Toque: los efectos del toque humano

Recuerda la historia del Rey Midas
que con el toque los dedos podrían
convertir cualquier cosa en oro? De hecho el toque de nuestras manos
realmente posee poderes extraordinarios ya que, incluso sin transformarse en
objetos, todavía podemos influir en el estado de ánimo de los demás y su
actitudes. Desafortunadamente, la cultura occidental est√° aterrorizada
posibilidad de contagio de diversas enfermedades infecciosas o simplemente por
respetar unas normas sociales que a veces conducen al absurdo, pierde todo
cada día más el recuerdo de lo beneficioso que es el contacto humano. Como esto,
Considere este artículo como un breve recordatorio de la importancia a nivel
psicológico del contacto físico ,
piel con piel.



Podemos empezar por la escuela:
estudiantes que reciben un "toque" de apoyo (una palmadita en la espalda o en la
brazo) de sus profesores, tienden a mostrar más interés
en el estudio y tienden a ser voluntarios con mucha m√°s frecuencia que
aquellos estudiantes que no reciben este "incentivo". Luego procedemos con
el campo médico: cuando la gente va a la clínica, si el médico
les da un toque empático, los pacientes tienen la sensación de que la visita es
duran mucho m√°s y se sienten mucho m√°s satisfechos. Asimismo, el
El simple toque del médico puede afectar la efectividad de la terapia tal como está
pudo demostrarlo en la investigación realizada por la Universidad Francesa de Bretagne - Sur. Una serie de experimentos
desarrollado por la Universidad de Indiana involucró a personas que
Tuve que intentar comunicar una serie de emociones a través del tacto a los dioses.
extra√Īos que ten√≠an los ojos vendados. La gente pudo comunicarse
ocho emociones diferentes a extra√Īos con un 70% de precisi√≥n. Pero uno de los efectos m√°s interesantes
del toque humano es que incita a las personas a devolver esos
art√≠culos que hab√≠an tomado prestados. En este sentido, durante los a√Īos 70
del siglo pasado, en Wheaton College en los EE. UU., Se construyó
un curioso experimento. Un investigador había dejado diez piezas
centavos en una cabina telefónica. Cuando la gente sintió un ligero
tocar en el brazo eran más propensos a devolver la moneda después de tenerla
reunió. Durante la década de 80 se desarrolló
otro experimento relacionado con los efectos del contacto humano con el que
demostró lo eficaz que es para convencer a la gente. En esta ocasión
Se pidió a los participantes que firmaran una petición. Cuando se limitó
pedirles que firmen, solo el 55% de ellos lo hizo, mientras que después
habiendo recibido un ligero toque en el brazo el n√ļmero de los convencidos de firmar
subió al 81%. Este tipo de prueba se repitió varias veces en la siguiente edición.
los resultados siempre han sido los mismos. La gente es a√ļn m√°s
inclinados a ofrecer su ayuda cuando reciben un toque humano. El experimento
lo que demuestra que esta disponibilidad se llevó a cabo de una manera ligeramente diferente, de la
ya que en este caso a los participantes no se les pidió verbalmente que
ofrecer su ayuda. Guéguen, el investigador principal, dejó caer algunos
objetos en el suelo y sin decir nada empezaron a recuperarlos; cuando no habia
toque físico sólo el 63% de las personas con él lo ayudaron, mientras que después de haber
recibió un gesto de contacto físico hasta el 90% de las personas ofrecidas
voluntariamente su ayuda. Evidentemente, en este caso podríamos decir que
el toque humano generó un compromiso entre el buscador y la persona al hacer un sí
que se sintió obligada a ayudarlo. Finalmente, el propio Guéguen
desarrolló otro estudio de contacto humano relacionado con los encuentros
cari√Īoso. En este caso, un investigador de unos 20 a√Īos de edad dej√≥ de
simplemente en la calle y comenc√© a pedir el n√ļmero de tel√©fono en
chicas pasando. En algunas ocasiones y absolutamente al azar, ejerció
una peque√Īa presi√≥n en el brazo de uno de estos mientras le ped√≠a el
n√ļmero. Como ya podemos imaginar, aquellas mujeres que recibieron el contacto
los f√≠sicos estaban m√°s dispuestos a dar su n√ļmero de tel√©fono. Gu√©guen
Afirma que esto se debe al hecho de que las mujeres aprecian el dominio.
como rasgo masculino, algo que se vuelve a√ļn m√°s evidente si es as√≠
produce contacto físico. Se enfatiza que en todos estos
experimentos se refiere a un toque muy sutil en el brazo, de modo que el
la persona no se siente amenazada por el contacto f√≠sico con un extra√Īo. En
Al mismo tiempo, debemos considerar que no todas las personas responden a la misma
camino hacia el contacto humano (especialmente cuando esto proviene de un extra√Īo) e
En algunas culturas, este simple contacto podría incluso generar dioses.
contrastes. Así, se puede decir que el tacto físico es una herramienta de persuasión.
potente pero al mismo tiempo se recomienda utilizarlo con sentido com√ļn.
A√Īade un comentario de Toque: los efectos del toque humano
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.