close
    search Buscar

    Septiembre: cómo alcanzar sus metas

    Quien soy
    Robert Maurer
    @robertmaurer
    FUENTES CONSULTADAS:

    wikipedia.org

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido

    Hace unos días leí un artículo publicado en la página web de un centro de salud autorizado, en el que se hablaba de las buenas intenciones que se hacen durante las vacaciones de verano.

    El art√≠culo sugiri√≥ 5 buenos h√°bitos para tomar en septiembre y continuar durante todo el a√Īo:

    • Comer sano
    • Hacer ejercicio regularmente
    • Dejar de fumar
    • leer
    • T√≥mate un tiempo para ti.

    El artículo fue muy justo, muy positivo y muy sabio.



    Excepto que una serie de buenas intenciones estructuradas como esta simplemente nunca funcionar√°n.

    La razón es que:

    • Supone implementar un cambio radical en el estilo de vida. Todo de una vez. 
    • No da ninguna estrategia concreta tomar acci√≥n.

    Y as√≠, los sue√Īos veraniegos de cambiar nuestra vida y transformarnos en la mejor versi√≥n de nosotros mismos est√°n condenados a naufragar en cuanto volvamos a nuestra rutina habitual.

    A menos que, una vez que dejemos de so√Īar despiertos, comencemos a usar un poco de estrategia y ciencia para realmente lograrlos.

    En el artículo de hoy, por tanto, te contaré tres reglas básicas que te permitirán poner en práctica tus buenas intenciones de forma eficaz y duradera.

    Ellos son:

    1 - Simplificar

    2 - Analizar

    3 - Usa el tremendo poder de los h√°bitos a tu favor

    Veamos cómo aplicarlos uno tras otro.

    Simplifique: ¬°nunca haga una lista demasiado larga!

    Lo sé, la relajación de las vacaciones nos lleva a pensar que cuando regresemos seremos capaces de cualquier cosa: muchas veces, mientras estaba en la playa en agosto, recopilé largas listas mentales de cosas que cambiaría en mi vida cuando Regresé.



    Lo curioso es que, en la tranquila serenidad de los d√≠as de vacaciones, estas buenas intenciones me parec√≠an realmente obvias, cercanas, y de hecho, muchas veces el sentimiento que las acompa√Īaba era casi de incredulidad por no haber hecho cambios tan triviales en mi vida. .

    Todo me parecía simple y vi el 1 de septiembre como el comienzo de mi nueva vida maravillosa y saludable.

    Luego, puntualmente, llegó septiembre y no solo no logré completar mi larga lista de cambios, sino que no comencé ninguno.

    De hecho, digamos que los olvidé, como si unas semanas antes no hubiera sido yo en esa playa, fantaseando conmigo mismo en el futuro.

    El hecho es que tener demasiados cambios en la cabeza de un solo golpe es uno de los mayores enemigos del éxito.

    Pero, ¬Ņpor qu√© es casi imposible romper sus h√°bitos de una vez?

    Bueno, si lo piensas un momento, tiene sentido: nos llev√≥ a√Īos construir nuestros h√°bitos diarios, ¬°y por eso est√°n profundamente arraigados en nosotros!

    No digo que no se puedan cambiar, pero para hacerlo es mejor concentrar tus fuerzas en uno o dos de ellos a la vez.

    Elegir cu√°l es f√°cil: empieza por el m√°s importante.

    Y si eres de los que luchan por entender qué es lo prioritario, lee mi artículo sobre cómo entender lo que realmente importa (y por qué nos cuesta hacerlo).

    Analizar

    Ahora que se ha centrado en uno o dos objetivos, es hora de analizarlos m√°s de cerca.


    Preg√ļntate a ti mismo primero porque hoy est√°s en esta condici√≥n que no te satisface del todo.


    ¬ŅQu√© lo caus√≥? ¬ŅCu√°l es el origen de esos kilos de m√°s, de esa sesi√≥n de examen perdida, de esa p√©rdida de motivaci√≥n para trabajar?

    Es casi seguro que la respuesta sea un mal h√°bito, uno que ha estado llevando a cabo durante meses o a√Īos.

    Ahora, en cambio, concéntrese en qué hábito podría llevarlo a cambiar su situación.

    ¬ŅCu√°l es la acci√≥n que, repetida a diario, podr√≠a llevarte a mejorar y alcanzar tu objetivo? ¬ŅCu√°nto tiempo tomar√≠a al d√≠a? ¬ŅEs factible? ¬ŅA qu√© hora del d√≠a podr√≠a tomarse el tiempo para llevarlo a cabo? Si pudieras conservarlo a lo largo del tiempo, ¬Ņc√≥mo te sentir√≠as? ¬ŅQu√© ventajas tendr√≠as?

