Dieta Toxoplasmosis

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias

toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria causada por Toxoplasma gondii. En los seres humanos adultos, estas infecciones generalmente no causan síntomas particulares; A veces, puede ocurrir una enfermedad leve similar a la gripe, caracterizada por dolores musculares y linfadenopatía, que duran aproximadamente de 2 a 8 semanas (muy raramente, aparece una discapacidad ocular).

En personas inmunodeprimidas, pueden aparecer síntomas graves, como convulsiones y dificultad para la coordinación.

Si la infección ocurre durante el embarazo, el feto puede contraer el llamado toxoplasmosi congénita y permanecen gravemente (e irreversiblemente) comprometidos.
La dieta y la higiene general son los factores más importantes para la prevención del contagio. La enfermedad rara vez se transmite por transfusiones de sangre y no puede transmitirse de otra manera.



El parásito solo se reproduce en gatos; sin embargo, puede infectar a la mayoría de los animales de sangre caliente, razón por la cual sus quistes se pueden encontrar en diversas carnes comestibles.
El diagnóstico se realiza mediante análisis de sangre (referido a anticuerpos) o, en la gestante, comprobando la presencia de ADN parásito en el líquido amniótico. En personas sanas, generalmente no se necesita tratamiento; durante el embarazo, por otro lado, se pueden utilizar fármacos como espiramicina o pirimetamina / sulfadiazina y ácido folínico.
La mitad de la población mundial (más en los países en desarrollo) está infectada por Toxoplasma gondii y no muestra síntomas; Desafortunadamente, cada año se diagnostican alrededor de 200.000 casos de toxoplasmosis congénita.

Alimentos y contagio

Un estudio de casos y controles multicéntrico europeo concluyó que el consumo de carne cruda y poco cocida es el principal fuente de contagio durante el embarazo, mientras que el contacto con suelo contaminado contribuye a una tasa mucho menor de infecciones.




La infección por toxoplasmosis puede desarrollarse de varias formas:

  • Comer alimentos crudos o poco cocidos contaminados con quistes de Toxoplasma gondii (o leche cruda que contiene taquizoítos);
  • Para exposición oral a las heces de gatos infectados.
  • De madre infectada a hijo durante el embarazo.
  • Para trasplantes de órganos o transfusiones de sangre de donantes positivos para toxoplasma.

Los dos primeros son las infecciones alimentarias y fecal-bucales, que se presentan principalmente en las siguientes circunstancias:

  • Ingestión de carne cruda o insuficientemente cocida. No es de extrañar que la prevalencia de infecciones afecte a los países donde se acostumbra consumir carne que no ha sido sometida a tratamiento térmico (o poco cocida).
    Los quistes tisulares también se pueden ingerir poniendo las manos a la boca mientras se procesa el producto o usando cuchillos contaminados, varios utensilios y tablas de cortar.
  • Ingestión de frutas o verduras sin lavar que hayan entrado en contacto con suelo contaminado con heces de gatos infectados (por ejemplo, productos de su propio jardín).
  • Ingestión de desechos fecales de gato contaminados a través de la transmisión de la mano a la boca (por ejemplo, al comer un refrigerio mientras trabaja en el jardín o después de limpiar la caja de arena o después de tocar la arena en la que un gato ha defecado previamente).

Dieta preventiva

La dieta para prevenir la toxoplasmosis Afecta principalmente a mujeres embarazadas que, si se infectan, pueden transmitir el parásito al feto y enfermarlo gravemente.


La toxoplasmosis congénita contraída en las primeras semanas de gestación se asocia con muerte fetal y aborto y, en los supervivientes, se acompaña de déficits neurológicos, déficits neurocognitivos y coriorretinitis.


Si la madre ya ha contraído toxoplasmosis, se considera que tiene menos riesgo, ya que ya tiene los anticuerpos específicos y ya no debería enfermarse gravemente.
En el caso de que la mujer nunca haya enfermado de toxoplasmosis, las reglas dietéticas preventivas más importantes para afrontar un embarazo son:

  • Abastecerse de los alimentos más seguros posibles.
  • Trabajar los alimentos de forma higiénicamente correcta.
  • No limpie la caja de arena del gato y lávese bien las manos antes de llevarse comida a la boca.

Precauciones para reducir la posibilidad de contraer toxoplasmosis

  • Evite el consumo de carnes y embutidos crudos o poco cocidos (por ejemplo, embutidos y jamón crudo).
  • Cocine bien la carne y los platos congelados ya preparados.
  • Lave bien las frutas y verduras (incluidas las ensaladas preparadas) antes de manipularlas y consumirlas.
  • Proteja la comida de moscas y otros insectos.
  • Use guantes de goma para manipular carne cruda de cualquier tipo o para lavar verduras.
  • Evite el contacto con las membranas mucosas después de manipular carne cruda.
  • Lave las superficies, los utensilios de cocina y las manos que hayan estado en contacto con carnes, aves, pescados, frutas y verduras crudos con agua y jabón.
  • Use guantes de goma para manipular la tierra (por ejemplo, jardinería) y cualquier otro material potencialmente contaminado con heces de gato.
  • Si hay un gato en la casa, no es necesario que lo alejes, pero es recomendable limpiar la caja de arena a diario. Si es posible, confíe esta tarea a otros y en cualquier caso utilice siempre guantes de goma. Alimenta al gato con alimentos cocidos o enlatados. No traigas otros gatos a la casa. Evite el contacto con gatos callejeros.

