close
    search Buscar

    Quien no puede hacer ense√Īa

    Quien soy
    Robert Maurer
    @robertmaurer
    FUENTES CONSULTADAS:

    wikipedia.org

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido

    Para interiorizar las ense√Īanzas del crecimiento personal, no basta con ponerlas en pr√°ctica, sino que tambi√©n debes saber c√≥mo ense√Īarlas.


    Quien sabe lo hace, quien no sabe ense√Īa

    Ese viejo refr√°n, "el que sabe hace, el que no sabe ense√Īa", naci√≥ con un mensaje muy concreto: desconf√≠a de los que dan lecciones gratis, porque las mejores lecciones que aprender√°s son las que te impartes.

    Suele exaltarse el punto de vista del lector, de quien, desarrollando un esp√≠ritu cr√≠tico, puede llegar a dominarse a s√≠ mismo. Por otro lado tambien quien ense√Īa tiene un retorno sensible.



    Si bien el destinatario no es importante, la presencia de una audiencia ayuda a considerar válidos los compromisos, apreciados y libera una necesaria autocrítica que solo puede mejorar el trabajo.

    Por eso comenc√© a tratar personalmente con desarrollo personal, porque realmente necesitaba tomar posesi√≥n de la capacidad de mejorarme y llegar a usar esa capacidad. Entonces me di cuenta de que la mejor manera de saber hasta qu√© punto somos "capaces" y lo que a√ļn tenemos que aprender es confrontar a alguien que sea capaz de escucharte de verdad: quien quiere aprender.

    El concepto de calidad

    Decidí comenzar mi andadura pensando en el concepto de calidad.

    Leí un libro que creo que muchos han leído, "Zen y el arte del mantenimiento de motocicletas", que inspiró esta reflexión mía.

    ¬ŅEl primer impulso? Ni√©gueme, y luego estar√° de acuerdo conmigo.

    La razón por la que un intento de autoanálisis A menudo se manifiesta mucho más eficazmente en un post destinado a ser leído por muchas personas, que en las páginas del diario personal de uno, es que una exteriorización, en cualquier forma, nace en un intento de ser absoluto.



    Cuando expresamos una opinión, antes de que estalle en un razonamiento, representa un axioma irrefutable para nosotros. Asimismo, un artículo, o cualquier expresión de nosotros mismos, nace para definir algo inmutable y está construido para no ser refutable.

    El resultado viene dado por la atención a los detalles imperceptibles en una primera lectura, por el perfeccionismo, por el miedo a ser pillados en el error por sus destinatarios.

    la "Intento de ense√Īar"Nos empuja a una empat√≠a que normalmente no tendr√≠amos.

    La simple comunicaci√≥n se detiene para afirmar algo, lala ense√Īanza va m√°s all√° ponernos en la piel de nuestros lectores (o del p√ļblico en general) con dos efectos, uno inmediato y otro p√≥stumo, ambos de suma importancia:


    • En el futuro inmediato, aclaramos y simplifiquemos nuestro pensamiento, llegando a desenredar los nudos m√°s retorcidos, que nos impiden cualquier mejora, pero que son invisibles a nuestros ojos.
    • Luego, con √©xito, se potencia el egocentrismo de quienes sienten la necesidad de expresarse a toda costa, por lo que recibimos retroalimentaci√≥n en nuestro trabajo. La confianza en los propios medios es la base de cualquier proyecto, y no significa no admitir los errores, sino potenciar un contraste que solo puede producir nuevos contenidos.

    Por eso escribí este post, para encontrar, a través de mis argumentos en voz alta, los caminos que me conducen hacia una completa mejora personal, ¡esperando encontrarme a veces con algunos de ustedes lectores apasionados!


    A√Īade un comentario de Quien no puede hacer ense√Īa
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.