    Al final de este análisis, como en una buena película o un buen libro, habrás identificado:

    • Il malo, ese es el h√°bito que m√°s te aleja de la meta que est√°s considerando.
    • Il sabrosa, ese es el h√°bito que m√°s te acerca a la meta en cuesti√≥n.

    Solo tienes que matar al primero y hacer que el segundo triunfe.

    ¬ŅC√≥mo?

    Afortunadamente, tendr√°s la ciencia para ayudarte.

    Aprovecha el enorme poder de los h√°bitos

    En la década de 50, se llevaron a cabo una serie de experimentos en ratones para investigar el mecanismo de formación de hábitos.

    Afortunadamente, nada de sangre: simplemente metimos ratones dentro de unas jaulas en las que había un trozo de queso detrás de una puerta corredera cuyo mecanismo de apertura se accionaba mediante un botón situado junto al ratón.


    Las primeras veces, el ratón luchó por descubrir cómo abrir la puerta, hasta que cada vez que tocaba al azar el botón rojo, abría la puerta y ganaba su trozo de queso.

    Despu√©s de un cierto n√ļmero de veces, el mouse aprendi√≥ a conectar el bot√≥n rojo con el trozo de queso y luego presion√≥ autom√°ticamente el bot√≥n rojo.


    ¡Incluso cuando no había queso del otro lado! En resumen, había desarrollado un hábito.

    A partir de esta simple observación se formuló la hipótesis de que todo hábito se forma gracias a la repetición de tres elementos:

    • el est√≠mulo
    • acci√≥n (que es el h√°bito real)
    • la recompensa por la acci√≥n

    Unos a√Īos m√°s tarde, de forma absolutamente especular, se demostr√≥ que, para eliminar un mal h√°bito, era necesario suprimir el est√≠mulo y sustituir la recompensa por un castigo.

    Pero, ¬Ņc√≥mo puedes usar esto a tu favor?

    Primero, enfócate en el estímulo, buscar uno que automáticamente te haga pensar en la acción que deseas se convierte en un hábito.

    Si hablamos de actividad física, por ejemplo, podría ser de gran utilidad preparar la ropa deportiva la noche anterior.

    De igual forma, preparar un buen aporte de verduras ya limpias y cortadas en trozos crujientes en la nevera reducirá en gran medida la posibilidad de morder el primer snack hipercalórico que nos encontremos en casa cuando nos asalten las punzadas de hambre.

    El segundo momento es el de la acción, que debe repetirse diariamente inmediatamente después del estímulo.

    Al principio, precisamente porque a√ļn no se ha convertido en un h√°bito, requerir√° una buena dosis de perseverancia y fuerza de voluntad.

    Pero para fortalecer los dos √ļltimos, aqu√≠ viene a ayudar el tercer momento clave, o gratificaci√≥n.

    Y aqu√≠ tenemos otros ejemplos cl√°sicos ... ¬Ņuna cerveza fresca? una ducha caliente? tu serie favorita en Netflix? Estoy seguro de que encontrar√° algo adecuado.

    Si puedes repetir este patr√≥n est√≠mulo-acci√≥n-gratificaci√≥n durante un n√ļmero bastante elevado de veces, llegar√° a un punto en el que el est√≠mulo ya le har√° anticipar el momento de la gratificaci√≥n.

    Pasado un tiempo, tu nuevo h√°bito ya no ser√° una especie de castigo al que enfrentarte a cambio de una recompensa, sino una necesidad, algo que te haga sentir bien y que te sentir√°s parte de ti mismo.

    Por supuesto, si en lugar de tomar un buen hábito tienes que perder uno malo, ¡reviértelo todo!

    Y por lo tanto:

    • Hacer desaparecer de casa todos los est√≠mulos posibles
    • Esfu√©rcese por no ceder (porque cada vez que tenga √©xito, su autoestima se fortalecer√°)
    • Si finalmente te rindes, renuncia a alguna cosita que te guste (¬°Advertencia, evita el castigo! Solo te mortificar√°s, mientras que lo que quieres es enviar una peque√Īa se√Īal de disgusto a tu cerebro)

    Al aplicar estas reglas, verá que sus propósitos de verano no se desvanecerán junto con la atmósfera que los generó, sino que se harán realidad uno tras otro.

    Septiembre ya no será el fin de las ilusiones y la ligereza que las generó, sino el comienzo de una nueva y mejor versión de ti mismo.

    A√Īade un comentario de Septiembre: c√≥mo alcanzar sus metas
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.