¿Por qué es mejor no precipitarse en buscar pareja?

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias
¿Por qué es mejor no precipitarse en buscar pareja?

Última actualización: 09 de diciembre de 2015

"Y ese estúpido miedo de encontrarte viejo y sin pareja,

te hace elegir con la cabeza lo que pertenece al corazón"

(Ricardo Arjona)

Has terminado recientemente con tu pareja y de repente sientes un ferviente deseo de iniciar una nueva relación cuanto antes. Esta necesidad es la consecuencia de encontrarse repentinamente solo.



Tal vez ni siquiera es una relación lo que estás buscando. Tal vez solo quieras a alguien a tu lado, alguien con quien compartir tu vida e intimidad. Alguien donde puedas encontrar refugio del gran dolor que te han traído.

No es fácil entender por qué muchas personas buscan otra pareja justo después de una ruptura. Quizás sea porque te sientes solo, quizás vacío… Pero lo más probable es que todos hayais pasado por esta fase.

En este artículo encontrarás 5 razones por las que es mejor no precipitarse en la búsqueda de pareja.

1. El clavo no ahuyenta el clavo.

Aunque todos estemos de acuerdo en la veracidad de este dicho, a veces hay circunstancias que sacuden nuestra vida y nos hacen olvidarlo.

Es perfectamente comprensible que estés intentando encontrar a otra persona porque te inunda la soledad, porque te duele el final de tu relación anterior o porque quieres intentar superarla.

En estos casos, sin embargo, es bueno tenga cuidado de no actuar egoístamente.

¿De qué estamos hablando? Si estás utilizando a esta nueva persona con la intención de olvidar a la anterior.

Nadie merece ser utilizado. Realmente no estás listo para comenzar nada con nadie, así que sal de tu mente para buscar estas distracciones.


 

En su lugar, tómese un tiempo para estar a solas con su dolor. No te refugies en nadie, saborea la soledad. Será el mejor momento para descubrir quién eres y qué buscas en la vida.


 

2.Una oportunidad para respirar

El miedo a estar solo que se apodera de ti después de una relación es un sentimiento consecuente con el hecho de que tu vida cambió dramáticamente de un momento a otro.

Viste un futuro con tu pareja, un futuro tal vez idealizado, pero en el que no estabas solo y tenías a la persona que amabas a tu lado. Pero estas cosas pueden pasar, y han pasado.

¿Por qué no mirar el lado positivo? Ahora que estás solo, tienes la oportunidad de tomarte un descanso para volver a ser tú mismo.

Cuando formas parte de una pareja, tiendes a pensar en el bien de ambos, pero es cuando estás solo, surge la singularidad de cada persona.

¡Disfruta de esta soledad, no hay nada de malo en estar solo! De hecho, es fundamental aprende a estar solo y a no dejar que tu felicidad dependa de otra persona.

3. Piensa en lo que acaba de terminar

¿Por qué terminó su relación? ¿Has hecho algo mal? Estas preguntas deben ser respondidas, y es su deber responderlas.

Se puede aprender algo de todas las relaciones; son una gran oportunidad para crecer como personas, ganar experiencia y salir fortalecidos.

Cuando te encuentres solo, piensa en qué salió mal, qué errores cometieron ambos en su relación. Asi que, podrás entender qué es lo que realmente quieres y cuáles son las cosas que absolutamente no tolerarás en la próxima relación de pareja.


Pero nunca pienses, por ningún motivo, que ya nadie te va a querer. Has cerrado un capítulo, pero pronto se abrirá uno nuevo, tan pronto como esté listo.

4. Deshazte de las cargas emocionales

Si te lanzas a una nueva relación inmediatamente después de terminar una, es fácil que te encuentres con una gran carga de emociones sobre tus hombros.


Estas emociones pueden no ser un problema al principio, pero a medida que pasa el tiempo, también podría arruinar esta nueva relación. Tu pareja se sentirá abrumada por la negatividad que llevas dentro y que está empezando a aflorar. Acabas de sufrir una ruptura, es normal ver muchas cosas desde un punto de vista negativo.


¿Es esto realmente lo que quieres? ¿Qué estás buscando? No estás preparado para una nueva relación en la que solo dañarías a la otra persona.

Cuídate, sé tú mismo por un tiempo. Hasta que ese montón de emociones desaparezcan y te sientas libre de comenzar una nueva relación desde cero.

5. La transición del "nosotros" al "yo".

Vivir una relación te cambia la vida. Todo gira en torno a un "tú", no a un "tú", por eso te sientes perdido ante una ruptura.

Pensar durante mucho tiempo en términos de pareja y no como una sola persona puede llevarte a olvidarte de ti mismo. Hasta el punto de buscar desesperadamente a una nueva persona.


No te sientes completo excepto con alguien a tu lado, y tienes miedo porque tendrás que encontrarte a ti mismo de nuevo.

Descubre quién eres, una vez más. Como ya hemos dicho, no estás preparado para iniciar una nueva relación. Da miedo, lo sabemos, y sin embargo es así. Será una oportunidad más para crecer.

Piensa en todos estos puntos y pregúntate por qué no puedes estar solo contigo mismo. No saber estar solo es un gran problema, porque no siempre estarás acompañado en la vida.

 

Aprovecha cada descanso para conocernos mejor.

De esta forma, te convertirás en la persona que siempre has querido ser.

 

 

Audio vídeo ¿Por qué es mejor no precipitarse en buscar pareja?
Añade un comentario de ¿Por qué es mejor no precipitarse en buscar pareja?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.