación. En definitiva, la muestra de investigación ha mostrado notables mejoras tras la administración de vitamina C ASOCIADA a la farmacoterapia convencional, pero la imposibilidad de establecer su eficacia real INDEPENDIENTE de otras terapias ha desacreditado totalmente la fiabilidad de los resultados.


Más tarde, en 1970, Linus Pauling y sus colegas administraron altas dosis de vitamina C (10 gramos por día por vía intravenosa, seguidos de al menos 10 gramos por vía oral) a pacientes con cáncer en fase terminal; finalmente, esta terapia ha demostrado su utilidad para aumentar el tiempo de supervivencia y mejorar la calidad de vida.
La administración farmacológica de vitamina C parece tener un efecto beneficioso sobre la regresión tumoral, pero los resultados son diferentes entre los diferentes tipos de tumores, el estadio y la muestra de investigación.


Es recomendable seguir investigando los mecanismos que favorecen la terapia antitumoral de la vitamina C, pero también para asegurar que la administración intravenosa de ácido ascórbico no afecte negativamente la funcionalidad de los demás órganos vitales.


Bibliografía:

  • Il libro complete delle vitamine - G. Noferi L. Draghi - Demetra - cap.87 - pag. 328: 337
  • ID Podmore, HR Griffiths, KE Herbert, N. Mistry, P. Mistry y J. Lunec (9 de abril de 1998) - La vitamina C exhibe propiedades prooxidantes - Nature 392 (6676) - DOI: 10.1038 / 33308. PMID 9560150.
  • Q. Chen, MG Espey, MC Krishna, JB Mitchell, CP Corpe, GR Buettner, E. Shacter, M. Levine - Las concentraciones farmacol√≥gicas de √°cido asc√≥rbico matan selectivamente las c√©lulas cancerosas: acci√≥n como prof√°rmaco para administrar per√≥xido de hidr√≥geno a los tejidos - Molecular y Secci√≥n de Nutrici√≥n Cl√≠nica, Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, Institutos Nacionales de Salud, Bethesda, MD 20892, EE. UU.
  • E. Cameron, L. Pauling - C√°ncer y vitamina C: una discusi√≥n sobre la naturaleza, las causas, la prevenci√≥n y el tratamiento del c√°ncer con especial referencia al valor de la vitamina C (Camino Books) - ISBN 0 -940159-21-X.

Audio vídeo Vitamina C y tumores
A√Īade un comentario de Vitamina C y tumores
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.