Cálculo de ovulación

Quien soy
Robert Maurer
@robertmaurer
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias

generalidad

El cálculo de la ovulación es fundamental para la concepción y la prevención de embarazos no deseados.


El período de ovulación y fertilidad de una mujer. Por tanto, saber exactamente cuándo se produce la ovulación aumenta las posibilidades de quedar embarazada.
Por ello, es importante conocer el tema en todas las etapas de la edad fértil, para ponerlo en práctica tanto cuando se quiere un bebé como cuando se quiere evitar embarazos no deseados.



¿Porque es importante?

El cálculo de la ovulación requiere el conocimiento de los ritmos y tiempos de nuestro cuerpo; en particular, se centra en el funcionamiento del ciclo menstrual. Este método permite, de hecho, identificar los días más fértiles y comprender cuándo es más probable la concepción, en caso de tener relaciones sexuales.

Ovulación y período fértil

Para comprender el cálculo de la ovulación son necesarias algunas premisas.

¿Qué es la ovulación?

En cada ciclo menstrual, los días más favorables para la concepción coinciden con la ovulación y el período que la precede.

Generalmente, la ovulación tiene lugar en la mitad del ciclo, por lo que, si la mujer tiene un ciclo menstrual regular de 28 días, ocurre 14 días antes de que comience el siguiente flujo menstrual.

¿Qué sucede durante la ovulación?

Durante la ovulación, el óvulo que ha alcanzado la maduración se libera del folículo que lo contiene y se expulsa del ovario hacia el tubo uterino (u oviducto). Aquí puede ser fecundado por un espermatozoide de origen masculino.

edad fértil

Toda mujer nace con un suministro limitado de óvulos, que disminuye progresivamente con el paso de los años. A partir de la pubertad, la ovulación se repite todos los meses, hasta llegar a la menopausia, alrededor de la edad promedio de 50 años.



El intervalo entre la pubertad y la menopausia se denomina edad fértil.

Cálculo de la ovulación: tiempos y duración.

La ovulación ocurre aproximadamente cada 28 días. Después del inicio de la menstruación, el óvulo tarda un promedio de 14 días en alcanzar la maduración adecuada y salir del folículo ovárico para llegar a la trompa; este intervalo de tiempo coincide con la fase folicular. Por tanto, la verdadera ovulación corresponde a la liberación del ovocito del ovario; los días más fértiles coinciden con los que preceden a esta fase y con el momento mismo en que el óvulo entra en el oviducto y comienza su recorrido para llegar al útero.

La "ventana fértil" y el cálculo de la ovulación

La concepción solo es posible en ciertos días del ciclo menstrual de una mujer.

  • El momento de máxima fertilidad coincide con el día de la ovulación, es decir, cuando un óvulo maduro se libera del ovario, se mueve a lo largo de la trompa de Falopio y está disponible para ser fertilizado.
  • El período fértil, sin embargo, es más largo, considerando que el óvulo expulsado del ovario logra sobrevivir alrededor de 24 horas, mientras que los espermatozoides pueden permanecer viables en el sistema genital femenino hasta 72-96 horas después del coito.

De manera indicativa, por lo tanto, la "ventana fértil" en la que es posible fertilizar el óvulo comienza 4-5 días antes de la ovulación y termina 1-2 días después.


  • Cabe señalar que la probabilidad de embarazo aumenta significativamente, especialmente en dos días antes de la ovulación y el día en que ocurre.

Fuera de la "ventana fértil", sin embargo, la concepción es menos probable.

Que pasa despues de la ovulacion

Después de la ovulación, el ciclo menstrual se completa con la fase lútea, que se extiende alrededor del día 16 al 28; durante esta fase, la pared interna del útero (endometrio) se prepara para acomodar el óvulo, en caso de que ocurra la concepción. Si se fertiliza el óvulo, la célula resultante se divide (blástula) y se implanta en el endometrio 3 o 4 días después de llegar a la cavidad uterina, es decir, 6-7 días después de la relación sexual.
Por el contrario, si no se produce la concepción, a partir de aproximadamente el día 28 aparece la menstruación, con la que los restos del endometrio son expulsados ​​de la vagina.


Cómo calcular el día de la ovulación.

  • Considere el ritmo y la duración del ciclo menstrual.. Un buen hábito a adoptar para evaluar el progreso de su ciclo menstrual, e identificar claramente el día en que ocurrirá la ovulación, es anotar mensualmente cuándo comienza su período.
    NB: para calcular la duración de tu ciclo se debe considerar el período de tiempo que va desde el primer día en el que aparece el flujo menstrual hasta el día anterior al inicio de la siguiente menstruación.
  • La ovulación ocurre aproximadamente dos semanas antes de la próxima menstruación.. Si el ciclo menstrual se repite regularmente cada 28 días, la ovulación será alrededor del día 14 (es decir, 14 días antes de la siguiente menstruación) y la "ventana fértil" comenzará el día 10.
    NB: este es un razonamiento ejemplar y no es posible saber con extrema certeza si el flujo menstrual posterior a la ovulación llegará realmente el día 28 (es decir, no es seguro que el ciclo ocurra siempre con el mismo intervalo de días).

Si el ciclo menstrual es más largo o más corto., es importante considerar que la primera fase del ciclo menstrual (estrogénica) es variable y puede sufrir fluctuaciones, mientras que la segunda fase (progestina) es más constante y dura un promedio de 14 días.


