Gente abrazándose con los ojos.

Gente abrazándose con los ojos.

Gente abrazándose con los ojos.

Última actualización: 18 de febrero de 2022

Me gusta la gente que abraza con la mirada. Esas que, sin decir nada y cuando reina el silencio, son capaces de acompañar nuestros momentos más duros. Esas personas que, con el simple destello de su mirada, transmiten infinidad de emociones que nos ayudan a recoger los pedazos. Sin forzar, sin querer impresionar, pero con el único deseo de estar cerca de nosotros.


Gente cariñosa, mágica, con un gran corazón, tan grande que no se queda en el pecho. Expertos en sembrar calma y ayudar a volar, listos para brillar y contagiar a todos con su luz. Amigos del bien y de la esperanza, pero sobre todo del amor al prójimo.


Las personas que abrazan con la mirada no solo son encantadoras, son de admirar. Son un ejemplo a seguir y un tesoro a guardar.

 "El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad".

-Ludwig van Beethoven-

Gente que abraza con la mirada, gente mágica

Es encomiable la magia de esta gente, su facilidad para transmitir serenidad y en hacernos entender lo único que es cada momento con ellos. Son cariñosos, educados, respetuosos y dotados de una gran sensibilidad.

A pesar de su gran habilidad en saber abrazar con la mirada y en saber expresarse con lenguaje no verbal, sus palabras siempre llegan en el momento adecuado. Nunca dicen demasiado, ni demasiado poco. Las dan como semillas para hacer crecer en los demás una hermosa flor: la autoestima. Una flor que florecerá solo si quien la recibe sabe regarla y cuidarla.

Su magia consiste en la capacidad de obtener cosas extraordinarias desde la sencillez y la humildad, sin desvelar su secreto, que no es otro que su infinita sabiduría interior. Su gran estrategia es controlar el silencio para despertar sentimientos., curar heridas y enseñar a otros a hacer lo mismo. Pero también son capaces de aceptar la derrota, la tristeza y la desesperación. Su presencia es como un refugio porque ellos mismos son capaces de levantar una cúpula de calma y seguridad, utilizando el afecto para unir estos dos sentimientos.



“Hay gente mágica. Te aseguro que los he visto. Se esconden en todos los rincones del planeta. Disfrazados de gente normal. Ocultan su ser especial. Se comportan como los demás. Es por eso que a veces es tan difícil encontrarlos. Pero cuando los encuentras no hay vuelta atrás. No puedes deshacerte de su memoria. No se lo digas a nadie, pero se dice que su magia es tan poderosa que si te toca aunque sea una vez, se quedará contigo para siempre".

-Autor desconocido-

Especialistas en traer luz en los días oscuros

Las personas que abrazan con la mirada no solo se distinguen por su magia, sino también por la luz que las distingue. Una verdadera radiación de bondad, capaz de brillar a kilómetros de distancia y reconocible incluso con los ojos cerrados. por la gran intensidad y vibración interior que provoca.

Son especialistas en alegrar los días oscuros de los demás.. Esos días en los que no hay alegría, la motivación se va y la tristeza es la dueña. Estas personas no prometen arcoíris, ni exigen a los demás para ser felices. Simplemente escuchan, haciéndonos sentir escuchados, valorados y comprendidos. En una palabra, hacernos sentir amados.

Las personas que abrazan con la mirada saben escuchar porque saben que es una de las mejores estrategias para conectarse con los demás.

Estas personas dan luz a la oscuridad, pero no nos obligan a encender nuestra luz., porque saben lo importante que es afrontar los días oscuros. Son contagiosos. Están dotados de una gran paciencia y la capacidad de dar libertad y ser empáticos con las historias de los demás, hasta el punto de parecer de otro planeta.


Tienen una sensibilidad especial para conectar, generar confianza e interés en los demás. Basta con mirarlos a los ojos para averiguarlo. “Estoy aquí” y “no te preocupes” son expresiones frecuentes de su mirada. Son su marca y el apoyo de muchas personas.



Si hay una certeza sobre estas personas, es que a pesar de todo, nunca harían nada para evitar el crecimiento de otros. Por eso no se protegen demasiado ni intentan esquivar o huir, son más que la idea de que, una vez reconstruida, es la persona sola la que tiene que retomar el camino.

 â€œHay que mirar los detalles. Esparcen nuestra vida con guijarros que nos guían".

-Katherine Pancol-

Las personas que abrazan con la mirada son inolvidables. Necesitamos cuidarlos, darles nuestro tiempo y valorar lo que hacen. Porque aunque su cariño es infinito, ellos también necesitan ser escuchados. Cuidamos a quienes nos cuidan, porque se lo merecen y porque ellos también lo necesitan. Además, es la única manera de fortalecer nuestros lazos con ellos de manera indisoluble.


Gracias gente buena, gracias gente mágica. Gracias por brindarnos su compañía.

Añade un comentario de Gente abrazándose con los ojos.
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.