Resistencia al cambio: no cometas el error de Franco

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

En este artículo veremos qué resistencia al cambio, porque es tan frecuente y 3 consejos prácticos para dejarlo atrás.

 

Me gustaría empezar contándote una historia.

El protagonista de esta historia es un anciano de las Marcas que frecuentaba (y espero que sigan frecuentando) el Bar cerca de la estaci√≥n de autobuses de S√≠, la ciudad donde pas√© mis a√Īos de escuela secundaria.

¬ŅQu√© ten√≠a de especial este se√Īor, al que para mayor comodidad llamaremos Franco?



Franco fue el emblema de la fedeltà.

Todas las ma√Īanas, a las 7:45 en punto, cuando llegaba mi bus de Filottrano, Franco estaba all√≠ en el bar, siempre en el mismo lugar.

En la escuela secundaria, cada d√≠a era algo nuevo: una pregunta inesperada, una tragedia adolescente casi extra√Īada, una nota de tu amada. En resumen, en el momento en que ten√≠amos pocas certezas... excepto uno: sab√≠amos que encontrar√≠amos a Franco sentado all√≠, en la mesa de la esquina derecha de la barra, cuando baj√°ramos del autob√ļs.

… Hasta que un día el club no lo hizo gestión cambiada.

Fue entonces cuando Franco empezó a convertirse en protagonista de episodios extranjeros.

Durante las obras, cuando el bar estaba cerrado, seguía funcionando durante semanas. en peregrinación a la estación de autobuses, deteniéndose un rato frente a las contraventanas bajadas, estupefacto y receloso, como para comprobar si era cierto que en realidad no se podía entrar.

Pero lo mejor estaba a√ļn por llegar.

Cuando el lugar reabri√≥, con diferentes muebles y gerentes, el asunto se volvi√≥ a√ļn m√°s inusual.

Franco llegó hasta la acera, se detuvo frente al Bar, a unos pasos del nuevo letrero pulido, miró adentro, estiró el cuello y entrecerró los ojos, luego Volvió, con una expresión muy triste en su rostro.



A√ļn hoy no tengo ni idea de si Franco alguna vez decidi√≥ poner un pie en el nuevo Colegio de Abogados y encargar a ese bianchino que invariablemente le hac√≠a compa√Ī√≠a a las 7:45 de la ma√Īana.

El "Franco" que hay dentro de cada uno de nosotros

"No es la especie m√°s fuerte ni la m√°s inteligente la que sobrevive, sino la que mejor se adapta al cambio".

Charles Darwin.

Quería comenzar este artículo dedicado a resistencia al cambio con la triste historia de Franco porque, al fin y al cabo, hay un poco del viejo Franco en cada uno de nosotros.

Por naturaleza, en muchos contextos de nuestra vida, mientras que fuera del mundo está en constante cambio de "gestión", muchas veces nos quedamos en la acera, indecisos sobre qué hacer.

Nos quedamos a medio camino entre una situación que ya ha terminado y una nueva que suscita mil dudas.

A veces somos nosotros mismos los "due√Īos del Bar" y sentimos que ha llegado el momento de cambiar la "gesti√≥n" (cambiar trabajo / ciudad / relaciones / h√°bitos), pero, como el viejo Franco, preferimos escondernos en la mesa del rinc√≥n correcto de nuestra vida.

¬ŅAlguna vez te has preguntado por qu√© el cambio es tan dif√≠cil? ¬ŅTanto m√°s cuando somos perfectamente conscientes de que es lo correcto?

Si no nos adaptamos y adoptamos nuevos comportamientos, difícilmente seremos capaces de alcanzar nuestras metas más ambiciosas.

La resistencia al cambio por lo tanto, es el obst√°culo # 1 en el camino hacia la vida que siempre hemos querido.


Es hora de entender por qué el cambio es tan difícil para los humanos y cómo podemos aprender a hacerlo… GetPersonalGrowth.

Las 3 resistencias m√°s habituales al cambio

"La √ļnica constante en la vida es el cambio."


Buda.

Para enfrentar a nuestro enemigo, el resistencia al cambio, primero debemos conocerlo.

Así que veamos cuáles son 3 tipos principales de resistencia al cambio.

1. La resistencia lógico-racional

Siempre que decidamos cambiar la forma en que hacemos algo, siempre habrá una fase inicial en la que nuevo enfoque nos traerá menos resultados que el método antiguo.

Les daré un ejemplo relacionado con el estudio.

Los estudiantes que siguen GetPersonalGrowth y deciden aplicar el método de estudio explicado en detalle en "Estudie menos, estudie mejor (Sm2 2.0)"En las primeras 2-3 semanas les resulta más difícil de lo habitual estudiar.

Esto sucede porque las estrategias explicadas en Sm2 2.0 son diferentes a todo lo que han intentado en sus a√Īos de estudio y ante este enfoque completamente nuevo su mente requiere un inevitable per√≠odo de adaptaci√≥n.

Después de esta fase inicial, sin embargo, sus resultados universitarios explotan y la aplicación del método Sm2 se convierte en una segunda piel.

