Rivales, una figura estresante en el trabajo

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias
Rivales, una figura estresante en el trabajo

Los "rivales" son aquellos compa√Īeros con los que, manteniendo una relaci√≥n m√°s o menos cordial, sabemos que no podemos confiar porque te pueden traicionar. ¬ŅTe sientes identificado?

Última actualización: 24 de enero de 2022

Los rivales son figuras que encontramos en todos los ambientes de trabajo y con quien establecemos una relación ambivalente. Podemos llevarnos bien con ellos, trabajar junto a ellos y tener conversaciones amistosas. Sin embargo, es imposible confiar en ellos porque algo nos dice que nos pueden traicionar.



Hay una voz interior que nos repite una y otra vez ‚Äúten cuidado, cuida tu espalda‚ÄĚ. Son personalidades que discurren en un espacio gris en las relaciones interpersonales y que todos conocemos.

Es muy fácil identificar a los verdaderos amigos, aquellos que ofrecen luz y bienestar. También tenemos a nuestros bien catalogados enemigos en el otro extremo. Quien está en el centro nos aporta cierta complejidad a la hora de definirlos.

No son perfiles amenazantes como un enemigo, no se erigen en aliados y c√≥mplices de la vida cotidiana. los rivales son hombres y mujeres que pueden ser amables hoy y criticarnos a nuestras espaldas ma√Īana.

¬ŅQui√©nes son los rivales?

Podemos convivir con nuestros rivales, pero sabemos que en cualquier momento pensar√°n en sus intereses y nos traicionar√°n. Es com√ļn tenerlos como compa√Īeros, aunque tambi√©n puede ser un amigo e incluso un miembro de la familia. Son esas figuras que gravitan a nuestro alrededor y con las que chocamos de vez en cuando.

Es bueno entender que estos lazos no son inofensivos. El impacto que pueden tener en nuestra salud mental es bastante intenso y, en ocasiones, incluso da√Īino.


Esopo dijo que "un amigo incierto es peor que un enemigo declarado". No sabemos qué esperar en estos casos y la inseguridad, como la desconfianza, nos hace sentir como si avanzáramos sobre terreno inestable.


La psicolog√≠a se ha centrado recientemente en estas "√°reas grises" de nuestras relaciones sociales. Figuras que no son ni amigas ni enemigas han resultado ser muy da√Īinas, seg√ļn la investigaci√≥n cient√≠fica.

No podemos escapar de todas las personas que nos generan desconfianza

En el caso de personas que traen más preocupaciones que momentos de calma, es normal pensar que es mejor distanciarse de ellas. Sin embargo, esto no siempre es posible. Vivimos en ecologías sociales evolucionadas en las que nos vemos obligados a vivir unos con otros.

Más allá de eso, aparece otro fenómeno evidente. Los amigos son las figuras más frecuentes en nuestra vida diaria. Los buenos amigos se pueden contar con los dedos de una mano, y los enemigos también suelen ser bastante raros.

Los enlaces que pertenecen a la zona gris y ambivalente, en cambio, son los más frecuentes y también generan sentimientos muy complejos de amor/odio.

Hay compa√Īeros con los que logramos convivir, con los que conseguimos metas y un d√≠a hasta salimos con ellos a cenar. Sin embargo, est√° claro que en ocasiones estas personas nos criticar√°n a nuestras espaldas y, si pueden, nos enga√Īar√°n para conseguir un ascenso. Situaciones que inevitablemente generan alto estr√©s.

Los rivales se definen por un comportamiento pasivo-agresivo: habr√° momentos en los que buscar√°n nuestra complicidad y, m√°s tarde, acabar√°n traicion√°ndonos.


Los rivales est√°n contra nosotros.

Uno de los libros más interesantes sobre el comportamiento humano, las relaciones sociales y la evolución es Evolutionary Psychology de David M. Buss.

En este trabajo se explica que las rivalidades son comunes en la naturaleza humana, porque somos criaturas sociales que compiten entre sí.

En otras palabras, las personas pueden ser tanto aliadas como enemigas en casi cualquier escenario. Los hermanos pueden amarse, pero en alg√ļn momento tambi√©n pueden terminar compitiendo.


Lo mismo sucede con algunos amigos. Sin embargo, las rivalidades se manifiestan sobre todo en el √°mbito laboral siguiendo el contexto evidente marcado por la competitividad.

En promedio, los rivales siempre intentan mantener una actitud amistosa hacia nosotros. Saben que siempre es mejor ser precavidos, mantener la armonía y las apariencias.

Sin embargo, somos conscientes de que esta cercan√≠a es ego√≠sta y que b√°sicamente navegan en el resentimiento, la hipervigilancia y hasta los celos.


No saber qué esperar de tus rivales y, por tanto, tener que estar siempre alerta te hace vivir la situación con estrés y ansiedad.

Las relaciones ambivalentes causan estrés

Los compa√Īeros rivales son la principal fuente de estr√©s en el trabajo. El ser humano necesita lazos sociales basados ‚Äč‚Äčen la confianza. Cuando esto no sucede, no se percibe y no existe en ninguna relaci√≥n, siempre estamos alerta.

El trabajo de investigación realizado por la Universidad Brigham Young se centra en cómo Las relaciones ambivalentes afectan la salud física y psicológica. Trabajar con alguien que nos critica a nuestras espaldas, pero luego nos elogia y nos invita a almorzar es agotador.

Tener un familiar o amigo al que apreciamos pero que de vez en cuando nos ignora o nos miente acaba por agotarnos mental y emocionalmente. E insistimos, la solución no siempre es tan sencilla como distanciarse de estas figuras polémicas y ambivalentes.


Conclusiones

En muchos casos nos vemos obligados a gravitar, a movernos alrededor de nuestros rivales. La incertidumbre relacional, no saber c√≥mo se comportar√°n ciertas personas, no poder confiar en quienes nos rodean es un fen√≥meno com√ļn del que no se habla lo suficiente.

Estamos obligados a convivir y gestionar a nuestros rivales. Reducir nuestras expectativas sobre ellos y salvaguardar nuestros límites emocionales es la clave para neutralizarlos y mantenerse a flote.

A√Īade un comentario de Rivales, una figura estresante en el trabajo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.