Superar una separación: cuando olvidar parece imposible

Superar una separación: cuando olvidar parece imposible

Olvidar a una persona no es nada fácil, sobre todo cuando la ruptura no depende de nosotros. En este artículo hablaremos de los motivos que llevan a algunas personas a permanecer atadas al fantasma de su relación.

Superar una separación: cuando olvidar parece imposible

Última actualización: 06 de junio de 2022

Superar una ruptura no es nada f√°cil. No poder olvidar a la ex, sin embargo, no se traduce en la imagen de una persona acostada en la cama con la mirada perdida y los ojos eternamente rojos de tanto llorar.



Incluso aquellos que no pueden olvidar a su ex contin√ļan con su vida: trabajan, se dedican a sus asuntos, salen, leen y todo, en cierto sentido, parece funcionar, pero siempre lleva el peso de la separaci√≥n.

El recuerdo de la persona que no puede olvidar, de su empresa que todav√≠a desea, aunque ambos tengan una nueva pareja. Ese nombre que resuena en los silencios, en las noches en que se manifiesta su ausencia, en que ya no estaremos juntos, que alimenta pensamientos como "si yo hubiera...", el recuerdo de cosas hechas juntos, el deseo de ternura. momentos o la molestia por el recuerdo de las peleas.

Lo peor es que este sentimiento es muy dif√≠cil de compartir, tambi√©n porque los amigos tarde o temprano se cansan de aguantar las conversaciones habituales sobre el mismo tema... hasta que llegan a odiar al mismo ex. Es por eso que superar una ruptura puede ser realmente dif√≠cil. Pero, ¬Ņc√≥mo puedes olvidar a alguien a quien has amado tanto?

Superar una separación: la sombra del fantasma

En el consultorio de un terapeuta la vida de las personas fluye, y cuando se trata de emociones es inevitable chocar con sus aspectos conflictivos. En materia de amor se manifiestan tanto los sentimientos más nobles como las pasiones más sórdidas.; el conjunto se mueve en una multiplicidad de situaciones que también pueden generar apego hacia la expareja tras la separación.



Por supuesto (¬Ņo tal vez no?), no siempre es el amor el que genera este apego, ya que no es lo mismo estar enamorado que estar apegado, atado, atrapado, atascado o atascado, entre los diversos tipos de v√≠nculo.

Cuando una persona solicita una consulta de este tipo, se muestra desesperada, porque no sabe c√≥mo superar la separaci√≥n olvid√°ndose del otro. Y esto nos lleva a preguntarnos: "¬ŅC√≥mo puedes vivir a la sombra de un fantasma?".

Algunos vienen a la sesi√≥n con el objetivo de liberarse de la cavilaci√≥n mental que los persigue todo el tiempo. En el otro polo, est√°n quienes acuden al psic√≥logo en busca de una f√≥rmula para recuperar la relaci√≥n. Estos √ļltimos recurrieron sin √©xito a las cartas del tarot, magos, videntes e incluso encendieron velas de todos los colores y se dedicaron a diversos ritos esot√©ricos.

Si el propósito secreto de emprender un trabajo terapéutico es encontrar una manera de permanecer con la persona deseada, es probable que la terapia fracase.

Por supuesto, cuando se trata de vicisitudes humanas es imposible aplicar la lógica general o la lógica misma. Entre las muchas razones que dificultan una separación está la idealización de la persona perdida.

la idealización

Tendemos a olvidar los aspectos negativos que llevaron a la separación, mientras que solo recordamos a los que amamos. Además, estos aspectos se exaltan hasta el punto de crear una especie de semidiós.

Y con el tiempo, esta idealización se fortalece hasta el punto de volverse insoportable no estar más con esa persona.


  • Hay ex-manipuladores que crean cierto nivel de adicci√≥n en el otro, que juegan con la culpa y mantienen encendida la llama del v√≠nculo.
  • Personas indecisas y ambivalentes que generan expectativas en el otro., aunque ya est√©n con otra persona.
  • A otros les resulta dif√≠cil procesar las separaciones. y sienten tristeza sin poder, con el tiempo, sobrellevar la separaci√≥n.
  • Por √ļltimo, est√°n los que juegan a ser felices y inmediatamente se involucra en encuentros compulsivos, historias espor√°dicas, cambian su apariencia externa, etc. Comprometidos con estos cambios, llorar√°n el amor perdido reci√©n al a√Īo siguiente.

