Superar la muerte de la madre

Superar la muerte de la madre

Nadie est√° preparado para afrontar la p√©rdida de un ser querido; especialmente la muerte de su propia madre. Para muchas personas esta es la experiencia m√°s traum√°tica de su vida. ¬ŅQu√© podemos hacer para lidiar con este inmenso dolor?

Superar la muerte de la madre

Última actualización: 18 de mayo de 2022

No existen f√≥rmulas m√°gicas ni estrategias con beneficios inmediatos para superar la muerte de la madre. Aunque tenemos la certeza t√°cita de que esta experiencia llegar√° en alg√ļn momento, nadie est√° preparado para ello.



No importa si ya somos adultos y si ya nos hemos enfrentado a otras pérdidas, adversidades y dramas de diversa índole, con otras tramas emocionales. La pérdida de la figura materna es una de las experiencias más dolorosas.

Uno de los sucesos m√°s traum√°ticos para el ser humano. Aunque depende en gran medida de la relaci√≥n que se establezca, generalmente el v√≠nculo que se crea con la madre corresponde a una alianza con grandes significados, apoyos, apegos y un cari√Īo que se convierte en su columna vertebral.

En su excelente libro El a√Īo del pensamiento m√°gico, la escritora Joan Didion aborda temas como el duelo, el fluir de la vida y aquellos eventos que pueden cambiarlo en un instante. Quienes han perdido recientemente a un ser querido tienen una expresi√≥n particular, que solo quienes han vivido la misma experiencia pueden reconocer.

Perder a tu madre es quizás la primera experiencia que enfrentas sin que ella esté ahí para apoyarte.

Estrategias para afrontar la muerte de la madre

No es posible estimar un tiempo exacto para superar la muerte de la madre. En realidad, nunca lo superamos por completo, sino que aprendemos a vivir con la p√©rdida. Esto quiere decir que pueden pasar dos, tres o cinco a√Īos y de repente encontrarse llorando por su ausencia. Y que esto suceda es perfectamente normal.



El estudio de investigaci√≥n realizado en la Universidad del Norte de Texas se√Īala la necesidad humana de gozar siempre de un apoyo v√°lido. Cada persona afronta el dolor a su manera, unos necesitar√°n m√°s tiempo y otros menos. Asimismo, la p√©rdida puede ser repentina o, por el contrario, fruto de una larga enfermedad.

Cada realidad es √ļnica y muy especial, es cierto. En cualquier caso, sin embargo, es decisivo disfrute del apoyo mientras viaja a trav√©s del dolor. Porque el dolor es paralizante y nos obliga a acurrucarnos con nuestro cuerpo y nuestra vida por un rato.

Es tremendo el momento en el que nos damos cuenta de que, por primera vez en nuestra vida, tendremos que afrontar el sufrimiento sin poder contar con la ayuda de nuestra madre. Veamos ahora algunas estrategias que nos pueden ayudar.

Permítete sentir cada sensación, emoción y recuerdo

Todo es válido. Cualquier emoción que aprisiona el cuerpo y la mente después de la muerte de la madre es válida y debe ser aceptada. Ira, tristeza, incomprensión, frustración, deseo, miedo, desolación...

Los primeros d√≠as despu√©s de la p√©rdida siempre son confusos y hay una extra√Īa sensaci√≥n de irrealidad. Tal experiencia es completamente normal.

Tras la p√©rdida de un ser querido, es normal sentir alg√ļn tipo de entumecimiento emocional. Cuesta reaccionar, la vida fluye m√°s lentamente y no es f√°cil conectar con el exterior, con lo que sucede a nuestro alrededor. Es parte del duelo.

No existe el duelo perfecto: cada uno lo vive de forma diferente

Cada duelo es √ļnico y debemos respetarlo. A veces, incluso dos hermanos pueden enfrentar la misma p√©rdida de manera diferente porque la relaci√≥n que ten√≠an con su madre no era la misma. Tenemos que respetarlo.


Habr√° quien necesite llorar m√°s y m√°s momentos de soledad. Otras personas, en cambio, sentir√°n la necesidad de hablar con amigos y familiares, de sentir la proximidad constante de sus seres queridos.


