Adicciones que te hacen infeliz

Quien soy
Robert Maurer
@robertmaurer
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias
Adicciones que te hacen infeliz

Algunas adicciones, bien gestionadas, pueden contribuir a nuestro desarrollo personal. Otros, en cambio, nos impiden crecer. Es importante identificarlos y romperlos.

Última actualización: 28 de marzo de 2020

Las adicciones son una realidad del ser humano: todos, de alguna manera, dependemos de algo o de alguien. No son negativos per se, pero requieren atención. Es necesario modularlos, para que no interfieran con el camino elegido ni con el crecimiento personal. Hay, de hecho, algunas adicciones que te hacen infeliz.



Ciertas adicciones "razonables", si se manejan adecuadamente, son incluso saludables. Es, por ejemplo, la interdependencia con una pareja o miembros de la familia. En este caso es una necesidad, una reciprocidad que nos une de manera íntima y que sin limitar la libertad ni el crecimiento fortalece nuestro mundo emocional.

“Porque nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscarte. Nadie puede hacer por ti lo que tú mismo tienes que hacer. La existencia no admite representantes.”

-Jorge Bucay-

Otras adicciones, en cambio, nos hacen estancarnos, contribuyendo poco o nada a nuestro bienestar. En reversa, tienen el poder de hacernos perder el contacto con nuestra parte más profunda. En definitiva, nos ponen al servicio de algo o de alguien, sin hacernos crecer. Aquí hay 5 adicciones que te hacen infeliz.

5 adicciones que te hacen infeliz

1. Confía en las opiniones de los demás

Depender de las opiniones de los demás significa modelar nuestro comportamiento, nuestros gustos y deseos en el grado de aprobación de los demás. Esto significa que nuestro objetivo principal ya no es expresar quiénes somos, sino ser aceptados por los demás.

En esta lógica, las críticas adquieren un valor desproporcionado, se crea una herida emocional que condiciona profundamente. Los demás se convierten en un punto de referencia estable, no sólo en contadas ocasiones, sino para todo el proyecto de vida. Se trata una de las adicciones más corrosivas porque nos frena, nos aleja y nos vuelve serviles.



2. El miedo al abandono

El miedo al abandono es una profunda adicción. Afecta generalmente a quienes vivieron una situación de carencia o abandono en la niñez. Es un vacío que nada ni nadie es capaz de llenar y que muchas veces llevamos dentro, como una herida abierta.

El miedo al abandono suele ser inconsciente. Conduce a desarrollar un apego excesivo a aquellos que amamos.. Lo mostramos especialmente hacia nuestra pareja o amigos cercanos. El miedo a perder a estas personas nos vuelve posesivos y ansiosos.

3. La moda, una de las 5 adicciones que te hacen infeliz

La moda es un tema superfluo y poco interesante para muchos. A pesar de esto, pocas personas son capaces de distinguir sus gustos de los dictados de la moda. Las tendencias no solo se refieren a la ropa, sino también a los gustos personales, a los intereses e incluso a la ideología y la filosofía.

Muchos, por ejemplo, se preguntan si realmente el estilo de vida vegano es fruto de la reflexión y la convicción o si muchos de sus seguidores no se están fusionando simplemente en una tendencia. Este deseo de ser parte de la mayoría a veces conduce a la adicción.

No estar “dentro” es un asunto de gran preocupación para algunos de nosotros. Esto lleva, quizás, a alterar la propia identidad.

4. El aspecto físico

Otro mito que da forma a nuestra conciencia es el aspecto físico. Algunos de nosotros le damos una importancia exagerada y, por lo tanto, terminamos desarrollando una verdadera adicción a él. Llegan a creer que su valor como seres humanos está íntimamente ligado a su apariencia física..


Si es cierto que la apariencia tiene un gran peso en la sociedad actual, también lo es que se trata de un juego de luces y sombras a menudo efímero. La belleza abre sus puertas y conquista, sin embargo se detiene en la primera impresión. Depender de la apariencia física es lo mismo que depender de una ilusión.



Yo vendí

El dinero es una ilusión capaz de marcar profundamente. Generan adicción si a partir de ellos decidimos el valor de una persona. Tener dinero y no tenerlo es un presente dinámico en la vida de la mayoría de nosotros.. Son pocas las personas que mantienen una situación económica estable sin interrupción.

Depender del dinero significa creer que la felicidad está en el consumo. O pensar que cuanto más ricos somos, más valor adquirimos como seres humanos. Asimismo, no tener más significa haberlo perdido todo, incluso a uno mismo.


Estas 5 adicciones son altamente dañinas porque más que apoyarnos nos encadenan. Quitan más de lo que dan. Provocan alienación, nos alejan de nuestra parte más auténtica. Mejor pensemos en nosotros mismos como cometas: atado a un punto fijo, pero libre en vuelo.

Añade un comentario de Adicciones que te hacen infeliz
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.