close
    search Buscar

    Triangulación narcisista: poner a una tercera persona en tu contra

    Quien soy
    Louise Hay
    @louisehay
    FUENTES CONSULTADAS:

    wikipedia.org

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido

    ¬ŅTu pareja te compara continuamente con tu ex?

    ¬ŅUn amigo habla mal de ti para excluirte de tu c√≠rculo de amigos?

    ¬ŅTu padre / madre puso al resto de la familia en tu contra?

    Si alguna de estas situaciones le resulta familiar, es probable que sea v√≠ctima de la triangulaci√≥n narcisista, una forma de manipulaci√≥n com√ļn en los narcisistas, pero no limitada a. Se trata de un juego t√≥xico en el que el manipulador desestabiliza a su v√≠ctima recurriendo a terceros, una forma sutil y destructiva de abuso psicol√≥gico basado en la generaci√≥n de confusi√≥n, con el fin de ejercer control sobre la v√≠ctima.



    ¬ŅQu√© es la triangulaci√≥n narcisista?

    La triangulación es una táctica de manipulación indirecta que involucra a más de dos personas. El manipulador ataca, desacredita o abusa de su víctima con la ayuda, generalmente inconsciente, de una tercera persona. Recurre a un estilo de comunicación esquivo que incluye a otra persona, real o imaginaria, en una relación donde solo deberían ser dos.

    Los 3 actores de la triangulación

    En la triangulación hay tres actores: el manipulador, la víctima y la tercera persona. Cada uno de ellos juega diferentes roles:

    1. El manipulador

    √Čl es la persona que mueve los hilos de la relaci√≥n y, aunque se involucra en un comportamiento abusivo, es probable que se perciba a s√≠ mismo como una v√≠ctima. De hecho, muchas personas que recurren a la manipulaci√≥n, como los narcisistas, tienen una personalidad conflictiva y atrofiada, por lo que su emocionalidad se parece m√°s a la de un ni√Īo que a la de un adulto maduro.

    Por tanto, no es raro que, en su lógica de pensamiento, se considere una víctima que se defiende y trate de culpar a la víctima real por sus acciones y emociones. Esta persona intentará inconscientemente exorcizar sus demonios proyectándolos sobre su víctima, a quien intentará dominar o incluso destruir.



    2. La tercera persona

    Es la tercera persona que introduce al manipulador en la relaci√≥n para controlar a su v√≠ctima, aunque tambi√©n puede ser un personaje de ficci√≥n creado especialmente para la ocasi√≥n. El manipulador usar√° las declaraciones de esta persona, reales o ficticias, para hacer que su v√≠ctima se sienta culpable. En algunos casos, a esa persona tambi√©n se le llama "salvador" porque, seg√ļn la historia contada por el manipulador, tiene la misi√≥n de ponerse de su lado y "salvarlo" de su v√≠ctima / verdugo. Por lo general, la tercera persona tambi√©n es v√≠ctima de maquinaciones, porque el manipulador la utiliza para lograr sus objetivos.

    De hecho, el manipulador no tendrá reparos en mentirle, involucrarla en el caos y arrastrarla para conseguir lo que pretendía. Lo usará para hacer el "trabajo sucio" y cuando ya no lo necesite, probablemente lo dejará de lado. Generalmente son personas muy cercanas al manipulador o que quieren conseguir su aprobación, por lo que suelen caer en su juego sin oponer demasiada resistencia ni reflexionar sobre sus palabras y comportamiento, por lo que no detectan inconsistencias, falsedades o injusticias. .

    3. La víctima

    Es la persona que est√° siendo manipulada, la que est√° sujeta al abuso de poder o las campa√Īas de desprestigio del manipulador. Al principio, es normal que no se d√© cuenta de la manipulaci√≥n porque el v√≠nculo emocional con el manipulador la lleva a justificar su comportamiento.

    Es importante tener en cuenta que toda dinámica relacional implica siempre una cierta "complicidad" entre dos personas, por lo que la víctima también tiene una parte de responsabilidad en la manipulación, generalmente porque asume un rol pasivo y sumiso. Es probable que en un principio eligiera, más o menos conscientemente, no darse cuenta de lo que estaba sucediendo para mantener la imagen idealizada del manipulador y no generar más conflictos.


