En situaciones de caos, uno debe mantener la calma.

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

En situaciones de caos, uno debe mantener la calma.

En situaciones de caos, uno debe mantener la calma. En situaciones donde el miedo provoca incertidumbre y pánico, se debe mantener la calma. Solo a través de un enfoque mental enfocado y relajado podemos aprovechar nuestras fortalezas psicológicas. Es hora de despertarlos y darles un buen uso.

Escrito y verificado por el psicólogo. ObtenerCrecimientoPersonal.

Última actualización: 15 2021 noviembre

Vivir en el caos no es fácil. Así como no es fácil mantener el equilibrio cuando llega la tormenta y el viento sopla entre nuestros cabellos susurrándonos mensajes de miedo que saben a incertidumbre en nuestros oídos.



Cuando entramos en pánico, tendemos a reaccionar rápidamente, tanto emocional como cognitivamente. Sin embargo, en estos casos, lo ideal es mantener la calma.

Psicólogos y sociólogos coinciden en que la palabra del año para 2020 seguramente será “miedo”. La actualidad ya nos muestra las diversas facetas de este término, que van desde los comportamientos más irracionales hasta las reacciones más controladas. En este último caso, nos referimos a aquellos que sienten miedo, pero logran mantener su proactividad para intentar solucionar los problemas.

El psiquiatra Karl Augustus Menninger sostiene que los miedos se pueden controlar, y es entonces cuando damos los pasos más importantes y decisivos. Fácil de decir, pero controlar los propios miedos es quizás el acto más complejo y traumático que tiene que realizar el ser humano. Cuando el caos llama a la puerta y amenaza nuestra calma, nuestra mente pierde el control. Además de esto, lo que es aún más peligroso es que el caos también contagia a los demás hasta el punto de convertir al miedo en un enemigo de enormes dimensiones.



En estos contextos, sin embargo, debe prevalecer la calma. Mantener la calma es una facultad que se puede entrenar porque, al fin y al cabo, el miedo, la ansiedad y las conductas irracionales son virus que podemos aprender a contener.

En situaciones de caos necesitamos tener una mentalidad tranquila

Hemos llegado al punto en que nos inundan las "malas noticias". La televisión, la radio y las redes sociales nos brindan continuamente datos inquietantes y los mensajes negativos superan con creces a los positivos.

Además, generalmente se comparten primero las noticias negativas que las que hablan de esperanza. Esto se hace sin ser cautos y sin verificar si la noticia es cierta o no.

Es cierto que tenemos derecho a saber, que la información es poder y que debemos conocer la realidad que estamos viviendo. Sin embargo, hay momentos en que las circunstancias y ciertos hechos son tan abrumadores que inmediatamente sentimos una sensación de impotencia. No saber qué puede pasar mañana es sin duda lo que más miedo nos da.

Estamos acostumbrados a tener control sobre la realidad que nos rodea, o al menos eso creemos. De repente nos encontramos en situaciones de caos y todas nuestras seguridades de ayer se convierten en incertidumbres. Esto nos duele y crea un malestar difícil de sobrellevar. ¿Qué podemos hacer en estos casos?

Estar tranquilo es una actitud que tomamos cuando aceptamos que no tenemos el control de todo

En un contexto de incertidumbre, la ansiedad aumenta. A esto se suma otro factor: las personas que nos rodean nos transmiten sus emociones y miedos. Nada genera más angustia que la propia incertidumbre.


Por ejemplo, es peor no saber si vamos a perder el trabajo que estar seguros de que lo hemos perdido. El cerebro funciona de esta manera. Por lo tanto, debemos aprender a tolerar la incertidumbre.


Debemos reconocer el hecho de que incluso si no tenemos control sobre ciertas cosas, podemos elegir cómo reaccionar ante las circunstancias. Esta es la clave para hacer frente a las situaciones que se presentan en la vida.

Actuar con calma es la mejor actitud. Este es el enfoque mental a través del cual podemos reaccionar de manera razonable y adecuada a las situaciones dando lo mejor de nosotros.

En situaciones de caos, uno debe despejar la mente y eliminar los pensamientos catastróficos.

En situaciones de caos, los pensamientos catastróficos no ayudan, sino que empeoran todo. En dificultades y dentro de un escenario lleno de dudas y problemas, la mente debe ser nuestra aliada y no un adversario que nos obstaculice a cada paso.


Es por tanto de fundamental importancia poder “limpiar” nuestra mente de los pensamientos que nos estorban y que alimentan nuestros miedos. Necesitamos encontrar soluciones y no añadir otros problemas.

Más allá de eso, debemos ser conscientes de nuestro diálogo interno negativo y eliminarlo. La calma debe ser ese faro capaz de guiarnos en medio de la oscuridad.

En situaciones de caos, ¿quién elegimos ser?

En momentos difíciles como los que estamos viviendo, responder a la pregunta de quiénes queremos ser puede ayudarnos a salir del caos. ¿Queremos ser el héroe o la víctima? ¿Quién ayudó o quién empeoró la situación? ¿Ser alguien de quien estar orgulloso o alguien que ha elegido la quietud y el pánico? Depende de nosotros decidir quiénes queremos ser en los días en que nos vemos obligados a dar lo mejor de nosotros mismos.


En los momentos de crisis, la calma es esa compañera capaz de hacernos seguir el buen camino. Al caminar con él de la mano podremos ver las cosas con más claridad y podremos reaccionar mejor ante las situaciones, además de ser proactivos y más responsables.

En este tiempo de cambio e incertidumbre, es hora de mantener la calma. Todos debemos actuar juntos con serenidad, inteligencia y aplomo.

Añade un comentario de En situaciones de caos, uno debe mantener la calma.
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.