close
    search Buscar

    Sanación emocional: ¿Cómo perdonarse a sí mismo después de cometer un error?

    Quien soy
    Joe Dispenza
    @joedispenza
    FUENTES CONSULTADAS:

    wikipedia.org

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido

    "No importa cuántos errores haya cometido o qué tan lento esté avanzando, aún así, todavía está por delante de todos los que no lo intentan". Esta frase de Tony Robbins exalta la proactividad, no quedarse con los brazos cruzados y tener la valentía de correr riesgos, pero aun así, la perspectiva de cometer errores puede asustarnos. A veces el miedo es tan grande que nos paraliza y decidimos parar. En otros casos, arriesgamos, pero luego fallamos. Así que no asumimos el error sino que lo sumamos a nuestra carga de culpa que se hace cada día más pesada y nos impide seguir adelante.

    Perdónate a ti mismo: más allá del simbolismo hay una razón práctica para hacerlo

    Un estudio muy interesante realizado por la Universidad de Carleton reveló que aprender a perdonar no es solo un acto simbólico, también tiene implicaciones prácticas para nuestra vida. Estos psicólogos siguieron a 119 estudiantes universitarios durante su primer año de estudios. Todos tenían una cosa en común: postergaron demasiado las cosas durante el primer semestre, estudiaron muy poco y, como resultado, obtuvieron muy malas calificaciones en los primeros exámenes, pero perdonarse a uno mismo por este error fue crucial para cambiar la forma en que abordaron el segundo. exámenes semestrales. Los psicólogos han notado que aquellos que se quedaron atrapados en la culpa obtuvieron las peores calificaciones. En cambio, quienes han sabido perdonarse y seguir adelante han adoptado una actitud más proactiva evitando procrastinar y logrando así un mejor rendimiento académico. Estos psicólogos están convencidos de que el perdón nos permite ir más allá de las conductas desadaptativas y nos ayuda a enfocarnos en el futuro. , evitando que el peso del pasado pueda interferir También hay que tener en cuenta que el sentimiento de culpa genera la tendencia a evitar determinadas conductas, actividades y personas. En la práctica, si la culpa permanece activa, tendremos a evitar situaciones similares en el futuro que podrían generar más culpa y que asociaríamos con algo negativo. Al contrario, cuando perdonamos, estas situaciones ya no son un problema y no tendremos motivos para evitarlas, pero nos sentiremos obligados a afrontarlas.

    Los 5 pasos esenciales para perdonarte a ti mismo

    1. Sea consciente del error. El primer paso para perdonarse a sí mismo es comprender el alcance de lo que hemos hecho. No tiene sentido negar el error porque no lo hará desaparecer. Tampoco tiene sentido poner excusas por nuestro comportamiento, porque solo nos mantendrá en un estado constante de negación. Simplemente tenemos que aceptar que nos hemos equivocado, este momento puede ser doloroso porque es probable que, por primera vez, seamos plenamente conscientes del daño que hemos causado. Pero es importante no tener miedo del dolor que sentiremos. No niegues el dolor, siéntelo y acéptalo como un paso necesario en el camino de la curación emocional.
    2. Comprender nuestro papel. Una vez que somos conscientes del error cometido, es el momento de evaluar las consecuencias, tanto para nosotros como para las personas involucradas. Sin embargo, no significa iniciar una caza de brujas en busca de culpables, solo asumir nuestra parte de responsabilidad por lo que sucedió; es una fase difícil, ya que generalmente tendemos a sobreestimar nuestro papel. Tomados por sentimientos de culpa, luchamos por darnos cuenta de que, incluso si el error puede haber sido nuestro, probablemente haya un conjunto de circunstancias que nos hayan empujado en esta dirección. Por supuesto, el objetivo no es encontrar excusas, sino simplemente entender por qué tomamos esta decisión. Quizás esto nos haga darnos cuenta de que hemos hecho lo mejor que hemos podido, dadas las circunstancias, nuestro nivel de madurez y la información que teníamos en ese momento.
    3. Aprenda la lección. Dan Sullivan dijo una vez que todas las experiencias se componen de dos partes: la parte que funciona y la parte que no. Una vez que ambos hemos identificado, podemos encontrar nuevas formas de maximizar la parte que funcionó y eliminar la parte que no funcionó, lo que significa que también podemos aprender algo de los errores. Cada experiencia tiene una lección de vida para nosotros. Si solo experimentamos dolor y culpa, la experiencia habrá sido en vano. Por el contrario, si somos capaces de identificar la enseñanza, saldremos fortalecidos, más resilientes y mejor preparados para afrontar el futuro. Por lo tanto, pregúntese qué puede aprender de su error que necesitará en el futuro.
    4. Ríase de ello. Cuando nos encontramos en una situación complicada, o cuando nuestro error parece demasiado grande, es difícil encontrar aspectos divertidos en la situación en cuestión. Sin embargo, aprender a reírnos de nosotros mismos es fundamental para afrontar los problemas. De hecho, Shakespeare solía decir que “reírse de nuestros errores puede alargar nuestras vidas”. Pero no significa minimizar el daño o error haciendo humor, sino poder enfocarlo desde otra perspectiva, tomar distancia emocional. poder reírnos de nuestras inquietudes, actitudes o comportamientos. De hecho, si piensas en el pasado y recuerdas lo asustado que estabas de un maestro en particular o lo preocupado que estabas por el primer beso, es probable que te haga sonreír, porque ahora te parece gracioso lo que te preocupaba en el pasado. pasado. Asimismo, lo que te preocupa hoy será historia mañana.
    5. Da vuelta la página y sigue adelante. Una vez que hemos aceptado el error y aprendido la lección, no tenemos nada más que hacer que seguir adelante. No tiene sentido seguir estancados en el mismo capítulo de nuestra vida. De hecho, de esta manera solo nos estamos negando la posibilidad de seguir viviendo, es importante poder perdonarnos este error y darnos permiso para seguir adelante. No somos nuestros errores, nuestros errores no nos definen como persona. Somos mucho más que eso. Lo que realmente demuestra nuestra valía es la forma en que afrontamos estos errores. En cualquier caso, recuerde siempre las palabras del escritor alemán Gotthold Ephraim Lessing: "No hay nada peor que cometer un error por miedo a equivocarse".
    Añade un comentario de Sanación emocional: ¿Cómo perdonarse a sí mismo después de cometer un error?
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.