Incluso si la duración del ciclo menstrual es diferente del promedio de 28 días, por lo tanto, el período fértil siempre será 14 días antes de la llegada de la menstruación y en los 4-5 días que la preceden.


  • El día de la ovulación y los dos días anteriores son los más fértiles. En general, los días más favorables para la concepción son seis: el día de la ovulación y los 5 días anteriores. Sin embargo, la probabilidad de embarazo aumenta en los dos días inmediatamente anteriores a la ovulación y el día en que ocurre.

NOTA: debe recordarse que el cálculo de la ovulación sobre la base de la fecha en que apareció la menstruación es susceptible de error, incluso para mujeres con ciclos menstruales regulares. De hecho, en algunos meses la ovulación puede anticiparse o retrasarse inesperadamente en comparación con el día esperado, haciendo inútil el simple cálculo numérico.


Cuando tener sexo

Los ciclos menstruales pueden variar y no siempre son tan regulares como un reloj; por lo tanto, puede ser difícil predecir exactamente cuándo debe ocurrir la ovulación. Además, las posibilidades de quedar embarazada dependen de muchas variables que pueden "cambiar" la "ventana fértil", como la edad, la salud general y el estilo de vida.
Por lo tanto, la actividad sexual regular es importante para la concepción. En particular, tener relaciones sexuales cada 2 o 3 días, te permite cubrir en la mayor medida posible todo el presunto período fértil y aumenta la probabilidad de quedar embarazada.

Señales que no deben subestimarse

Las mujeres con un ciclo menstrual irregular, que varía de un mes a otro, no pueden depender únicamente de calcular los días para determinar cuándo ocurrirá la ovulación.
En estos casos, es importante combinar otros métodos para reconocer el período fértil, como reconocer las señales de tu cuerpo.
De hecho, durante la fase ovulatoria se producen cambios que pueden actuar como indicadores (ver síntomas de ovulación):

  • Los senos se tensan y, a veces, duelen;
  • La parte inferior del abdomen duele y se hincha;
  • Aumenta el deseo sexual;
  • Los sentidos y los reflejos se vuelven más activos;
  • Las secreciones vaginales se vuelven más abundantes, transparentes y fibrosas.

Otros métodos para reconocer la ovulación.

Además del cálculo de la ovulación, para comprender cuándo se acerca la "ventana fértil", es posible recurrir a otros métodos, que incluyen:

  • Observación de cambios en el moco cervical.. Un sistema para reconocer cuándo está por ocurrir la ovulación se basa en observar la cantidad y apariencia de las secreciones vaginales.
    Debido al efecto de los estrógenos, en el período preovulatorio aumenta la producción de moco cervical, que se hace evidente con pérdidas transparentes. Cuando la ovulación es inminente, las secreciones se vuelven muy abundantes y viscosas y de consistencia elástica, similar a la clara de huevo. A partir de este cambio, la ovulación podría ocurrir el mismo día o dentro de aproximadamente 24 a 36 horas. En la práctica, el moco cervical "prepara el terreno" para la eventual fecundación del óvulo maduro, ya que facilita el paso de los espermatozoides a través del canal vaginal y favorece su supervivencia. Las secreciones retienen estas características hasta que se completa la ovulación, luego se vuelven espesas, pegajosas y disminuyen o desaparecen.
    NB: es necesario considerar que existen algunas condiciones, como la presencia de infecciones o síndrome de ovario poliquístico, que pueden alterar la consistencia del moco y dificultar su observación con fines procreadores.
  • Registre su temperatura basal diariamente. Para identificar los días fértiles, puede utilizar la medición diaria de la temperatura basal por la mañana, cuando recién está despierto. Se observará que, todos los meses, hay una mañana en la que este parámetro aumenta en unos 0,2-0,5 ° C y permanece constante durante unos días hasta la próxima menstruación. Esto se explica por el hecho de que la temperatura basal tiende a aumentar inmediatamente después de la ovulación debido al efecto de la progesterona. El aumento de la temperatura basal también está precedido por una ligera disminución de la misma; el último valor, registrado antes del aumento de la temperatura basal, corresponde al día de la ovulación. Al registrar estos datos en un gráfico o en una tabla y observar las similitudes en la tendencia de la temperatura basal, por lo tanto, es posible determinar en qué período de cada mes ocurre la ovulación. Sin embargo, conviene recordar que la temperatura basal puede subir debido a otros factores, como sueño inquieto, alcohol o bebidas calientes, desequilibrios hormonales, estrés severo y fiebre.
  • Usa pruebas de ovulación. Los palillos ovulatorios le advierten cuando está pasando por la fase fértil midiendo los niveles hormonales en la orina. La prueba debe repetirse durante unos días, a partir de la fecha en la que es más probable que ocurra la ovulación. Cuando se encuentra un resultado positivo, significa que la hormona luteinizante (LH) ha alcanzado una concentración alta, por lo que la fase ovulatoria es inminente y estás en el momento más fértil de tu ciclo. Si desea quedar embarazada, entonces es posible tener relaciones sexuales sin protección a partir del mismo día en que la prueba es positiva.

Otros artículos sobre 'Calculadora de ovulación'

  1. Ovulación y concepción
  2. Ovulación
  3. Ovulación y fertilidad: síntomas, cálculo, prueba de ovulación
  4. Trastornos de la ovulación y control de la ovulación
  5. Ovulación dolorosa - Mittelschmerz
Audio vídeo Cálculo de ovulación
Añade un comentario de Cálculo de ovulación
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.