    Esto no significa que él sea el culpable de la manipulación, solo significa que a veces nuestros mecanismos psicológicos nos juegan una mala pasada, haciéndonos más propensos a convertirnos en víctimas. De hecho, las personas que han desarrollado vínculos inseguros son más vulnerables a caer en relaciones tóxicas, motivadas por su dependencia emocional.


    ¬ŅC√≥mo se produce la triangulaci√≥n?

    Normalmente, el manipulador comienza su juego despu√©s de un tiempo id√≠lico. Tras cubrir a su v√≠ctima de atenciones, cari√Īo y todo tipo de detalles, comienza a retirarlos, acus√°ndola de ser la culpable de su cambio. Entonces aparece la tercera persona, que puede ser una ex pareja con la que la confronta constantemente o un amigo en com√ļn que critica su comportamiento.

    De esta forma el manipulador env√≠a un mensaje claro: ya no eres el centro de mi vida, has dejado de ser una persona especial para convertirte en una persona t√≥xica que est√° da√Īando la relaci√≥n. Dir√° que otras personas en su c√≠rculo m√°s cercano piensan igual, especialmente si la v√≠ctima respeta o aprecia a las personas a las que se refiere.

    Como resultado, la víctima comenzará a sentirse insegura, celosa y menospreciada. Se preguntará si se está comportando correctamente y, probablemente, para satisfacer al manipulador, se rendirá a sus deseos en un vano intento de recuperar la idílica relación inicial, algo que no volverá a suceder o pasará cíclicamente para volver a caer en el ciclo. de castigo.

    Las 3 tácticas de triangulación

    1. Genera celos

    Los manipuladores suelen recurrir a la triangulación para generar celos en la pareja. Al principio, serán conversaciones casuales y esporádicas sobre una nueva persona o ex pareja, en las que la víctima siempre perderá porque no es lo suficientemente inteligente, amable o atractivo como tercera persona.


    En una relación, por ejemplo, el manipulador puede coquetear con otra persona, pero luego lo negará y hará que la víctima se obsesione para que pueda usar sus celos contra ella, alegando que está exagerando, que es demasiado sensible y es oprimiéndolo. Esto convierte una reacción normal y comprensible en una causa de culpa.


    2. Inscripción

    En este caso, el manipulador recluta a terceros para oponerse a la víctima. En realidad, esta táctica de triangulación está destinada a lograr que tantas personas lo apoyen y compartan su visión distorsionada de lo que está sucediendo.

    Si el manipulador est√° discutiendo con su v√≠ctima sobre un desacuerdo, por ejemplo, pedir√° apoyo a sus amigos y familiares para ponerse de su lado, en contra de la v√≠ctima. Tambi√©n es com√ļn que √©l simplemente cuente su versi√≥n de los eventos para atraer m√°s seguidores.

    3. Difamación

    Esta t√°ctica de triangulaci√≥n es extremadamente da√Īina ya que el manipulador recluta a terceros falsificando la realidad. Ya no es una visi√≥n limitada y egoc√©ntrica, sino que inventa cosas contra la v√≠ctima para que todos piensen que es el "malo".

    En otros casos, es probable que el manipulador le diga a la víctima que un amigo suyo ha hablado mal de ella, pretendiendo estar de su lado e incluso defendiéndola. Así consigue aislarla de su círculo más íntimo, fingiendo solidaridad y presentándose como el "defensor". Cuando la víctima está sola y confía plenamente en el manipulador, tendrá un poder tremendo sobre ella para conseguir lo que quiere.

    ¬ŅC√≥mo salir de la red de triangulaci√≥n?

    Salir de la red de triangulaci√≥n y cerrar las heridas emocionales no es f√°cil, pero uno debe embarcarse en el viaje de la recuperaci√≥n por una simple cuesti√≥n de supervivencia psicol√≥gica. ¬ŅC√≥mo hacerlo?

    - Toma conciencia de que eres una persona √ļnica y especial.

