Cómo dejar de procrastinar canalizando las emociones en acciones

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org


¿Cómo dejar de procrastinar y empezar a actuar? Muchos se preguntan: en la vida, de hecho, no basta con saber cómo deben funcionar las cosas; es necesario actuar para que los pensamientos se transformen en logros concretos y tangibles (en otro artículo te dije cómo puedes da la vuelta a tu vida usando el poder de la acción).



Hay un componente que actúa como catalizador entre conocimiento y acción, y eso te permitirá dejar de dilatar cerrar la brecha que a menudo existe entre buenas intenciones y de ellos implementacion efectiva: lo mata emozioni.

Le emozioni son, sin duda, fuerzas más poderosas e influyentes que hay dentro de nosotros. Los seres humanos son capaces de realizar los actos más heroicos (pero también los más bárbaros) bajo su empuje. En cierto sentido, la civilización humana misma progresa en la medida en que  las emociones se utilizan de forma inteligente.

Cómo dejar de procrastinar a través de 4 emociones centrales

Hay 4 emociones centrales que pueden empujar a las personas a actuar y dejar de procrastinar. Cada uno de ellos o algunos de ellos juntos pueden determinar la acción más increíble. El día que permitas estos emozioni para alimentar el deseo de realizarte será el día en que tu vida empezará a cambiar.

Deje de procrastinar a través de DECISIÓN

La mayoría de la gente necesita estar acorralado para tomar una decisión. Y cuando llegas a este punto significa que estás en una encrucijada; Y Por tanto, es necesario saber gestionar las emociones conflictivas inherentes al proceso de toma de decisiones.. No es casualidad que cuando tenemos que tomar una decisión porque ahora ya no podemos posponerla más, sentimos un nudo en el estómago, nos agitamos durante la noche o incluso sudor frío. Estas son reacciones emocionales completamente naturales: Tomar decisiones importantes, que pueden cambiar nuestras vidas, se puede comparar con una especie de guerra civil interna.. Ejércitos de emociones opuestas, cada uno dotado de sus propias razones, compiten por la supremacía de nuestra mente. Esto se debe a que nuestras decisiones, audaces o prudentes, apresuradas o reflexivas, pueden dirigir nuestras acciones y nuestra existencia en una dirección y no en la opuesta. Evidentemente, cada situación de toma de decisiones es diferente: por tanto, no existen estrategias universales: el único consejo que puedo darte es que no te quedes ahí. Tienes que dejar de procrastinar. ¡Tu tienes que decidir! Créame cuando le digo que es mucho mejor tomar malas decisiones que no tomar ninguna. Es importante enfrenta tu propia confusión interior e para poner orden en los estados de ánimoen lugar de evitarlos posponiendo decisiones.



Deja de procrastinar a través del DESIRE

Los deseos pueden surgir desde adentro o pueden ser provocados por fuerzas externas. Hay innumerables cosas eso puede despierta un deseo: podría ser una canción o una película que toque el corazón. Podría ser un sermón pronunciado con maestría o una conversación con un amigo. Pero incluso las cosas negativas inculcan el deseo: encontrarse frente a un enemigo o vivir una experiencia amarga. El deseo de venganza, de hecho, empuja a las personas a actuar y dejar de procrastinar. Entonces complazca el deseo y utilícelo para impulsarlo hacia adelante en su vida: no levante barreras para protegerse de las experiencias de la vida; más bien vívelos! Los muros que se levantan por miedo a la desilusión a menudo alejan de nuestra vida incluso aquellas experiencias que podrían enriquecernos. Por lo tanto desea y entra en contacto con la vida (en otro artículo ya te he hablado de la el deseo como aliciente que impulsa la victoria).

Deja de procrastinar a través de la RESOLUCIÓN

La resolución es esa emoción que nos lleva a decir con convicción y firmeza: "¡Lo quiero!". Cuando tenemos uno propósito existencial que se convierte en razón de vivir, no hay nada que nos pueda detener. Nada se puede oponer a sentimiento de resolución Apoyado por fuerza de voluntad. Dejar de procrastinar también implica saber cómo concentrarse en lo que quiere sin dejarse intimidar por las dificultades. Un escalador que tiene la intención de llegar a la cima de una montaña solo piensa que quiere escalar la montaña. No cree que sea demasiado alto, lejano, rocoso, accidentado o desafiante. Cuando estás dispuesto a hacer cualquier cosa para lograr una meta, incluso arriesgar tu futuro, te impulsa una emoción tan intensa y fuerte que todo se vuelve posible. Pero, ¿cómo puede uno volverse resuelto? Creo que ser firme significa prometerte a ti mismo que nunca te rendirás. Otros pueden dudar de nosotros, ¡pero nunca debemos dudar de nuestras posibilidades! Hágase la siguiente pregunta: "¿Cuánto tiempo estaré dispuesto a trabajar para hacer realidad mis sueños?" Te aconsejo que respondas diciéndote a ti mismo que trabajarás en él todo el tiempo que sea necesario. Entonces si eso te convertirás en una persona firme!



Deja de procrastinar a través del DISGUST

La palabra "repugnancia" no suele evocar imágenes positivas. Sin embargo, si se canaliza correctamente, la emoción del disgusto puede impulsarlo a dejar de procrastinar. Si te disgusta algo, significa que estás en uno. condición de cambio necesario: en la práctica, no puedes soportarlo más. ¿Alguna vez has dicho: "¡Ya es suficiente!"? Ahí es cuando tienes suficiente, prueba algunos sensaciones verdaderamente abrumadoras. El día de "nunca más", "basta ahora" o "ya tuve suficiente" es el día en que tu vida cambiará: no hay nada más radical que el disgusto cuando se cuela en lo más profundo del alma. Obviamente, para que esta emoción funcione tiene que ser intensamente: un leve disgusto es inútil. Hay quienes dicen: "Creo que ya he tenido suficiente". ¡Es una declaración muy inestable! Verás, no hay energía: ¡este tipo de emoción no podría empujar ni siquiera un bote de papel a una bañera!



Hemos visto que el Las emociones estimulan la acción y hacen que las personas dejen de procrastinar.. La acción es lo que garantiza el resultado: sde hecho, solo las acciones pueden generar reacciones. Por lo tanto, para obtener reacciones positivas es necesario tomar acciones positivas. El mundo entero admira a quienes hacen que las cosas sucedan y los recompensa por su iniciativa productiva. Tener fe es ciertamente importante, pero por sí solo no es suficiente: creer y no actuar es una forma de engañarse. Es como un gerente de ventas que sale de una reunión muy emocionado diciendo que será el mejor en su negocio, pero luego no sigue los hechos a sus buenas intenciones. ¿De qué serviría?

Entonces actúe: ¡ahora, no mañana! Utilice las emociones a su favor; canalizándolos correctamente en flujos constructivos, aprenderás a actuar y dejarás de procrastinar.


Añade un comentario de Cómo dejar de procrastinar canalizando las emociones en acciones
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.