Sue├▒o: el hambre aumenta cuando falta

    Sue├▒o: el hambre aumenta cuando falta

    Uno de los resultados más extraños que ha surgido en
    Seg├║n algunos estudios sobre obesidad, las personas que duermen menos tienden a
    ganar peso m├ís que otros. Esta idea desaf├şa la creencia popular de que
    asocia el sue├▒o con un estilo de vida sedentario y la obesidad y eso no es extra├▒o
    preguntándome si el la falta de sueño
    alterar nuestra biolog├şa y esto, a su vez, afecta nuestra
    hábitos alimenticios.


    Ahora, nuevos estudios basados ÔÇőÔÇően las t├ęcnicas
    La neuroimagen funcional arroja nueva luz sobre este fen├│meno. Uno de
    Estos estudios analizaron los efectos de una noche sin dormir mientras que la otra
    centrado en evaluar el impacto de la privaci├│n del sue├▒o
    para una semana. Ambos estudios midieron la activaci├│n cerebral
    lo cual se hizo evidente cuando acudieron personas que no hab├şan dormido
    muestre imágenes de alimentos. Los datos de los dos estudios dieron el mismo
    Resultados: la falta de sueño provoca que ciertas áreas (como la corteza
    cingolata anterior) involucrado en el mecanismo cerebral de motivaci├│n, s├ş
    dar rienda suelta a la imagen ├║nica de un alimento. Para entender completamente
    qu├ę significa esto, basta con decir que se observa una activaci├│n similar en el
    adictos a las drogas cuando se muestra a
    sustancia a la que son adictos. En otras palabras, la falta de sue├▒o all├ş
    te har├şa responder de manera exagerada frente a la comida, casi como si
    ├ęramos adictos a ellos. PeroÔÇŽ ┬┐cu├íl es el motivo de esta respuesta? Los investigadores sugieren que la "culpa"
    de todo ser├şa de nuestro inconsciente. Es decir, nuestro cerebro sabe qu├ę comida
    significa que las calor├şas y las calor├şas se transforman en energ├şa, lo que tenemos
    necesidad debido a la falta de sue├▒o. Esta idea no es del todo evidente
    absurdo y ha sido confirmado por otros estudios. De hecho, ellos no lo son
    pocos neurocient├şficos piensan que la privaci├│n del sue├▒o funciona como
    una luz roja a nuestro sistema nervioso aut├│nomo, causando este
    aumenta los niveles de la hormona grelina (asociada con el apetito) y reduce
    niveles de la hormona leptina (asociada con la sensación de saciedad). Quizás
    estos cambios son identificados por los circuitos motivacionales y es para
    esto es que reaccionamos de forma exagerada a la comida. La ense├▒anza que nos transmite en
    en esta ocasi├│n la neurobiolog├şa es que debemos dormir las horas necesarias para el organismo
    para recuperar fuerzas. De esta forma no solo comeremos menos al d├şa siguiente
    pero tambi├ęn estaremos m├ís alerta y menos irritables.
    A├▒ade un comentario de Sue├▒o: el hambre aumenta cuando falta
    ┬íComentario enviado con ├ęxito! Lo revisaremos en las pr├│ximas horas.