Carta a mi futuro yo

Quien soy
Robert Maurer
@robertmaurer
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias
Carta a mi futuro yo

Última actualización: 23 de diciembre de 2017

Le escribo esta carta a mi yo del futuro, porque estoy experimentando sensaciones que no me gustaría olvidar con el paso de los años. Quiero que mi futuro yo, cuando el tiempo haya pasado y se enriquezca con experiencias, retome esta carta y tome un tiempo para detenerse y reflexionar. Si no sabemos de dónde venimos o quiénes éramos, ¿cómo podemos saber a dónde vamos o qué queremos?



Solo le pido un descanso y una pequeña pausa para reflexionar...

Carta a mi yo del futuro: No quiero que olvides

Madre mía, no quiero que olvides todo lo que hoy te hace tan feliz, por eso te escribo, porque en la proyección infinita a la que apunta esta carta Espero que todos los días puedas irte a la cama con una sonrisa. Ya sea gracias a los amigos que tienes, el trabajo que haces, tu vida social, la pereza que vences para no dejar de luchar por lo que te gusta, tus aficiones, a las que espero no hayas renunciado o al menos no. en absoluto, y si lo hiciste, espero que sea porque encontraste mejores cosas que hacer.

Cuando leas esta carta, seguro que los recuerdos en los que te sumerjas serán muy alegres. Está bien, abrázalos fuerte, no dejes que el paso de los años cambie la emoción y la expresión de tu rostro. Retíralos y dales nueva vida. Mi deseo es que tu, Yo futuro, no te pierdas en amargas tentaciones y no te hagas pequeño ante las dificultades.

A futuro, en esta carta quiero contarte cuáles son mis sueños, las aspiraciones por las que me levanto y lucho cada día. Cuando lo leas, comprueba que obtuviste lo que querías; si no, sé inteligente, persevera si la fuerza y ​​la convicción aún te lo permiten, de lo contrario detente y atesora lo aprendido. Recuerda que una experiencia se convierte en un fracaso solo cuando tratamos de eliminarla, rechazando lo que podemos aprender de ella..



Pobre de mí ...

No quiero olvidar todo lo que siento hoy y tampoco quiero que lo olvides tú. Que esta carta sea la clave para recordar. Estoy escribiendo desde una fase feliz (ya que afortunadamente no siempre es la melancolía lo que me inspira a escribir). No olvides tus herramientas, todo lo que te llevó a donde estás ahora., aprovecha tu cofrecito de voluntad, pero no te excedas, porque significaría que estás haciendo algo que no te llena. Respira hondo y continúa: muchas de las nubes que oscurecen el horizonte no son reales.

No olvides que los proyectos necesitan tiempo, las personas necesitan tiempo, el trabajo necesita tiempo, eso eres tú quien domina tu tiempo y no al revés, como muchos creen. Conviértete en un maestro en esto y dale un sentido, no lo dejes pasar sin sentido, deja que el tiempo hable, deja que los momentos llenen de historias los relojes.

En esta carta están las aventuras que has vivido, lo que hoy te enorgullece de ti, pero sobre todo lo que te hace especial y diferente. Qué lo hace único. Mi futuro yo, quiero que siga siendo así. Y si no es así, si no estás sonriendo en este momento, detente y piensa: ¿qué quieres y adónde vas? No permita que convertirse en adulto secuestre al niño que hoy escribe parte de esta carta..

Te quiero a ti, mi futuro yo...

Quiero que tú, mi futuro yo, no olvides tus orígenes, y para esto escribo. Recuerda todo lo que hay detrás de ti. Además de ser agradecido, regocíjate en los que te rodean y en los que recorren el camino contigo.. Si en este momento estás recordando a alguien que estuvo allí, pero con quien has perdido el contacto, entonces llámalo, agradécele el lugar que ocupa en tu memoria y en tu sonrisa.



En esta carta a mi futuro yo está toda mi esencia llena de esperanzas y deseos, están mis ganas de seguir, mis ganas de no dejar de aprender. No quiero que se pierdan por el camino: si lo hicieron, hay que volver a encontrarlos, no podemos permitir que el viento dicte el destino.


Espero que tú, mi futuro yo, hayas podido crecer y adaptarte sin perderte en el camino. Quiero que le escribas otra carta a mi yo del futuro, haciendo aún más fuerte esta prueba de que los sueños existen y que vale la pena luchar para hacerlos realidad, imaginarlos, planificarlos, vivirlos, aunque no se hagan realidad. Viva.

Añade un comentario de Carta a mi futuro yo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.