Reinterpretando las circunstancias negativas

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias
Reinterpretando las circunstancias negativas

Los eventos negativos y adversos ocurren todos los días. Ante ellas solo tenemos dos opciones: dejarnos atrapar por la impotencia o repensar las circunstancias para empezar a afrontarlas.

Última actualización: 25 de junio de 2022

Winston Churchill dijo que "las cometas vuelan m√°s alto contra el viento, no con el viento a tu favor". Tal vez s√≠, tal vez deber√≠amos aprender a no decepcionarnos cuando la adversidad nos golpea de forma inesperada. ¬ŅPero como hacerlo? ¬ŅC√≥mo reinterpretar las circunstancias negativas cuando?



La literatura de autoayuda nos recuerda que los eventos adversos o simplemente desagradables nos hacen m√°s fuertes. Este enfoque casi siempre se basa en corrientes espirituales o budistas, pero incluso aquellos que no est√°n acostumbrados reconocer√°n que es esencial para superar las dificultades.

La clave es no quedar atrapado en el sufrimiento perpetuo. Todos podemos desarrollar habilidades adecuadas para hacer frente a las complejidades de la vida. Nadie es inmune al sufrimiento, en alg√ļn momento todos pasaremos por ese fat√≠dico.

Si utilizamos un enfoque mental relajado, equilibrado y orientado a la solución, tendremos más posibilidades de superar los días oscuros y los momentos grises que nos presenta la vida.

Cómo reinterpretar las circunstancias negativas

Los eventos desafortunados se convierten en problemas cuando los abordamos desde dos enfoques claramente equivocados. La primera es negar que la situación adversa exista o nos afecte. La segunda es obsesionarse con esa realidad y no poder apreciar o adoptar otras perspectivas y enfoques.

Como se√Īal√≥ Viktor Frankl, entre el est√≠mulo (problema) y la reacci√≥n hay un espacio intermedio que nos debe permitir elegir un tipo de respuesta.

Asimismo, existe otro hecho innegable: cuando nuestro entorno es especialmente dif√≠cil y adverso, es com√ļn sentir impotencia, ira y tristeza. Todas las emociones son leg√≠timas, pero es necesario encaminar el nudo emocional hacia una respuesta v√°lida y adecuada.



En otras palabras, debemos aprender a reinterpretar las circunstancias negativas. En los siguientes p√°rrafos vemos algunas estrategias √ļtiles en este sentido.

1. Reformulación del sesgo de negatividad: no todo es negativo ni será siempre negativo

El cerebro tiende a aplicar un sesgo de negatividad a casi todas las circunstancias. Este filtro mental nos dificulta hacer un juicio objetivo sobre la realidad y nos hace ver todo de forma problem√°tica.

Como nos dice el psic√≥logo y premio Nobel de econom√≠a Daniel Kahneman, tenemos una tendencia innata a priorizar los eventos negativos como mecanismo de reacci√≥n para asegurar la supervivencia. Es un sistema de alerta que nos ha sido √ļtil en el pasado, pero hoy en d√≠a suele ser muy da√Īino.

As√≠ lo recuerda el trabajo de investigaci√≥n realizado en la Universidad de Glasgow. Para nuestro cerebro, los aspectos negativos siempre tendr√°n m√°s relevancia que los positivos. Y esto puede hacernos caer en ideas como ‚Äúesto no tiene soluci√≥n, cada vez ser√° peor, es un desastre‚ÄĚ.

Es importante saber c√≥mo reacciona el cerebro ante los eventos negativos para poder tomar el control de nuestros pensamientos. Lo ideal es alimentar ideas como ‚Äúlo que pas√≥ no es agradable, pero no durar√° para siempre‚ÄĚ. . Conf√≠o en mis habilidades para resolverlo., tengo las herramientas para aceptar y afrontar esta experiencia‚ÄĚ.

2. Mente flexible: el cambio es parte de la vida

Para reinterpretar las circunstancias negativas hay que tener en cuenta un aspecto: a veces solo tenemos que aceptar el evento adverso. Nada mas. A veces no est√° en nuestras manos poder cambiar la realidad.


Es importante entender que los cambios son parte de la vida y que es necesario aceptarlos para iniciar una nueva etapa de vida. Solo podemos tener éxito si adoptamos un enfoque flexible, una mente abierta que no se estanca o lucha contra lo que no puede cambiar.


3. Comprensión relajada y centrada (control de emociones negativas)

Cuando el destino nos presenta algo que no esper√°bamos y que crea confusi√≥n, es com√ļn quedar inmersos en el laberinto de las emociones negativas. Es habitual probarlos en un momento concreto, pero no tienen por qu√© convertirse en una constante en nuestra vida.

Es fundamental eliminar de nuestra mente dimensiones como la culpa, la ira o la frustración. Solo una mente relajada es capaz de discernir soluciones más innovadoras a los desafíos.


4. Buscar ayuda para reinterpretar las circunstancias negativas

Cuando la vida se vuelve gris, recordamos que no estamos solos. Evitamos el aislamiento, no hablamos del problema para no sentirnos mal ni escondemos lo que duele para no llamar la atención. No son buenas soluciones a los problemas.

Si desea replantear efectivamente las circunstancias adversas, se recomienda que busque apoyo. Compartir tiempo con personas importantes y desahogar pensamientos, emociones y necesidades.

5. Decisión y proactividad: la pasividad nos detiene donde todo duele

Nadie elige las circunstancias negativas a las que se enfrentar√°, pero tenemos la oportunidad de elegir c√≥mo actuar frente a lo que sucede. Tenemos pleno derecho a ser inmovilizados por alg√ļn tiempo.


Cada sacudida duele y es recomendable acurrucarse para procesar lo sucedido y permitir que la mente acepte la nueva situación.

Después de tocar fondo, es hora de subir y para eso necesitas ser proactivo. No es adecuado quedarse en el mismo lugar donde todo duele.

Hay que seguir adelante, buscar soluciones, formar un nuevo ego más innovador, seguro de sí mismo, orientado a la solución y no estancado.

Como dijo el poeta austriaco Rainer Maria Rilke, se trataría de transformar una pared en una escalera. Este es el secreto.

A√Īade un comentario de Reinterpretando las circunstancias negativas
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.