En primer lugar, es necesario considerar el hecho de que en el amor no amamos al otro en su totalidad, sino solo algunos de sus aspectos que por valores, creencias, gustos, etc. nos hacen querer estar en una relación juntos.


¡Cómo piensas en él/ella después de todo lo que ha pasado!

El lazo de apego es irracional, es decir, resiste toda l√≥gica. Independientemente de si la separaci√≥n puede haber sido la decisi√≥n m√°s consistente, el ex se convierte en el centro de los pensamientos hasta el punto de no poder hablar de sus sentimientos con los dem√°s. Estos √ļltimos no dejan de recordarnos cu√°nto sufrimos por esa relaci√≥n. Palabras que nos negamos a escuchar.

As√≠, los amigos y familiares se convierten en los encargados de despertar esos recuerdos, y la persona se calla frente a ellos; o peor a√ļn, se enoja y cuestiona la posici√≥n que han adoptado. Y es as√≠ como se lanza a nuevas amistades para liberar las tensiones ligadas a sus recuerdos, impidiendo el olvido.


El fantasma de la ex reaparece constantemente, hasta convertirse en una presencia constante. Así, la persona centra toda su atención en él, empobreciendo todas las demás actividades. Además, la rumiación mental con sus pensamientos obsesivos conduce a un tremendo esfuerzo psíquico.

¬ŅQu√© repercusiones tiene todo esto en la psiquis?

La persona se vuelve estresada, angustiada y llena de ansiedad. Está lleno de pensamientos repetitivos, y en algunos casos pueden presentarse síntomas como tabaquismo compulsivo e incluso ataques de pánico o ansiedad, así como una disminución de la autoestima.

El foco obsesivo en el ex te impide olvidar y dirigir tu mirada a otras posibles relaciones. Parece que no hay otra persona en el mundo m√°s que la perdida..

En algunos casos, la persona de izquierda se dedica a la persecución contra la otra; a través de WhatsApp, una llamada telefónica, un correo electrónico o incluso síguelo en todas partes. Conviértete en una especie de detective que investiga todo lo que hace el otro, mientras elabora teorías sobre sus comportamientos y sentimientos.

Es una situación bastante desagradable tanto para uno como para otro., ya que uno permanece unido al otro, mientras que el otro trata de liberarse para tener sus espacios.


¬ŅC√≥mo se puede olvidar y superar una relaci√≥n?

Una vez que el fantasma del otro se asienta, se convierte en parte de la vida cotidiana. Por eso es bastante difícil erradicarla de los pensamientos, así como es difícil cambiar los hábitos de quien busca e investiga continuamente. El fantasma se convierte en uno más de la familia, un miembro más del sistema familiar imposible de olvidar.

Una de las formas de aligerar este bagaje emocional es comprender, y si es posible aceptar, el juego enfermizo desencadenado por el otro y del que uno puede ser cómplice si no ponen límites.

También es necesario tener claro si la persona que se fue creó alguna expectativa o mantuvo una puerta abierta a un posible contacto. Por ejemplo, cuando en lugar de decir "no", dice "ni"; si se mantiene atado al juego para ver a la expareja rogar por su regreso o si impone límites por enojo, lo que genera más confusión y complicaciones.

En todos los casos, se deben evitar las interacciones estancadas que no producen ning√ļn cambio. La persona que se queda atr√°s debe poner fin al enfoque persistente. para que el otro se sienta libre, y en consecuencia puede liberarse a s√≠ misma tambi√©n.

Uno debe aprender a soportar la tristeza, aceptar la pérdida y estar solo; y sobre todo, aumentar la autoestima para ser más fuertes y sólidos.

Superar una separación: conclusiones

En materia de amor y separación, no hay fórmulas preestablecidasAunque se pueden encontrar características que se repiten en muchas personas, al final las soluciones son siempre individuales.

Nunca sabremos realmente por qué nos enamoramos o por qué nos separamos; nos limitamos a hacer hipótesis racionales y explicativas que nos ayuden a sobrevivir a estos estados.

A√Īade un comentario de Superar una separaci√≥n: cuando olvidar parece imposible
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.

End of content

No more pages to load