Además, Toxoplasma gondii puede eliminarse de la dieta por varios métodos:



  • Nunca beba agua no potable; los pozos están potencialmente sujetos a contaminación por aguas negras, ricas en cualquier tipo de patógeno (incluido Toxoplasma gondii)
  • Evite manipular alimentos que puedan contener quistes (carne cruda y leche cruda de cabra y oveja).
  • Lave las frutas y verduras (solo potencialmente contaminadas en el exterior).
  • Cocine las hortalizas de la cabeza (que, además de crecer en el suelo, son más difíciles de limpiar).
  • Elija solo carne de granja (elimine temporalmente la caza y la carne de los animales criados en casa).
  • Triturar la carne o congelarla a -20 ° C durante al menos 15 días.
  • Cocine la carne (alcanzando al menos 66 ° C en el centro del alimento).
  • Utilice solo leche envasada, ya que se trata térmicamente.
  • No compre quesos elaborados con leche cruda, especialmente de pequeñas empresas o, peor aún, a nivel de casa.
  • Evite las carnes en conserva crudas (salami, chorizo, jamón, speck, lomo, panceta, capocollo, bresaola, etc.); Se cree que una larga curación y el tabaquismo pueden eliminar los quistes del parásito pero, dado el peligro del organismo durante el embarazo, es mejor evitarlos.

Carne infectada: ¿cuál?

Los animales más afectados por esta contaminación son: cerdo, cordero y caza. Entre los diversos tipos de ganado criado, las tasas más altas de infección son: cerdos, ovejas, cabras y pollos.

El ganado bovino puede estar contaminado por el patógeno pero su organismo es capaz de curarse por completo (eliminándolo con las heces en unas pocas semanas); Los quistes de la carne son muy raros. Los caballos, por otro lado, generalmente se consideran resistentes a la infestación, pero esta no es una regla irrefutable.
Aunque Toxoplasma gondii tiene la capacidad de infectar prácticamente a todos los animales de sangre caliente, las tasas de susceptibilidad e infección varían mucho entre las especies, con respecto al hábitat o la reproducción, la dieta y muchos otros factores.
En particular, las condiciones higiénicas y las técnicas agrícolas parecen tener un gran impacto en el riesgo de contaminación. Por ejemplo, los animales que se mantienen al aire libre tienen más riesgo de infección que los que se crían en interiores o en confinamiento parcial.
Gracias a la falta de exposición al exterior, incluso los pollos criados en confinamiento generalmente no están infectados con el parásito, mientras que los que se crían en libertad o al aire libre son mucho más susceptibles a la enfermedad; por otro lado, también sabemos que el confinamiento excesivo puede provocar otro tipo de patologías, como las bacterianas y virales.
Las carnes para consumir cocidas representan los alimentos menos riesgosos en comparación con los demás (especialmente las aves). Sin embargo, no olvidemos que de determinados animales (cerdos y ovejas, algunos de los cuales pertenecen al grupo de caza) es posible obtener preparaciones en conserva crudas, como: jamón, culatello, speck, lomo, panceta, salami, chorizo, etc. .
Los quistes tisulares rara vez se encuentran en el búfalo o la carne de res, que se considera un alimento de bajo riesgo para los parásitos.

Dieta del Gatto y Toxoplasmosis

El riesgo de contagio por toxoplasmosis aumenta:

  • A medida que disminuyen las condiciones higiénicas.
  • Con el consumo de carnes de dudosa salubridad.
  • En presencia de comportamiento inapropiado y con exposición a heces de gato infectadas.

En primer lugar, es necesario precisar que, por sí sola, la presencia de un felino doméstico NO aumenta el riesgo de padecer la enfermedad. De hecho, si el animal es de tipo doméstico, mientras aumentan las posibilidades de contacto, las posibilidades de que el gato se enferme disminuyen.
La tasa de infección en los gatos varía mucho según la dieta y el estilo de vida que lleven. Los salvajes que buscan comida tienen más probabilidades de infectarse que los domésticos. La prevalencia de Toxoplasma gondii en gatos depende principalmente de la disponibilidad de animales infectados, como pequeños mamíferos (ratones y ratas) y aves, que generalmente son abundantes en la zona.
Después de contraer la enfermedad, los gatos excretan el patógeno en sus heces durante varias semanas. En la excreción, estos generalmente no son contagiosos durante al menos 24-48 horas, es decir, hasta que los quistes maduran y se vuelven patógenos; estos pueden sobrevivir en el medio ambiente durante más de un año.



Otros artículos sobre 'Toxoplasmosis: dieta para prevenirla'

  1. Medicamentos para tratar la hepatitis B
  2. Epatita B
  3. Hepatitis B: diagnóstico y tratamiento
Audio vídeo Dieta Toxoplasmosis
Añade un comentario de Dieta Toxoplasmosis
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.