close
    search Buscar

    ¿Son confiables los testigos? ¿¡Quizás solo el 50% de ellos!?

    Quien soy
    Louise Hay
    @louisehay
    FUENTES CONSULTADAS:

    wikipedia.org

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido

    Este estudio ilustra, de manera bastante dramática, un engaño bastante común que suele ser objeto de la memoria: la sugerencia. El experimento, desarrollado por la Universidad Estatal de Iowa, muestra un diseño muy simple cuyas repercusiones son inmensas en el campo de la Psicología Forense. A los participantes se les mostró un video tomado por una cámara de seguridad de un hombre caminando hacia una tienda. El video duró solo 8 segundos pero se reprodujo lentamente para que la gente pudiera apreciar la mayor cantidad de detalles posible, aunque para ser honesto, dada la mala calidad del video en sí, se notaron muy pocas peculiaridades. Después de ver el video, se les dijo a los participantes que el hombre era un asesino y que en el momento en que desapareció de la vista entró en la tienda y mató a un guardia. Esta información era verdadera, basada en un caso real. A los participantes se les dijo que su propósito era identificar al asesino a partir de cinco fotos que se les mostraron, que en realidad se habían utilizado en el caso original, excepto que la foto del asesino real fue excluida del experimento. En este punto el grupo se dividió en tres subgrupos: - El primer grupo no recibió ninguna información que pudiera condicionar la elección. - Al segundo grupo le dijeron que estaban equivocados. - Al tercer grupo se le hizo creer que habían identificado al verdadero asesino. A cada uno se le preguntó cuántos factores y características había utilizado para identificar al sospechoso, qué tan seguro estaba de su decisión, qué tan bien había visto al hombre en el video y si podía describir los detalles de su rostro. Los resultados mostraron que simplemente felicitar a las personas por elegir correctamente al sospechoso tuvo un gran efecto en sus relaciones: automáticamente reconocieron que tenían mucha confianza en su elección y, por lo tanto, sus juicios eran confiables, estaban convencidos de que tenían una buena visión general del asesino. y esa identificación había sido muy fácil. De modo que ofrecer una buena retroalimentación a estas personas fortaleció en gran medida su confianza en sí mismos al hacerles creer realmente que su juicio era completamente seguro. Solo el 15% de las personas a las que se les dijo que estaban equivocadas en la identificación aceptaron el juicio mientras que el 50% de las personas a las que se les dio una retroalimentación positiva aumentó su certeza de haber identificado al culpable. En la segunda parte del experimento queríamos considerar qué tan conscientes eran los presuntos testigos sobre la influencia de la retroalimentación condicionante. Como diciendo, si se hubieran dado cuenta de que después de escuchar las palabras de los investigadores su confianza aumentó o disminuyó. Los resultados se pueden imaginar: la gente no se consideraba engañada ni creía que las palabras de aprobación o desaprobación de los estudiosos pudieran afectar lo que habían "visto". Los investigadores aseguran que el fenómeno del condicionamiento positivo no necesita ser verbal, también pueden ser simples señales extraverbales de satisfacción por parte de las fuerzas policiales.



    Añade un comentario de ¿Son confiables los testigos? ¿¡Quizás solo el 50% de ellos!?
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.