Autosabotadores: 5 se√Īales

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autosabotadores: 5 se√Īales

Entiende que te estás saboteando a ti mismo cuando sientes que nunca estás logrando tu propósito. En muchos casos somos nosotros mismos quienes interponemos esos obstáculos que nos impiden avanzar.

Última actualización: 20 de junio de 2020

Le puede pasar a cualquiera, en un momento determinado de su vida, sabotearse a sí mismo, y ser muy consciente de hacerlo.. Generalmente, sin embargo, esta no es la norma. Cuando esto sucede, normalmente no somos conscientes de ello; por el contrario, creemos que nuestra estrategia es lógica y coherente.



Allo stesso modo, podemos encontrar justificación para muchas de nuestras acciones, en retrospectiva, enmascarando la verdadera motivación con una que nos haga sentir mejor, una motivación deducida de los efectos de nuestras acciones, que no habíamos previsto ni identificado como importantes.

Entender si nos estamos saboteando a nosotros mismos es fácil: con cada paso que damos, nos desviamos de nuestros objetivos. Nos preguntamos por qué, pero no sabemos cómo responder de manera convincente. Parecería que siempre "algo" se interpone en el camino, impidiéndonos llegar a la meta marcada en el mapa.

Hay varias razones para el autosabotaje. A veces es el miedo al éxito lo que nos frena, otras veces es la creencia de que no lo merecemos. En algunos casos no nos reconocemos realmente en nuestro objetivo y por ello, sin saberlo, buscamos la manera de evitarlo.

¬ŅAutosabotaje? Los 5 signos principales

"Ya sea que creas que puedes hacerlo o no, a√ļn as√≠ tendr√°s raz√≥n".

-Henry Ford-

1. Puedo hacerlo por mi cuenta

Son muchos los que piensan que no pueden confiar en nadie a la hora de hacer bien determinada tarea. En este grupo de personas hay otro m√°s peque√Īo, convencido de que las tareas de este tipo son muchas. Sin embargo, al no confiar en nadie m√°s que en ti mismo, terminas asumiendo responsabilidades innecesarias, que podr√≠a delegarse o compartirse f√°cilmente.



Un proverbio africano dice: ‚ÄúSolos caminamos r√°pido, pero juntos llegamos m√°s lejos‚ÄĚ. Puede que sea cierto: a veces hay tareas que nadie m√°s puede hacer tan bien como nosotros. Pero si no damos una oportunidad, ni siquiera podemos demostrar lo contrario o permitir que otros aprendan y sean aut√≥nomos en el futuro.

2. ¬ŅEst√°s convencido de que siempre tienes la raz√≥n?

Esta se√Īal est√° relacionada con la anterior. Tiene que ver con la incapacidad de encontrar el lado positivo o comprender los motivos de los dem√°s.. Qui√©n sabe, tal vez pienses que siempre tienes raz√≥n porque b√°sicamente es cierto. Desde tu punto de vista, la raz√≥n siempre est√° de tu lado. La pregunta, entonces, es quiz√°s comprender el punto de vista de los dem√°s y para ello es necesario dejar de lado esquemas demasiado r√≠gidos.

Si juzgamos todo con nuestros parámetros, obviamente a nuestros ojos los demás siempre estarán equivocados. Esta actitud te priva de la valiosa contribución que ofrecen los demás, con su perspectiva personal. El resultado es quedarte atascado, porque solo ves una parte del paisaje.

3. ¬ŅTienes tantos proyectos sin terminar a tus espaldas?

Esta es una se√Īal muy clara de que te est√°s saboteando a ti mismo. Por supuesto, siempre hay una raz√≥n para dejar un proyecto sin terminar. En otras palabras, no es dif√≠cil racionalizar la tendencia a abandonarlo: para evitar crear disonancia, por lo tanto malestar. Por lo tanto, nos sentimos motivados a utilizar cualquier estrategia para revertir este sentimiento.

No completar los proyectos reduce la posibilidad de alcanzar las metas y no solo por no llegar a la meta. Todos estos proyectos pendientes, ciclos inacabados, crean una regla y normalizan nuestra actitud de futuro.


4. Autosabotaje al no admitir o no dar importancia a los propios resultados.

¬ŅQuiz√°s no sientes que mereces el √©xito? Por esta raz√≥n incluso te preocupa revertir la corriente que te lleva a cosechar los frutos de tu trabajo. A veces lo hacemos con la forma en que interpretamos nuestros logros, nuestro progreso. Cuando alcanzas una meta secundaria, ¬Ņla menosprecias? Al hacerlo, est√° anulando el refuerzo y la motivaci√≥n. que siguen impl√≠citamente.



Es como si sintieras que solo eres capaz de lograr peque√Īas cosas.. Si fueran valiosos, no ser√≠as capaz de alcanzarlos. Este pensamiento se convierte en un c√≠rculo vicioso en el que eres a la vez v√≠ctima y verdugo. Es un modo de comportamiento que generalmente satisface s√≥lo impulsos neur√≥ticos.

5. Autosabotearse haciéndose la víctima

A veces somos nosotros mismos los que obstaculizamos nuestro progreso cuando nos menospreciamos o victimizamos.. ¬ŅQu√© se puede esperar de alguien que no tiene "x", carece de la habilidad "y" o de los medios "z"? Nos escondemos detr√°s de nuestras carencias, de nuestros l√≠mites, para no salir de nuestra zona de confort.


Sentirse víctima es una buena estrategia para justificar el estancamiento. Los que se victimizan buscan excusas en lugar de razones. Todo esto no sucede de manera consciente, pero tampoco de manera completamente inconsciente. Muchas veces obtenemos beneficios secundarios, como la sensación de seguridad que refuerza nuestro comportamiento.

Presta atenci√≥n a estas se√Īales. Quiz√°s entiendas las verdaderas razones por las que a menudo no consigues lo que quieres.. Darte cuenta de que los est√°s volviendo contra ti puede ser un buen punto de partida para una vida m√°s plena.

A√Īade un comentario de Autosabotadores: 5 se√Īales
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.