Dieta y Candida


Vea el video

  • Mira el video en youtube

La dieta contra candida tiene como objetivo prevenir la proliferaci√≥n excesiva de este microorganismo, priv√°ndolo de nutrici√≥n y fortaleciendo las defensas inmunol√≥gicas del organismo.



¬ŅQu√© es Candida?

Candida albicans es un hongo saprofito que se encuentra com√ļnmente en la cavidad oral, el tracto gastrointestinal y la vagina; el adjetivo saprofito enfatiza su capacidad de beneficiar al cuerpo humano sin da√Īarlo ni traer beneficios.

De hecho, la proliferación de cándida está controlada por el sistema inmunológico, por las bacterias probióticas que pueblan el intestino y por los lactobacilos de la flora vaginal. Sólo cuando estas defensas se ven socavadas por factores como el estrés severo, el uso de antibióticos y una higiene vaginal excesiva, la cándida adquiere connotaciones patológicas; en este caso hablamos de candidiasis, una enfermedad cuyas manifestaciones pueden afectar a la piel, la vagina, la piel y, en individuos inmunodeprimidos como el VIH positivo en estadio avanzado, a todo el organismo.


Una premisa importante

Muchos defensores de la medicina holística creen que el crecimiento excesivo de cándida en el intestino humano (candidiasis intestinal) es responsable de síntomas como depresión, mal humor, fatiga, pérdida de memoria, dolores de cabeza y un deseo excesivo de dulces.


Los mismos autores intentan remediar el problema mediante una serie de reglas diet√©ticas, √ļtiles para reequilibrar la microflora local y reducir la cantidad de estos hongos.

Estas reglas son la base sobre la que se construye la dieta candida, propuesta por primera vez al p√ļblico en general a trav√©s del libro The Yeast Connection: A Medical Breakthrough de Crook, WG, publicado en los Estados Unidos en 1983.

Antes de examinar los principios en los que se basa, comencemos por decir que no hay certeza sobre la utilidad de esta dieta y mucho menos sobre el vínculo entre los síntomas anteriores y la candidiasis intestinal.

Por otro lado, reducir excesivamente la variedad de alimentos consumidos no solo hace que la dieta sea monótona, demasiado restrictiva y, como tal, difícil de seguir, sino que también provoca, a la larga, importantes déficits nutricionales. Por este motivo, antes de emprender la dieta contra la cándida, es muy importante contactar con un experto en la materia, como un médico o un nutricionista.


Qué comer

Comidas que se deben evitar

Las reglas b√°sicas de cualquier dieta para derrotar a la c√°ndida requieren la eliminaci√≥n de az√ļcares, alcohol y alimentos ricos en levaduras y micotoxinas.

Por este motivo, en la parte superior de la "lista negra" encontramos sacarosa, frutas (tanto azucaradas como deshidratadas), la mayoría de los cereales, bebidas azucaradas y alcohólicas (en particular cerveza), alimentos ahumados o alimentos ricos en conservantes, cacahuetes, vinagre, pan (se permite el pan sin levadura) y quesos duros.

Alimentos √ļtiles

Por otro lado, la dieta c√°ndida favorece el consumo de yogur sin az√ļcar (como alimento rico en bacterias √ļtiles para la salud intestinal), formulaciones espec√≠ficas de probi√≥ticos y prebi√≥ticos, ajo, c√ļrcuma y diversos alimentos fermentados como el miso o el k√©fir.


Se permite pescado, huevos, carnes magras, aceite de oliva y otros aceites de semillas, arroz integral, algas y verduras (bien lavados).

suplementos

La dieta anticandida da mucho espacio a algunos suplementos, como los probi√≥ticos antes mencionados (especialmente bacterias del g√©nero Lactobacillus), prebi√≥ticos (FOS e inulina), √°cido capr√≠lico, √°cido s√≥rbico y sorbatos, y complementos a base de fibras solubles (pectina, goma guar, psyllium y semillas de lino).


Por su parte, la fitoterapia sugiere el uso de:

  • Algunos aceites esenciales (or√©gano, menta, tomillo y √°rbol de t√©), para tomar exclusivamente en forma de c√°psulas (si no se dosifican con cuidado son muy peligrosos);
  • Adapt√≥genos: inmunoestimulantes, como anquilostomas, pau d'arco y equin√°cea;
  • Coler√©ticos - colagogos, como c√ļrcuma o alcachofa, extractos carminativos, como hinojo, comino y an√≠s;
  • Antibacterianos, como el prop√≥leo y el rizoma seco de Hydrastis canadensis.

Duración de la dieta

La duración de la dieta cándida depende de la salud general del organismo, la gravedad de los síntomas y su duración; Al respecto, existen opiniones encontradas, pero las personas que responden con éxito a la terapia dietética dicen que es necesario seguirla durante al menos cuatro semanas antes de ver los primeros resultados. Para muchos otros se trata de meses.

Las elecciones de alimentos de las primeras semanas son particularmente rigurosas, tanto que la ingesta total de carbohidratos puede caer por debajo de los 60 gramos. Por supuesto, se deben tener en cuenta los factores anteriores, así como el sexo, la estructura corporal, la actividad física y el peso inicial del paciente.


También en estas etapas preliminares, puede suceder que los síntomas empeoren, tanto porque el cuerpo se está acostumbrando lentamente a la nueva dieta, como porque el cuerpo está "inundado" con las toxinas de los microorganismos moribundos.

A medida que mejoran los s√≠ntomas, la dieta anticandida puede volverse menos estricta, pero para evitar reca√≠das es bueno seguir moderando el consumo de az√ļcares simples y carbohidratos de √≠ndice gluc√©mico medio.

Otros artículos sobre 'Dieta y Candida'

  1. Candida: diagnóstico y terapia
  2. Candida
  3. Candida y candidiasis
  4. Candidiasis
  5. Medicamentos para c√°ndida
  6. Candida - Medicina herbaria, curas naturales
A√Īade un comentario de Dieta y Candida
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.