Expresar emociones te ayuda a sentirte mejor

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Expresar emociones te ayuda a sentirte mejor

Nunca está mal expresar emociones, aunque la tradición y el juicio popular hayan defendido durante siglos exactamente lo contrario. Descubre por qué es importante hacer esto.

Última actualización: 22 agosto 2020

Expresar nuestras emociones nos ayuda a sentirnos mejor, por lo que siempre es un ejercicio saludable. A veces no existe una técnica específica que nos ayude directamente a cambiar nuestro estado de ánimo. Sin embargo, es cierto que en muchas ocasiones expresar nuestras emociones es un hábito saludable y catártico.



Dicho así parece fácil. En mi experiencia personal y profesional he comprobado que, con el hábito, el camino hacia la catarsis emocional se vuelve cada vez menos empinado. En gran parte, son los condicionamientos sociales y culturales los que nos impiden ahondar en lo más profundo de nosotros mismos y abrirnos a los demás.

El miedo, la vergüenza, la anticipación de los pensamientos de otras personas también juegan un papel fundamental en este sentido. Es así como, por una u otra razón o por una combinación de factores, en la mayoría de los casos ignoramos las estrategias para expresar emociones y guardamos todo lo que queremos gritar dentro.

«Los sentimientos y las emociones son el lenguaje universal que hay que respetar. Son la auténtica expresión de lo que somos.”

-Judith Wright-

¿Está mal expresar emociones?

Nunca está mal expresar emociones., aunque la tradición y el juicio popular han defendido durante siglos exactamente lo contrario. Si esta tradición se ha debilitado, significa que las nuevas generaciones tienen por delante un camino más sencillo, pero también que en parte debemos olvidar lo aprendido y asimilado con el tiempo.


 Expresar emociones es un acto catártico.


Las primeras emociones las sentimos de bebés, cuando lloramos o reímos para expresarnos. Poco a poco se va enriqueciendo el abanico de nuestras emociones: ira, miedo, culpa, alegría, tristeza, amor, etc. Es fácil preguntarse en este punto: si las emociones son tan genuinas y naturales, ¿Por qué los reprimimos, los ocultamos, impedimos su expresión con todas nuestras fuerzas? 

Hablamos antes de los condicionamientos sociales que nos limitan, ejemplos son las frases que hemos escuchado repetidas mil veces como “No llores que te van a pensar débil, un niño como tú no llora” o “ una jovencita no se comporta así" le dijo a una niña expresando su enfado o "los hombres de verdad no tienen miedo".

“Una emoción no causa dolor. Resistencia o represión de una emoción, las que provocan dolor.”

-Frederick Dodson-

Si durante nuestra niñez no contamos con un ambiente que estimule y potencie nuestro desarrollo emocional (directamente, pero también a través de modelos positivos), tenderemos a ignorar nuestro mundo emocional.

A falta de una adecuada educación emocional, es la solución más inteligente. El niño o adolescente se dice a sí mismo: “Yo no entro en un terreno que no sepa manejar”. Pero lo que inicialmente puede ser una solución para evitar problemas mayores resulta contraproducente a la larga.

La biología parece decirnos que antes de ser seres pensantes somos seres sintientes, es decir, estamos excitados. Entonces, ¿cómo puede ser una buena idea ignorar por completo una parte que está escrita en nuestra naturaleza y que, lo queramos o no, seguirá afectando nuestra vida para siempre?


Expresar emociones te ayuda a sentirte mejor: los facilitadores de la expresión emocional

Conocer las estrategias para expresar adecuadamente las emociones se traduce en una serie de cambios positivos en diferentes ámbitos. A continuación presentamos algunas formas de mejorar la gestión emocional y, por tanto, la inteligencia emocional.


Saber expresar las emociones ofrecerá beneficios en diferentes ámbitos de la vida.

Catarsis

Cuando se expresan las emociones, se logra una liberación controlada de energía. La palabra "catarsis" significa purificación y, en este caso, como leemos en la Poética de Aristóteles, se trata de una purificación emocional, corporal, mental y espiritual.

Acumular emociones negativas es una carga que nos hace sentir enojados, amargados, y que alimenta deseos de venganza; tarde o temprano también afectará negativamente nuestra salud mental y física.

Expresar emociones ayuda a alcanzar la paz interior

Deshacernos de las cargas negativas nos da la oportunidad de deshacer el daño y encontrar la paz interior. Nos ayuda a alcanzar un estado de tranquilidad mental y espiritual, donde las experiencias vividas son observadas y comprendidas con desapego. De esta forma, nuestra resiliencia, o la capacidad de salir fortalecidos de la adversidad, estará cada vez más desarrollada.

La paz interior es la base para desarrollar un sentimiento de felicidad y plenitud, y esto sólo es posible cuando somos sinceros con nosotros mismos y expresamos adecuadamente nuestras emociones.

El bienestar emocional

La paz interior es una de las condiciones ideales para acercarse a esa sensación de bienestar emocional que todos hemos probado al menos una vez en nuestra vida. Hablamos de ese estado en el que parece que nuestra frecuencia y la del mundo que nos rodea resuenan en la misma frecuencia. Llegamos a una perspectiva desde la que podemos identificar un cierto orden que nos gusta.


"Cuanto más abiertos estemos a nuestros sentimientos, más seremos capaces de leer los de los demás".

-Daniel Goleman-

Respeto por ti mismo

Las emociones deben expresarse de manera asertiva, liberarse de la dependencia de las opiniones de los demás. Reconocer lo que sentimos, gestionarlo adecuadamente y expresarlo nos ayuda a reivindicar nuestros derechos, a poner límites, a acercarnos emocionalmente a quienes queremos, etc. Esto significa respetarnos a nosotros mismos y salvarnos del abuso o la toxicidad de los demás.


Expresar emociones ayuda a lograr el empoderamiento

Cuando expresamos nuestras emociones, llegamos a nuestro mundo interior y así tendremos el control de nuestra vida emocional.

Cuando estamos en sintonía con nosotros mismos, con nuestros deseos y emociones, somos consecuentes. Alcanzar este nivel de conciencia nos permite enfrentar la vida y sus constantes cambios con positividad, para avanzar y crecer.

confiabilidad

Además de ser fundamental para nuestra salud física y emocional, expresar correctamente nuestras emociones mejora las relaciones con los demás. Nos permite tener relaciones más sanas basadas en la honestidad, la confianza y el respeto.

Cuando nos mostramos tal y como somos, sin miedo a nuestras emociones, proyectamos una personalidad más auténtica; esto aumenta nuestra credibilidad a los ojos de los demás.

La expresividad es una puerta que abre muchas posibilidades. Los dos más importantes atañen al plano social: por un lado, facilitan la gestión de nuestra energía emocional; por otro lado, nos permite construir relaciones basadas en la confianza, en las que es posible lograr la intimidad y la complicidad. Y ahora, ¿estás listo para expresar tus emociones?

Añade un comentario de Expresar emociones te ayuda a sentirte mejor
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.