Postura y evaluación postural




POSTURA....
"Aseg√ļrate de que los cimientos est√©n bien nivelados y de que todo saldr√° bien" A√öN

 

En 330 d.C. Aristóteles ya había entendido la posición de las partes del cuerpo entre sí, así como su posición en relación con el medio ambiente, es decir, la postura del cuerpo.
Sir Charles Scott Sherrington en su "Acci√≥n integrada del sistema nervioso" escribi√≥: "La mayor√≠a de las acciones reflejas expresadas por los m√ļsculos esquel√©ticos son posturales". El sistema esquel√©tico del cuerpo humano se mantiene en determinadas actitudes posturales en relaci√≥n a la horizontalidad de la mirada, al eje vertical; estas actitudes est√°n relacionadas entre s√≠.
Charles Bell en 1837 CSI pregunt√≥: "¬ŅC√≥mo puede un hombre mantener una postura recta o inclinada contra el viento que sopla en su contra? Es evidente que posee un sentido por el cual conoce la inclinaci√≥n de su cuerpo y que posee la capacidad de reajustar y corregir todas las desviaciones en relaci√≥n a la vertical ".


Entonces se debe a

  • ROMBERG el papel de la propiocepci√≥n visual y podal.
  • FLOURENS el papel del vest√≠bulo.
  • LONGET el papel de la propiocepci√≥n de los m√ļsculos paravertebrales
  • DE CYON el papel de la propiocepci√≥n √≥culo-motora
  • MAGNUS el papel de la planta del pie. isi de muchas variables.

Jungmann, McClure y Backaches en 1963 en "declive postural, envejecimiento y tensión por gravedad" escribieron "Si consideramos la postura como el resultado de la interacción dinámica entre dos grupos de fuerzas (la fuerza ambiental de la gravedad por un lado y la fuerza de individuo por otro), entonces la postura no es otra cosa que la forma en que se expresa el equilibrio de poder que existe en cada momento entre estos dos grupos de fuerzas. Así, cualquier deterioro de la postura indica que el individuo está perdiendo terreno en su lucha. con la fuerza de gravedad ambiental ".
El término "postura" proviene del latín "positura" que significa posición, término a su vez derivado de pònere. Por postura entendemos, por tanto, la relación con la que los diferentes segmentos corporales contribuyen a la implementación de cualquier gesto o posición.



 

La postura está influenciada por diversos factores que diversas partes de nuestro cuerpo perciben y transmiten al sistema nervioso, que a su vez procesa una serie de respuestas. Todo esto se puede llamar sistema postural. Aparece como un todo muy complejo, formado por varias estructuras del sistema nervioso central y periférico, que incluyen:

  • el ojo
  • el pie
  • el sistema de la piel
  • los musculos
  • las articulaciones
  • el sistema estomatogn√°tico (sistema oclusal y lengua)
  • el o√≠do interno

En la valoraci√≥n del grado de adaptaci√≥n de los distintos subsistemas posturales se utilizan pruebas cl√≠nicas, exploraciones instrumentales, as√≠ como la anamnesis y observaci√≥n del sujeto. El individuo ser√° analizado en posici√≥n ortost√°tica (de pie), en los tres planos del espacio (frontal, sagital y transversal) y podr√° colocarse detr√°s de un posturoscopio, un instrumento de cuadr√≠cula de tama√Īo humano en el que se trazar√° la vertical de Barr√®. O sagital l√≠nea. En la anteroposterior, en ausencia del posturoscopio, se utiliza la plomada que coincide con la l√≠nea central de gravedad que pasa por:

  • el centro de gravedad de la cabeza que se encuentra al nivel de las ap√≥fisis clinoides posteriores de la silla turca del esfenoides
  • por delante de la ap√≥fisis odontoide
  • los cuerpos vertebrales de C3, C4, C5
  • el promontorio sacro
  • la mitad de la articulaci√≥n coxo-femoral
  • la mitad de la rodilla
  • la articulaci√≥n del astr√°galo escafoides.

Esta línea de gravedad, cuando se examina al sujeto de perfil, se materializa con los siguientes hitos:



  • el trago de la oreja
  • la articulaci√≥n acromio-claveal
  • el troc√°nter mayor
  • la mitad del c√≥ndilo externo de la tibia
  • el tobillo por delante del mal√©olo externo.