Esto suele suceder en nuestro camino de crecimiento personal y en general siempre que tenemos que afrontar un cambio.

Nuestra pereza innata nos lleva a dar mucho más peso a lo que es el costo (y la fatiga) del compromiso inicial, descontando en cambio i beneficios que recopilaremos gracias al nuevo enfoque en un futuro próximo.


En la parte final del artículo veremos cómo superar esta resistencia lógico-racional, ¡que no es tan racional!

2. Resistencia emocional

Digamos que logras superar la resistencia lógico-racional, y finalmente te das cuenta de que los beneficios futuros en realidad valen un sacrificio inmediato ... ¡pero sigues estancado!


Siempre que empiezas a pensar en ese cambio, casi sientes una malestar físico, malestar que desaparece solo después de horas del maratón de Netflix.

En este caso, su resistencia al cambio es natural. emocional.

  • Quizas tu eres asustado de las noticias y cambios.
  • Tal vez eres un perfeccionista y la idea de involucrarse te pone ansioso.
  • Tal vez eres un dominante y tener que perderlo desde el principio en el cambio es imposible para usted.

También en este caso veremos cómo podemos calmar la resistencia emocional y hacer esos cambios que siempre hemos querido.

3. Resistencia social

Finalmente tenemos lo que se define resistencia social.

En este caso, no es nuestro poner un radio en la rueda. mente, ni el nuestro corazón, pero los otros personas.

Cada cambio en nuestra vida es como una piedra que cae en un estanque y causa interferencia en la superficie del agua.

En definitiva, cuando decidimos cambiar algo, los "peces" de nuestro estanque (familiares, amigos, compa√Īeros, etc.) se ponen nerviosos y si somos especialmente sensibles a juicio de los dem√°s tendemos a bloquear y reprimir el cambio de ra√≠z.

Las estrategias al final del art√≠culo le permitir√°n lidiar tambi√©n con este √ļltimo tipo de resistencia.

Sin embargo, antes de verlos, intentemos comprender mejor por qué, por naturaleza, somos tan alérgicos al cambio.

Porque la resistencia al cambio est√° escrita en nuestros genes

La culpa, una vez m√°s, es de nuestros antepasados ‚Äč‚Äčy nuestra fisiolog√≠a.

La evolución siempre nos ha llevado a buscar las soluciones más adecuadas:

  1. una sopravvivenza,
  2. al el menor desperdicio de energía posible.

Científicamente hablamos de homeostasis.

Omeoche?!? No, no Andre ', no estamos ah√≠: ¬°el profesor Burioni dijo que la homeopat√≠a es in√ļtil!

Homeostasis (que no debe confundirse con homeopatía :-D) es el término técnico que indica la condición de estabilidad interna de un sistema, que tiende a mantener incluso en caso de perturbaciones externas.

Para volver a su precioso punto de equilibrio y no desperdiciar más energía, el sistema implementará toda una serie de precauciones.

"Todos los mecanismos vitales, por variados que sean, no tienen m√°s que un objetivo constante: el de mantener la unidad de las condiciones de vida del medio interno".

Claude Bernard.

Homeostasis en nuestro cuerpo

Es gracias ahomeostasis si nuestra temperatura corporal se mantiene (generalmente) en un rango muy estable, independientemente de las condiciones clim√°ticas externas.

Lo mismo ocurre con otros factores químico-físicos relacionados con nuestro cuerpo como Ph de la sangre o volumen de líquidos internos.

En resumen, si nuestro cuerpo no se regulara continuamente buscando el equilibrio, todos estaríamos muertos.

Y nuestra mente también tiende a respetar este principio de "reequilibrio" ...

Homeostasis en nuestra mente

Como bien sabes, la separación entre mente y cuerpo es puramente ficticia, lo cierto es que son una que continuamente se influye y condiciona entre sí.

Y así, cuando nuestro cuerpo intenta continuamente restaurar las condiciones iniciales a cada cambio ambiental, inevitablemente nuestra mente también tiende a seguir su ejemplo.

Por tanto, no es una coincidencia que nos alejemos del cambio y amemos la estabilidad.

De hecho, cada hipótesis de cambio corresponde a una empuje igual y opuesto por nuestro sistema psicofísico para devolvernos al equilibrio de lo conocido.

Y cuanto mayor sea la transformación que meditemos, mayor será nuestra resistencia interna, resistencia que se manifestará mental y emocionalmente en forma de:

  • miedo,
  • malestar
  • ansiedad,
  • dificultad para concentrarse,
  • culpa,
  • tristeza,
  • falta de energ√≠a y as√≠ sucesivamente!

Entonces, Andre, ¬Ņme est√°s diciendo que el cambio va en contra de la naturaleza? Ah ... est√° bien entonces: ¬°ni siquiera lo intento!

Comprender el origen de nuestra resistencia natural al cambio no significa ceder al hecho de que el cambio tiene que ser agotador o incluso imposible.

En efecto.

Ahora que conocemos a nuestro "enemigo", podemos sacar las armas m√°s adecuadas para contrarrestarlo.

