Trabajar con el público: reglas esenciales

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Trabajar con el público: reglas esenciales

Para quien trabaja en una empresa o como freelance existen algunas habilidades que pueden ayudarlo a relacionarse con los demás facilitando así el logro de metas.

Última actualización: 12 marzo, 2021

Trabajar con el público requiere habilidades y destrezas que se pueden desarrollar independientemente del potencial inicial de uno.

Bella presencia, empatía y dialéctica forman la base para desarrollar un ambiente de trabajo positivo cuando nuestra ocupación requiere trabajar con el público. Independientemente del sector de actividad, se crea una interacción personal que presenta elementos precisos.



La idea general sobre la amabilidad requerida para trabajar con el público es bastante vaga: altas habilidades sociales y habilidades de resolución de problemas para brindar un servicio al cliente excelente, resolutivo y personalizado.

Elementos necesarios para trabajar con el público

Habilidades de comunicación

Las habilidades de comunicación difieren mucho de creencia popular de que consisten en una buena dialéctica. Este último concepto está más ligado a la charlatanería, cualidad que ya no se utiliza en el ámbito laboral y uno de los peores enemigos de quienes pretenden trabajar en contacto con el público.

Las habilidades comunicativas son herramientas muy efectivas en cualquier ámbito de nuestra vida que se vuelven aún más valiosos para el desempeño laboral donde se necesita interacción social. La más importante es la llamada escucha activa.

La información transmitida debe ser clara y congruente con el lenguaje no verbal. El tono y el volumen deben estar acordes con el contenido del mensaje, pero también con el lenguaje del cuerpo. Saber cómo mantener el contacto visual es una habilidad que mejora con la experiencia e indica un interés genuino.


Empatía

La empatía es una cualidad muy preciada en las obras en contacto con el público. Por otra parte, no hay nada peor que una persona que no puede ser comprensiva, por lo tanto, a los que es imposible identificar las verdaderas necesidades de un cliente.


En el ámbito profesional, la empatía se sustituye por la confianza, que adquiere naturalidad a través de una buena dosis de empatía. Ponerse en el lugar del cliente es la forma más rápida y eficaz de ayudarle de forma correcta y profesional.

Cualquiera que tenga años de experiencia trabajando con el público sabe que tratar a un cliente de la manera correcta no es tanto una mera cortesía, sino que significa comprender sus necesidades. Por ejemplo, será contraproducente adoptar un tono de voz incompatible con la disposición del cliente.

imagen personal

No hay una segunda oportunidad para una primera impresión., que no deja margen para la negociación. La presencia es una cualidad multifacética y todos sus aspectos son importantes. Si no se tiene en cuenta un aspecto, se corre el riesgo de devaluar todos los demás.

La buena presencia incluye la postura del cuerpo, la expresión facial, la vestimenta, la apariencia de las manos y el cabello, los zapatos, etc. En este sentido, nada debe dejarse al azar y el resultado debe ser natural, extremadamente limpio y fruto de la conciencia. Este es probablemente uno de los aspectos más complejos.

En este sentido, existen códigos de vestimenta y apariencia que se deben conocer y que no se deben pasar por alto en ningún momento. La imagen personal es uno de los activos más importantes a la hora de trabajar con el público.


Trabajar con el público, una habilidad peculiar

Independientemente del trabajo realizado y las habilidades requeridas, trabajar con el público implica una segundo nivel de habilidades interpersonales. Disfrutarlo mejora las oportunidades laborales, y por tanto la carrera profesional. Además de esto, te permitirá hacer tu trabajo de una manera más placentera y satisfactoria.


Una amplia gama de profesionales especializados pueden ayudar en este sentido. Los libros sobre el tema también pueden ayudar; sin embargo, debemos ir más allá del nivel teórico: de poco servirá conocer la noción de escucha activa si no la ponemos en práctica. Entonces, la teoría es importante, pero la práctica es más importante.

Añade un comentario de Trabajar con el público: reglas esenciales
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.