    Para salir de la triangulación no basta con romper los lazos con el manipulador, hay que hacer un trabajo psicológico profundo para reemplazar las creencias desadaptativas que se han plantado en tu mente.

    Es necesario concienciar sobre la naturaleza tóxica del manipulador y la realidad de los abusos sufridos. Darse cuenta de lo sucedido no significa asumir el papel de víctima pasiva y lamentar la mala suerte, pero es un paso fundamental para liberarse del sentimiento de culpa y poder seguir adelante para siempre.

    Por otro lado, las personas que recurren a la triangulación se esfuerzan por hacer creer a sus víctimas que son fácilmente reemplazables. Esto destruye su autoestima, razón por la cual las víctimas suelen estar psicológicamente devastadas. El manipulador le "lavó el cerebro" para que crea que ellos eran el problema, una creencia profundamente arraigada que es necesario eliminar.

    Para recuperarse debes restaurar la identidad que el manipulador trat√≥ de erosionar, borrar y menospreciar. Tienes que encontrar tu valor y entender que eres una persona √ļnica. Se trata de bucear dentro de ti mismo para encontrar esos valores y caracter√≠sticas que te hacen especial.

    - Deja de idealizar al manipulador

    Cuando el manipulador comienza su juego presentando a una tercera persona, la reacci√≥n normal de la v√≠ctima es el miedo, el miedo a perder una relaci√≥n significativa. El miedo, sin embargo, no es un buen compa√Īero de viaje y puede nublar su juicio haci√©ndole idealizar al manipulador.

    En cambio, necesita desarrollar una visi√≥n m√°s objetiva. Para lograrlo, la pr√°ctica del desapego puede ayudarte. Imag√≠nese lo peor que podr√≠a pasar si esa relaci√≥n terminara. ¬ŅEn qu√© situaci√≥n te encontrar√°s? ¬ŅQu√© cambiar√≠a? Quiz√°s ser√≠a dif√≠cil, pero no ser√≠a el fin del mundo. Ciertamente doler√°, pero solo una vez. Si permaneces en esa relaci√≥n sufrir√°s para siempre.

    - Elimina comparaciones innecesarias

    Una de las estrategias del manipulador es intentar que su víctima compita con la tercera persona y asegurarse de que siempre pierda. Tienes que entender que no es necesario competir con nadie. Cuando alguien ama de manera saludable, no querrá que su ser querido tenga que competir por su amor o atención.

    Tenga en cuenta que una de las creencias m√°s da√Īinas que llevamos desde la infancia es que tenemos que competir con otros para demostrar nuestro valor. Esta creencia permite un condicionamiento t√≥xico y destructivo en las relaciones, por lo que es probable que incluso si se han alejado del manipulador, continuar√°n enfrent√°ndose entre s√≠.

    Pero si te pasas la vida enfrentando a todas las personas que conoces, tu equilibrio mental sufrirá enormemente. La confrontación es un gran obstáculo en el camino hacia la curación. La verdad es que eres una persona completa, con sus debilidades y fortalezas, por lo que no tienes que seguir comparándote con las personas con las que el manipulador te trianguló, ni con nadie más.

    - Descubre qué parte de ti facilitó la triangulación.

    Tan importante como salir de una situaci√≥n de triangulaci√≥n narcisista es evitar volver a caer en su red. De hecho, no es raro que algunas personas escapen de una relaci√≥n t√≥xica para caer en otra, porque los patrones psicol√≥gicos que las llevaron a caer en esa red no han sido eliminados y contin√ļan fomentando una relaci√≥n adictiva.

    Esto significa que si desea que se produzca un cambio genuino, debe mirar hacia adentro e identificar aquellas creencias, actitudes, expectativas y / o necesidades que han permitido que un manipulador tome el control de la situación. No se trata de autoculparse, sino de tomar una actitud madura y comprender qué puntos ciegos psicológicos ha tocado el manipulador, para que puedas fortalecerlos y no volver a caer en este tipo de relación.

    • 52-
    A√Īade un comentario de Triangulaci√≥n narcisista: poner a una tercera persona en tu contra
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.