Aquí hay 3 estrategias para superar la resistencia al cambio.

3 consejos pr√°cticos para vencer la resistencia al cambio

Veamos 3 técnicas poco ortodoxas para desencadenar un cambio en nuestra vida y vencer nuestra resistencia al cambio.

1. La técnica "Franco"

¬ŅTe acuerdas de nuestro amigo Franco? ¬ŅEl anciano de las Marcas que iba al bar de la estaci√≥n de autobuses todas las ma√Īanas?

Aquí, incluso si puede parecer contradictorio, imitarlo te ayudará a vencer tu alergia al cambio.

Dejame explicar ...

Intenta repetir exactamente lo mismo ID√ČNTICO acciones durante al menos una semana.

Y cuando digo idéntico, me refiero a exactamente idéntico ...

  • Si sales por uno el lunes trotar en el parque escuchar una determinada lista de reproducci√≥n, repetir la misma ruta tambi√©n los martes, mi√©rcoles, jueves, etc. escuchando la misma lista de reproducci√≥n.
  • Si comes all√≠ para almorzar pasta con salsa de tomate, coma la misma pasta con el mismo condimento todos los d√≠as.
  • Si por la noche antes de acostarse leer una novela, relea las mismas p√°ginas todas las noches de la semana "francesa".

En resumen, has captado la indirecta.

El primer secreto para superar tu resistencia natural al cambio es llevarlo al extremo.

Te puedo asegurar que despues de unos dias de esto repetición obsesiva no habrá célula en tu cuerpo que no pida cambiar algo en tu vida.

... y ser√° en ese preciso momento que t√ļ introducir√°s un cambio positivo en tu vida y no solo lo presentar√°s, sino que saborear√°s cada momento de esta nueva libertad.

2. El método "Poe"

En el colegio o por placer personal seguro que habrás leído algunas páginas de ese extraordinario talento del narrativa horror che fu Edgar Allan Poe.

El Método Poe se llama así en su honor, ya que te sumergirá en uno ... escenario de terror!

¬ŅEst√°s listo?

En cuanto termines este art√≠culo, escribe, con gran detalle, c√≥mo ser√° el tuyo. vida (pesadilla) en 5 a√Īos, si fueras a seguir viviendo tus d√≠as como los est√°s viviendo en este preciso momento, sin abandonar esos malos habitos lo sabes bien y sin introducir esos buenos h√°bitos que conoces bien.

Por favor, abundan los detalles, dramatizando esta visión de futuro suya cuando sea necesario.

A diferencia de lo que les dicen los paragur√ļs de las vibraciones c√≥smicas, a veces las opiniones negativas son mucho m√°s efectivas que las positivas.

De hecho, nuestra mente tiende a confundir puntos de vista y realidad, y si las positivas tienden a hacernos sentarnos en los laureles, las negativas nos dan la pizca suficiente a la c * lo necesaria para iniciar ese cambio que venimos postergando. por mucho tiempo.

3. El h√°bito de la "piedra angular"

Gracias a las técnicas anteriores hemos visto como realizar el cambio desiderabile e irresistibile; En este punto, sin embargo, una pregunta puede haber surgido en su mente:

"¬°¬ŅPero d√≥nde diablos comienzo este cambio ?!"

Cambiar por cambiar no tiene sentido, pero en realidad podría ser contraproducente.

Para que el cambio sea efectivo debe respetar dos elementos clave:

  • Tiene que ser un h√°bito. Solo cambiando algo que repetimos todos los d√≠as, algo realmente cambiar√° en nuestra vida.
  • Debe tratarse de un h√°bito ... "especial". No todos los h√°bitos tienen el mismo peso, hay h√°bitos que una vez adquiridos nos mueven poco o nada y otros en cambio desencadenan un efecto domin√≥ capaz de revolucionar toda nuestra vida.

... entre estos √ļltimos hay uno a√ļn m√°s "especial": el h√°bito de la "piedra angular".

Como esa piedra angular que por s√≠ sola hace que un arco sea s√≥lido y resistente, el h√°bito de la ‚Äúpiedra angular‚ÄĚ es capaz de sostener y alimentar nuestra revoluci√≥n personal.

No sólo.

El hábito clave es una acción muy específica y personal: cada uno de nosotros, de hecho, tiene un hábito "clave" extremadamente peculiar de su.

Para ser claros, un h√°bito "clave" no es gen√©rico: "levantarse temprano en la ma√Īana", "comer sano", etc. Son todos h√°bitos excelentes, pero demasiado vagos para motivarnos y apoyarnos en el cambio.

No, el h√°bito de la "piedra angular" es algo que cada uno de nosotros debemos identificar por nosotros mismos y podr√≠a ser tan espec√≠fico como‚Ķ "escuchar el discurso motivacional de Al Pacino en el vestuario del equipo de f√ļtbol apenas termino de cepillarme los dientes en el ma√Īana ‚ÄĚ(Es solo un buen ejemplo ;-)).

A√Īade un comentario de Resistencia al cambio: no cometas el error de Franco
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.