¿Puedes expresar tus quejas de manera efectiva?

Quien soy
Robert Maurer
@robertmaurer
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

¿Puedes expresar tus quejas de manera efectiva?

Última actualización: 20 octubre, 2015

Muy a menudo nos quejamos de personas que siempre están de mal humor o que, no sabemos cómo, siempre logran arruinarnos el día con su expresión irritada desde la mañana. Bueno, lo increíble es que muchas de las personas que se quejan todo el tiempo en realidad están usando un remedio emocional desconocido para muchos, y que es efectivo para liberar la frustración: queja.



El acto de quejarse nos permite eliminar el estrés, liberar la frustración y recuperar la energía que necesitamos para afrontar y superar los problemas que se presentan.

Esta actitud tiene aspectos positivos muy recomendables para nuestra salud emocional, y hoy te hablaremos solo de cómo las quejas pueden convertirse en una herramienta beneficiosa en nuestra vida.

La queja como medio para liberar la frustración

Para entender de qué estamos hablando, es importante aclarar tres puntos que te permitirán entender cómo funciona nuestro pensamiento. Esto te permitirá aplicarlo también a los problemas que se te presenten, de forma positiva.

1. Existen diferentes tipos de quejas, no siempre una es la misma.

Cambian según su origen, las emociones que siente la persona, el contexto emocional, etc. Es importante tener claro que No todas las denuncias siguen el mismo proceso, algunas son más positivas que otras.

Debe tener este punto en mente si desea utilizar las quejas de manera beneficiosa. Un claro ejemplo es la diferencia entre quejarse de una situación que forma parte de nuestro día a día, como que nuestra pareja siempre llega tarde, o quejarnos de cómo nos trata nuestro jefe en el trabajo. Aunque usamos las mismas palabras cuando expresamos estas emociones negativas, el contexto es completamente diferente.



Es importante distinguir el tono emocional en el que nos quejamos, teniendo en cuenta que una sola queja aislada no nos servirá de mucho; pero si nos sentimos enojadoquejarnos nos permitirá liberar ese malestar y exceso de energía negativa. Se podría decir que es bueno optar por liberar las emociones negativas en un momento específico, en lugar de salir de la frustración de forma equivocada.

2. Practicar el duelo como recurso emocional.

Quejarse es una acción emocional fácil de integrar en el conjunto de herramientas que tenemos a nuestro alcance para liberar tensiones. Su mecanismo es sencillo, pero la responsabilidad que conlleva no lo es.

Es crucial recalcar la importancia de ser responsables a la hora de utilizar este mecanismo de liberación, ya que si lo llevamos a cabo con personas que podemos influir negativamente en ellas no servirá de mucho. Arruinaremos nuestras relaciones personales haciéndonos demasiado pesados, y no mostraremos respeto por el amor incondicional que nos está dando la persona que nos está dando. el nos esta escuchando en ese momento.

Para entender cómo funciona este mecanismo de manera positiva, solo necesitamos identificarnos con la situación. Si estamos experimentando un sentimiento negativo muy intenso y en ese momento hay un problema con otra persona, probablemente exageraremos nuestra reacción debido a nuestro estado emocional inicial.. Por esto los sentimientos y emociones negativas deben tramitarse por separado, en la medida de lo posible, de lo contrario podrían contaminar nuestras relaciones.

De esta forma reducirás la posibilidad de generar una situación negativa con una persona que no tiene la culpa. Por ejemplo, imagina que te despiertas y descubres que se te acabó la leche y nadie la ha comprado. Si no te estás quejando en ese momento, no estarás liberando la energía negativa que esa situación genera en ti, y luego podrías hacerle pagar a una persona que se cruce en tu camino, sin motivo real.



Por último, es bueno saber que un exceso de quejas hacia el exterior o una continua actitud negativa hacia todo lo que nos sucede son claros indicios de que no estamos gestionando bien nuestras emociones.. Estamos atravesando una cadena de acontecimientos que despiertan en nosotros emociones del mismo tipo, en este caso, negativas.

Cuando nos damos cuenta de que estamos en una situación así, una de las estrategias más recomendables es incrementar el control sobre lo que nos sucede.. Puede ser buena idea salir un poco antes del trabajo e ir a casa a disfrutar de alguna actividad que, por experiencia, pueda recargarnos de energía positiva.

Después de una jornada de trabajo, muchas veces volvemos a casa cansados ​​y con la cabeza llena de pensamientos, porque no hemos sido capaces de descargar esa energía cuando ha sido necesario. Poder quejarnos en silencio o en voz alta, aunque sea solo por nosotros mismos, nos permitirá liberar esa tensión acumulada, eliminar el posible mal humor y descansar mucho mejor a la hora de acostarnos.

3. La denuncia es útil, pero no debemos exagerar

Cuando hacemos una denuncia, debemos considerar qué queremos lograr con ella.

Imagina que tu jefe está a punto de aumentarnos el salario o que le has presentado una solicitud formal y te has dicho que lo pensará. Quejarle en ese momento de la silla en la que estamos trabajando, la ubicación de nuestro escritorio o nuestra jornada laboral puede provocar que se centre únicamente en solucionar ese problema y que, una vez satisfecha tu queja, decida no hacerlo. no te des más ese aumento, porque siente que ya ha hecho suficiente por ti. Si esa queja no fue crítica para usted, debe tener cuidado de no enviarla junto con otras solicitudes más importantes.. Quejarse siempre de una cosa a la vez.



Este artículo está destinado a hacerte entender que una denuncia bien presentada y oportuna puede ser de gran ayuda, tanto para liberarte de un estado emocional negativo como para lograr los cambios que deseas en el mundo real. Pero recuerda que si la situación se sale de control, tu queja también puede afectarte negativamente, empeorando la situación.

Ser razonable siempre es vital si quieres madurar como persona y mejorar la calidad de tu vida emocional; por lo tanto, si algo te está haciendo sentir mal, no es necesario centrar nuestra atención en otra cosa, quejarnos de eso y descargar nuestra frustración.

Es bueno ser consciente de que quejarse puede ser útil en el momento, pero que el malestar y la emoción que sentimos dentro de nosotros volverá a aflorar si no trabajamos para encontrar una solución. Por eso es bueno que la denuncia sea solo un aliado cuando es estrictamente necesario, sin perder de vista las estrategias más poderosas que tenemos a nuestra disposición para resolver nuestros problemas.

Añade un comentario de ¿Puedes expresar tus quejas de manera efectiva?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.