Teletrabajo e hijos: ¿una combinación posible?

Quien soy
Robert Maurer
@robertmaurer
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Teletrabajo e hijos: ¿una combinación posible?

Muchas personas en estos días están ocupadas con el teletrabajo. Pero, ¿cómo puedes hacerlo cuando hay niños en la casa?

Última actualización: 05 de mayo de 2020

Estás en medio de una reunión de negocios y de repente aparece el más joven pidiéndote que lo ayudes a encontrar su juguete. Le dices que espere pero no te suelta "¡No, lo quiero ya!". Si esta situación te resulta familiar, sabes cuánta frustración y nerviosismo puede generarte. Hay momentos en los que teletrabajo e hijos parecen irreconciliablesEn cambio, existen estrategias para evitar contratiempos y gestionar de manera inteligente los posibles conflictos.



Durante el periodo de rodaje del teletrabajo, es normal sentirse un poco desorientado. Inesperadamente, el entorno del hogar se convierte en una oficina y un aula. Merece la pena aprender a gestionar esta situación excepcional para que haya tiempo para todo: trabajar, ayudar a los niños con los deberes, cocinar, limpiar...

Consejos para conciliar teletrabajo e hijos

Establece horarios, pero también sé flexible

Combinar teletrabajo e infancia requiere una hoja de ruta que todos deben comprometerse a respetar. ¿Cuándo debo concentrarme en el trabajo? ¿A qué hora se levantan los niños?

Las respuestas a estas dos preguntas, y otras más, te darán las claves adecuadas para organizar tu tiempo y evitar interrupciones durante la jornada laboral. Recordemos, sin embargo, que estamos hablando de niños. La flexibilidad, por lo tanto, es la consigna.

Por otro lado, mientras se establecen los horarios de trabajo con precisión, con niños en casa y mal control de la situación, es normal que surjan imprevistos y sea necesario tomar medidas. Si tus hijos ya son mayores, puedes darles cinco minutos por hora para que resuelvan sus dudas y problemas.



Pero incluso así, con acuerdos claros y niños dispuestos a respetar los horarios, hay que prever interrupciones inesperadas. El principal reto, por tanto, radica en el deseo de mantener una actitud positiva. Por ejemplo, en estos momentos, el control de la respiración puede ser un buen aliado.

Teletrabajo e hijos significa que la jornada laboral no puede ser de ocho horas consecutivas, sino tendrás que adaptar el tiempo disponible al ritmo de tus hijos para evitar interrupciones. Quizás quieras levantarte temprano para continuar con tu trabajo. Depende de usted decidir, en función de la curva de activación de sus hijos a lo largo del día.

"La solución no es priorizar cómo está estructurado su horario, sino crear un horario para sus prioridades".

-Steven Covey-

El diálogo es esencial

Otro punto indispensable. Para que teletrabajo e hijos se conviertan en una combinación posible, es necesario llegar a un acuerdo. Los niños se desempeñan mejor cuando entienden lo que sucede en su entorno y por qué es importante que también hagan su parte.

Es necesario mantener un diálogo abierto con los pequeños, haciéndoles comprender la situación. Expliquemos, entonces, por qué hay que quedarse en casa. y que hay momentos del día en los que agradecemos que realice actividades tranquilas o que lo hagan con una buena dosis de autonomía.

De esta forma, aunque en ocasiones puedan reclamar nuestra atención, sabrán que estamos en casa, pero que estamos trabajando, así que evaluarán mejor cuándo conviene interrumpirnos.

Separar los espacios entre el teletrabajo y los niños

Separar espacios es una excelente estrategia para lograr que todos los miembros de la familia se dediquen a una actividad específica. Por ejemplo, no se permiten interrupciones en el área donde se trabaja y en horarios establecidos. También habrá una zona de la casa donde los niños estudien y hagan sus deberes.



Para facilitar esto, intente idear un pequeño juego para ayudar a que los niños se sientan más involucrados. De esta forma conocerán la existencia de una zona donde trabajan papá o mamá, la zona escolar donde tienen que estar concentrados y la zona de juegos. De esta forma, el teletrabajo será mucho más fácil.


"Todas las lecciones más importantes de la vida se reciben jugando".

-Francesco Tonucci-

Pero sobre todo poder disfrutar de la experiencia del teletrabajo con nuestros hijos, no olvidemos que la separación de ambientes también debe ayudarnos a pasar tiempo de calidad con la familia. Esto significa jugar con los niños, hablar, leer un cuento juntos, hacer que se sientan queridos.


En España, el diario La Vanguardia comparte el diario que un niño de ocho años empezó a escribir desde los primeros días de la cuarentena. Esta actividad permite describir sentimientos, vivencias, dar color a emociones y pensamientos. Sin duda, es un trabajo enriquecedor que puede resultar muy interesante para realizar juntos, adultos y niños. ¿Tú también estás ante el reto del teletrabajo y los niños? ¿Cómo lo estás gestionando?

Añade un comentario de Teletrabajo e hijos: ¿una combinación posible?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.