Pensamientos negativos vinculados al COVID-19: cómo controlarlos

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Pensamientos negativos vinculados al COVID-19: cómo controlarlos

Sentir miedo e incertidumbre durante la actual pandemia de COVID-19 es normal. Sin embargo, es importante mantener a raya los pensamientos más negativos y pesimistas. Solo así encontraremos en nuestra mente un gran aliado para superar este periodo.

Escrito y verificado por el psicólogo. ObtenerCrecimientoPersonal.

Última actualización: 15 2021 noviembre

Tener pensamientos negativos relacionados con el COVID-19 es absolutamente normal. Quizás saber que en este momento gran parte del mundo experimenta los mismos sentimientos, el mismo miedo y la misma incertidumbre, pueda ayudarnos a sentirnos menos solos y más unidos. Es fundamental controlar el universo de nuestra mente para no caer en estados de desesperación.



Como ya hemos tenido oportunidad de señalar en nuestros artículos, la actual crisis del coronavirus hay que afrontarla no solo en cuanto al cuidado del cuerpo. En tales circunstancias, es fundamental cuidar el propio bienestar psicológico.

Factores como el aislamiento domiciliario, la distancia de las personas que amamos, la sensación de no saber qué pasará en los próximos días pueden romper nuestro equilibrio interno.

En un contexto tan impredecible, debemos utilizar todos los recursos a nuestro alcance. Pero las emociones nos prueban, y tenemos todo el derecho a dejarnos caer de vez en cuando, a buscar un refugio momentáneo en la tristeza. Lo importante es mantener siempre bajo control nuestros pensamientos y actitudes.

Ahora está claro para todos, si hay algo que se propaga más rápido que el coronavirus es el pánico. Tenemos la obligación moral de no sucumbir al miedo para seguir siendo útiles para nosotros mismos y para los demás. Este es el momento de activar recursos que no creíamos tener.



Cómo controlar los pensamientos negativos relacionados con el COVID-19

Organismos globales como la OMS o la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) lo han dejado claro. Se advirtió a la población sobre la importancia de lavarse las manos con frecuencia, de permanecer en aislamiento en casa, de mantener la distancia y de salir lo menos posible. Estas medidas reducen el riesgo de contagio, pero convierten a las personas en cápsulas de ansiedad a punto de estallar.

La pandemia de coronavirus nos acompaña desde finales de 2019 y avanza a pasos agigantados. No solo produciendo contagios (en la mayoría de los casos leves), sino también trastocando vidas, proyectos, trabajos, estudios y metas a corto plazo.

Por el momento no somos más que figuras colocadas en una bola de cristal, pero nuestra mente es la que más sufrirá. Entonces, averigüemos cómo controlar los pensamientos negativos relacionados con el COVID-19.

Me infectaré y todo saldrá mal. voy a perder a un miembro de la familia

El miedo a infectarse o incluso morir son algunos de los pensamientos más comunes en esta situación., y son alimentados por el miedo. Pues es normal que alguna idea de este tipo se nos pase por la cabeza. Si lo hace, es por una razón: para protegernos a nosotros y a nuestros seres queridos.

Sin embargo, no podemos permitir que estos pensamientos sean constantes a lo largo del día, todos los días. Así corremos el riesgo de paralizar la mente y caer en el pánico. ¿Qué podemos hacer en estas circunstancias?


  • Es necesario analizar el punto de vista realista. Sí, el riesgo de contagio existe, pero si tomamos las medidas adecuadas, el riesgo se reduce significativamente.
  • La probabilidad de morir o de que muera uno de nuestros familiares también es real, pero hay que fijarse en los datos estadísticos: la tasa de mortalidad oscila entre el 3 y el 5%, y afecta especialmente a los sectores más vulnerables de la población (y que debemos proteger). ).
  • Cada vez que nos sorprenden estas ideas, tenemos que racionalizarlas. y meterlos en el cajón mental donde guardamos todos los pensamientos más feos y angustiosos. Tenemos que encerrarlos.

Pensamientos negativos vinculados al COVID-19: esta angustia nunca terminará

Este tipo de razonamiento se denomina "pronóstico afectivo" en psicología. Lo implementamos cuando predecimos cómo nos sentiremos mañana, pasado y el próximo mes. Es normal hacer esto cuando nos dejamos abrumar por las emociones más adversas como el pánico o la angustia. En lugar de gestionarlos, les damos poder absoluto.


Por otro lado, hay que reconocer que es uno de los pensamientos negativos más recurrentes relacionados con el COVID-19. Es la creencia de que este aislamiento social durará para siempre o que nos vencerá. Debemos tener esto en cuenta: las posibilidades de gestionar esta realidad dependen de nuestra capacidad para controlar nuestra mente.

Una forma de hacerlo es regular nuestro universo emocional. Relajarse, meditar, participar en actividades que distraigan o hablar con sus seres queridos puede ayudar.


Además, cuando te sientas así, pregúntate cuántas veces has tenido la sensación de una angustia que nunca se irá, pero que eventualmente se irá. Ten calma, todo pasará.

Perderé mi trabajo y el mundo como lo conocemos cambiará

Entre los pensamientos negativos más comunes durante la pandemia del COVID-19 está el de perder el trabajo y que las cosas van a cambiar para siempre.

En este caso, no estamos ante un miedo irracional. Sería ingenuo convencernos de que una vez que se detenga el avance del virus, las cosas volverán a ser exactamente como antes. Hay una buena posibilidad de que se pierdan muchos puestos de trabajo. ¿Cómo gestionar entonces este miedo?

  • Centrándonos en las prioridades de cada momento. Ahora lo más importante es cuidarnos, mantenernos seguros, protegernos y frenar la curva de contagios. Esta es la prioridad actual que podemos controlar porque está en nuestras manos.
  • No sabemos qué pasará mañana, es cierto, pero sea lo que sea lo afrontaremos con calma. Cuando llegue el momento, actuaremos. Una cosa a la vez, paso a paso, día a día, siempre de forma consciente y concentrada.

Finalmente, esta pandemia terminará. Eso es seguro. La humanidad ya ha enfrentado y superado escenarios similares, y hoy contamos con medios y recursos mucho más avanzados. Somos extraordinarios cuando trabajamos juntos, tal como lo estamos haciendo en este momento.


Tener miedo es completamente normal, pero tenemos que controlar nuestras emociones, úsalas a nuestro favor y recuerda cuáles son nuestras prioridades: la salud física y el bienestar psicológico.

Añade un comentario de Pensamientos negativos vinculados al COVID-19: cómo controlarlos
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.