Adem√°s de la vertical de Barr√®, durante la evaluaci√≥n postural del sujeto, se observa y eval√ļa si varios puntos est√°n en equilibrio y simetr√≠a. Previamente tendremos como punto de referencia:

  • la l√≠nea bipupilar
  • la l√≠nea biacromial
  • la l√≠nea intermamaria
  • la l√≠nea de las espinas il√≠acas anterosuperiores
  • la l√≠nea de las mu√Īecas.

Siempre de forma anterior, se valorar√° si el ment√≥n, la ap√≥fisis xifoides del estern√≥n y el ombligo est√°n colocados en la misma l√≠nea. Otro punto de evaluaci√≥n ser√° el llamado tri√°ngulo de tama√Īo formado por la l√≠nea de la cadera con el brazo. Las personas con escoliosis suelen tener una m√°s corta que la otra.


Posteriormente tendremos como punto de referencia:

  • la l√≠nea biacromial
  • la l√≠nea de los om√≥platos
  • la l√≠nea bis il√≠aca
  • la l√≠nea de los gl√ļteos
  • la l√≠nea de los pliegues de las rodillas

También posteriormente, se evaluará si la séptima vértebra cervical y la cresta medial del sacro están colocadas en la misma línea.

 

A partir de la observación será posible detectar cualquier cambio de posición con respecto a un modelo ideal. También evaluaremos asimetrías y rotaciones de los segmentos esqueléticos así como la presencia de áreas de trofismo y / o tono muscular alterados.



Paralelamente a la evaluaci√≥n de la Barr√® vertical, se deben estudiar los distintos subsistemas (ojo, pies y los enumerados anteriormente) para comprender cu√°les de ellos est√°n en disfunci√≥n, por lo tanto, la causa de los problemas posturales. Dejando a las cifras adecuadas la evaluaci√≥n de ojos y o√≠dos, se debe evaluar en cambio la funcionalidad del pie. Este √ļltimo debe ser evaluado tanto en condiciones est√°ticas como din√°micas para comprobar la presencia de paramorfismos como planitud, cavismo o excesos de pronaci√≥n y supinaci√≥n.

En la década de 70, el profesor Martins da Cuhna, fisiatra de Lisboa, describió el síndrome de deficiencia postural como un conjunto de signos y síntomas que configuran un estado disfuncional del sujeto.
Los diversos síntomas pueden parecer irrelevantes entre sí o estar mal conectados. Si, por el contrario, el déficit postural se considera como un problema de un solo sistema (el sistema postural), pero capaz de interactuar directa o indirectamente en diferentes órganos y sistemas, entonces será más sencillo y lógico explicar el notable diversidad aparente de síntomas.
Los síntomas que manifiesta el sujeto a menudo significan que la medicina es incapaz de colocar al paciente en una categoría específica ya que los síntomas migran y afectan los sistemas más variados.
Por supuesto, el instructor no debe ocupar el lugar del m√©dico, pero una vez que este √ļltimo haya declarado al cliente capaz de realizar actividad f√≠sica, ser√° posible, despu√©s de una cuidadosa evaluaci√≥n postural, intentar solucionar los diversos problemas del cliente a trav√©s de una actividad f√≠sica destinada a resolver problemas posturales.

 

S√ćNDROME DE DEFICIENCIA POSTURAL 


DOLOR

TURBO DE EQUILIBRIO

SIGNOS OFTALMOLOGICOS

dolor de cabeza

dolor retro-ocular

dolor de pecho o abdominal

gastralgia

raquialgia

n√°usea

aturdimiento

mareo

caídas inexplicables

astenopía

visión borrosa

diplopía monocular o binocular

escotomas direccionales

mala localización de

objetos en el espacio

SIGNOS PROPIOCEPTIVOS

SE√ĎALES ARTICULARES

SIGNOS NEUROMUSCULARES

dismetría

somatoagnosia

errores de apreciación del propio esquema corporal

síndrome articular

temporo-mandibular

rigidez de nuca

lumbago

periartriti

distorsioni

parestesie

defectos del control motor en las extremidades

SIGNOS NEURO-VASCULARES

SE√ĎALES DE CIRCULACI√ďN DEL CORAZ√ďN

SE√ĎALES RESPIRATORIAS

parestesia de las extremidades

El fenómeno de Raynaud

tachicardia

lipotimia

disnea

fatiga

SE√ĎALES ENT

SIGNOS PS√ćQUICOS

 

Ronzio

sordera

sensaci√≥n de cuerpo extra√Īo en la glotis

disfonía

dislexia

agorafobia

falta de concentración

pérdida de memoria

astenia

ansiedad

canal

 


A√Īade un comentario de Postura y evaluaci√≥n postural
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.