¿Puedes dejar de sufrir?

    ¿Puedes dejar de sufrir?

    ¿Puedes dejar de sufrir?

    Última actualización: 21 marzo, 2015

    Ciertamente la gente sufre, está enferma, está lastimada...

    Cada persona, en base a su propio patrón de valores con respecto a la vida, las relaciones y el mundo, decide cómo comportarse y cómo actuar. También decidimos cómo pensar y esto, por supuesto, puede afectar nuestros sentimientos. A veces, de forma totalmente inconsciente, nos metemos en un círculo vicioso del que no podemos salir y donde cada vez encontramos más sufrimiento e infelicidad.



    Cuando las cosas no suceden como te gustaría, puedes sufrirlo. El sufrimiento puede bloquearnos, paralizarnos y quejarnos de que todo nos sale mal. 

    De esta manera, te sentirás víctima de todo lo que sucede. Sentirse así convence de que no se puede hacer nada, que todo está prohibido, que no vale la pena intentar nada… Esta actitud alimenta el sufrimiento, la impotencia. Puedes seguir así indefinidamente, cada vez peor y con más angustia.

    Puede ocurrir que las cosas no salgan bien, pero también es cierto que pueden cambiar. 

    Sin embargo, si seguimos comportándonos de la misma manera una y otra vez, es probable que obtengamos los mismos resultados una y otra vez.

    Para dejar de sufrir, tengo que romper el círculo vicioso en el que me encuentro y que mantiene vivo mi sufrimiento...
    Para dejar de sufrir, tengo que cambiar mi forma de pensar y mis actitudes derrotistas, pesimistas y negativas, que me impiden avanzar, avanzar y encontrar soluciones...
    Para dejar de sufrir, las llaves están solo en mis manos; Tengo que cambiar todo lo que no funciona, buscando soluciones diferentes y más creativas...
    Para dejar de sufrir, tengo que proponerlo de nuevo, tengo que quererlo y tengo que comprometerme...
    Para dejar de sufrir, tengo que aceptar la realidad que me toca vivir, siendo parte activa de ella, proponiendo soluciones, buscando nuevas salidas...
    Para dejar de sufrir, tengo que salir de mi zona de confort, que es la conocida, la de siempre, porque me está haciendo sufrir...
    Para dejar de sufrir, tengo que cambiar y entonces cambiará lo que me pase...
    Para dejar de sufrir, tengo que explorar, arriesgar cosas nuevas, proyectar nuevas ideas, descubrir un mundo diferente...
    Para dejar de sufrir, tengo que vencer la pereza, caminar, levantarme, salir, esforzarme y encontrar fuerzas aun cuando parezca que no están... 



    Todas las personas que han optado por dejar de sufrir saben lo que significa; todos ellos un día decidieron emprender un nuevo camino y descubrieron que cuando dejas de sufrir, empiezas a vivir. Ten el coraje de dejar de sufrir.

    Añade un comentario de ¿Puedes dejar de sufrir?
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.

    ×
    Deja aqui tu email para recibir nuestra newsletter semanal, llena de ofertas y novedades de tu ciudad