Embarazo: manténgase alejado de la mammorexia

Embarazo: manténgase alejado de la mammorexia



Belén Rodríguez apareció en las redes sociales en espléndida forma 11 días después de dar a luz. Solo unas pocas semanas de recuperación para Ilary Blasi, Kate Middleton, Jessica Alba y muchas otras. Incluso la Junoesque Kim Kardashian tardó menos de un mes en perder 14 de los 31 kilos acumulados durante el embarazo y está trabajando para sacar los otros 17. Las estrellas son la escuela: llevan un embarazo que es una maravilla y poco después de dar a luz muestran de un vientre plano de envidia. La envidia es la de las mujeres comunes: si ya tienen algunos problemas con la báscula, se tarda un momento en deprimirse por los kilos de posparto. Por eso hoy hablamos mucho de mammoressia, un trastorno alimentario ligado a la obsesión por ponerse en forma de inmediato y perder peso incluso con un recién nacido de pocas semanas en brazos.




EL ESPECTRO DE ANOREXIA

Tambi√©n lo llaman "pregorexia", de la uni√≥n de las palabras inglesas mami, embarazo y anorexia. ¬ęHoy hablamos mucho de eso porque las estrellas imponen estos peligrosos modelos y los medios los glorifican. En realidad, el fen√≥meno siempre ha existido y afecta principalmente a aquellas mujeres que, incluso antes del embarazo, padec√≠an trastornos alimentarios, como la anorexia ‚ÄĚ, explica. Laura Bellodi, profesor titular de Psiquiatr√≠a y director del Centro de Trastornos de la Alimentaci√≥n del Departamento de Ciencias Neuropsiqui√°tricas del Hospital San Raffaele de Mil√°n. Las cifras ilustran un fen√≥meno real: seg√ļn el Estudio de cohorte de madres e hijos de Noruega, el 5% de las nuevas madres sufren pregorexia; el Instituto Nacional de Salud afirma que el 30 por ciento de las estadounidenses embarazadas no aumentan el peso m√≠nimo necesario para la salud del feto; El 7% de las futuras madres brit√°nicas, seg√ļn el Instituto de Salud Infantil de la UCL, admiten sufrir trastornos alimentarios.




QUIEN EST√Ā UTILIZADO A UNA DIETA NORMAL NO CAE EN LA TRAMPA

En el pa√≠s a√ļn no se ha registrado el fen√≥meno. ‚ÄúPero el riesgo sigue siendo moderado. Porque aunque es f√°cil desanimarse ante la envidiable silueta de una nueva madre vip en la televisi√≥n, quienes est√°n sanos no se rinden f√°cilmente a la mamorexia. Quiz√°s intenta comer poco y nada para volver a las filas de inmediato y perseguir a su modelo de belleza, pero luego no puede y por suerte retoma una dieta normal ‚ÄĚ, dice Bellodi. Tambi√©n es necesario distinguir entre mujeres que han sufrido anorexia en el pasado y aquellas que solo tienen una obsesi√≥n con la l√≠nea pero que nunca se han enfermado realmente.. ‚ÄúLos primeros, a diferencia de lo que se podr√≠a pensar, viven bien el embarazo: es la confirmaci√≥n de que su sistema reproductivo a√ļn est√° bien y tienen una especie de coartada para poder comer libremente‚ÄĚ, explica el m√©dico. ¬ęLos dem√°s, en cambio, viven los nueve meses con angustia, obsesionados con la l√≠nea. Sobre todo si se acercan a los 40 y los desequilibrios hormonales son m√°s fuertes ¬Ľ.


EN FORMA ESTO EST√Ā DE VUELTA

De hecho, si muchas estrellas muestran inmediatamente una forma perfecta despu√©s de dar a luz, hay una raz√≥n. Y deber√≠a servir de inspiraci√≥n para las futuras madres en lugar de una obsesi√≥n. Precisamente por el trabajo que hacen, estas mujeres controlan muy bien la l√≠nea y por tanto la nutrici√≥n ‚ÄĚ, explica la experta. "Durante el embarazo tienen mucho cuidado de ganar solo el peso necesario para la salud del feto. y no comer m√°s de lo que realmente necesitas. Esto significa que no acumulan grasa sino solo peso fisiol√≥gico relacionado con el beb√©, la placenta y los l√≠quidos. Para que nada se vuelva "gordo" y una vez posparto es muy f√°cil recuperar la forma sin realizar conductas peligrosas hacia la alimentaci√≥n en momentos delicados como el puerperio y la lactancia. Adem√°s, los ginec√≥logos de hoy tienen mucho cuidado en vigilar el peso de sus pacientes, precisamente para evitar los peligros, por el contrario, del sobrepeso. Basta seguir sus consejos para encontrar r√°pidamente la forma ‚ÄĚ.





A√Īade un comentario de Embarazo: mant√©ngase alejado de la mammorexia
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.