Sueño y dispositivos electrónicos: por qué y consecuencias

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Sueño y dispositivos electrónicos: por qué y consecuencias

Dormirse viendo un programa o escuchando un podcast puede ser tentador, sobre todo si queremos relajarnos. Hablemos de este hábito cada vez más popular y de cómo paliar sus efectos negativos.

Última actualización: 13 de febrero de 2022

Las condiciones ambientales tienen una gran influencia en la calidad del sueño. Silencio, oscuridad, una temperatura correcta, todos estos parámetros garantizan que podamos conciliar el sueño y disfrutar de un descanso profundo y prolongado. Sin embargo, muchas personas no pueden separar el sueño y los dispositivos electrónicos. ¿Por qué surge esta situación paradójica?



Probablemente conoces a alguien que suele quedarse dormido viendo la televisión o un video, o escuchando la radio o un podcast en Internet. Tal vez lo hagas tú mismo.

Lejos de ser un mero capricho o una manía, Dormir con sonido de fondo se ha convertido en una auténtica necesidad para muchos. Hay quienes no pueden conciliar el sueño sin esta sólida compañía. Pero, ¿cómo es posible que un elemento que perturba el sueño sea imprescindible para nosotros cada noche?

Sueño y dispositivos electrónicos

Durante años, muchos padres no han permitido o satisfecho el deseo de sus hijos de tener un televisor en el dormitorio. Y esto se debe a que conocían o intuían los efectos negativos de la sobreexposición a la luz al conciliar el sueño.

Por suerte o por desgracia, la La tecnología gana terreno en nuestras vidas. y cada vez son más las personas que le hacen hueco en su agenda nocturna.

De esta decisión aparentemente inofensiva, puede surgir el hábito e incluso la adicción a las pantallas antes de acostarse.

se ha vuelto un habito

Muchos se han acostumbrado a quedarse dormidos con la televisión, la tableta o el celular encendidos. Los humanos somos criaturas de hábitos y tendemos a repetir los mismos patrones de comportamiento todos los días, especialmente si nos reportan un beneficio inmediato.



Así, muchos han trasladado a la cama lo que estaban haciendo en otro lugar de la casa: ver una película o serie antes de irse a dormir.

Ayudan a camuflar otros ruidos

Una de las ventajas evidentes es que nos ayudan a disimular los ruidos ambientales: el tráfico, el trabajo, los sonidos de la naturaleza o los ronquidos de la pareja parecen amortiguados entre conversaciones provenientes de la televisión o del smartphone.

Especialmente aquellos que viven en lugares concurridos y tienen horarios nocturnos pueden tener dificultades para conciliar el sueño debido a las numerosas interrupciones del sueño.

Sueño y aparatos electrónicos que llenan el silencio

Otras personas usan los sonidos de los dispositivos electrónicos. para llenar el silencio que reina en el dormitorio antes de dormir. Realmente mucha gente encuentra inquietante esta falta de sonido.

Pueden sentir miedo o soledad, y la compañía virtual que ofrece la tecnología puede ayudarlos a aliviar estas sensaciones desagradables.

Desconectar la mente

Uno de los motivos que más claramente identifica a quienes optan por dormir viendo o escuchando un programa a través de un dispositivo electrónico. Ahí la tecnología ofrece una distracción mental que evita que surjan pensamientos, preocupaciones y recuerdos no deseados.

Una de las principales causas del insomnio es la cavilación: la tendencia a pensar demasiado en lo que nos preocupa. Así, mientras escuchamos los diálogos de nuestro programa favorito, mantenemos a raya la mente curiosa.

Sueño y dispositivos electrónicos: ¿cuáles son las consecuencias?

Algunos estudios indican que ciertos sonidos, como el ruido blanco, pueden promover el sueño (especialmente en los niños). Sin embargo, los sonidos que solemos escuchar por la noche no tienen estas propiedades, ya que son irregulares y pueden asustarnos.


Por eso provocan un sueño fragmentado y superficial que impide la recuperación física y mental. Como consecuencia, podemos sufrir fatiga, estrés, somnolencia diurna, bajo rendimiento y cambios de humor.


A la luz de estos datos, lo mejor es alejar la tecnología del dormitorio si queremos disfrutar de un buen descanso nocturno. Si no podemos hacer esto, se deben tomar algunas medidas para mitigar los efectos negativos de este hábito.


Por ejemplo, configurar un temporizador para apagar el televisor o el teléfono inteligente en un momento determinado (para que no perturben el sueño durante toda la noche). También es importante elegir contenidos que sean tranquilos, que no contengan sobresaltos y que traten temas positivos (recuerda que los sueños pueden verse influenciados por lo que escuchamos).

El sueño es fundamental para la salud mental y física y el bienestar. Así que asegurémonos de que sea adecuado en términos de cantidad y calidad.

Añade un comentario de Sueño y dispositivos electrónicos: por qué y consecuencias
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.