No hay duelo reglamentario, por lo que es importante no presionar a nadie para avanzar lo antes posible. Cada uno necesita su propio tiempo, su propio ritmo y procesos internos de reajuste emocional.

Aceptar que la vida nunca volver√° a ser la misma

Para superar la muerte de la madre, uno debe entender que la vida nunca volverá a ser la misma. Aunque nos insten a "volver a la normalidad" esto ya no existirá, ya no será posible. Puede ser posible aceptar la pérdida cuando entendemos que las cosas serán diferentes, pero no peores.

Nos adaptaremos, ya que la vida continuará y estaremos rodeados de maravillosos amigos, familiares y socios. Habrá un vacío en nuestro corazón, pero el ser humano aprende a vivir con el vacío de las ausencias de muchas maneras.

El dolor por los que nos dejaron se transforma lentamente, como una flor en ciernes. Desemboca en otra forma de amor que nos acompa√Īa, que nos protege.

Habla de tu madre, recuérdala y permítete tener días malos

Tenemos que hablar de lo que duele para que duela menos. Es lindo compartir con nuestros seres queridos los momentos vividos con nuestra madre; Por qué recordarlo significa honrarlo.

Tenerlo presente es hacerlo presente, intentemos hacerlo; su recuerdo no debe detenernos, sino motivarnos. Porque una madre siempre quiere lo mejor para sus hijos.


Ella quiere toda la felicidad del mundo para ellos, por lo que una forma de honrarla es llevar una vida significativa. Igualmente, también aceptamos que la tristeza que nos visitará de vez en cuando. Tendremos días malos, pero eso es perfectamente normal.

Una forma de honrar a la madre fallecida es llevar la vida que ella hubiera querido para nosotros. Ser feliz es una manera de honrarlo. Su recuerdo vivirá por siempre en nuestros corazones y así la hacemos presente cada día.


Encontrar la paz y dar un nuevo sentido a la existencia para superar la muerte de la madre

Toda pérdida nos obliga a reformular nuestra vida; es una mueca en nuestra existencia. Sin embargo, para superar la muerte de la madre es necesario encontrar la paz interior, equilibrio.

Cada uno lo encuentra a su manera. Hay quienes entienden que necesitan hacer algunos cambios en su vida para que sea m√°s significativa.

La pérdida de un ser querido hace tomar conciencia de la transitoriedad y esto lleva a disfrutar de la vida. Hacerlo es también una manera de honrar a nuestras madres.

Cómo mantener unida a la familia después de la muerte de la madre

En algunos casos, la estructura familiar puede verse alterada tras la muerte de la madre. Es un evento que puede desencadenar problemas entre hermanos, entre hijos y el padre u otras figuras.

Es cierto que cada unidad familiar tiene sus propias características. Sin embargo, esta pérdida traumática afecta a todos y uno debe permanecer unido, es lo que hubiera querido la madre.

Esto sin duda obliga a esforzarse, a encontrar puntos en com√ļn y fuerza de voluntad. Todos nos necesitamos unos a otros, especialmente cuando nos abruma un vac√≠o sumamente doloroso.

Tratemos, pues, de dirimir las diferencias, de extinguir rencores pasados. Compartimos y cultivamos el vínculo con nuestros familiares para ser más fuertes y mantener lo construido por nuestra madre. Apoyémonos, busquémonos, llamémonos, programamos reuniones frecuentes y hacemos proyectos juntos. El afecto requiere compromiso, y el compromiso adquirido genera amor y confianza.

Conclusiones

La tristeza por la p√©rdida de la madre permanecer√° latente para siempre, pero aprenderemos a vivir con ese vac√≠o. Extra√Īarla, anhelarla, recordarla cuando hacemos o vemos ciertas cosas es una manera de hacer presente su amor por ella.

Encontrar la alegría no es una traición a él., es más bien un homenaje a la vida que ella hubiera querido para nosotros.

A√Īade un comentario de Superar la muerte de la madre
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.