Pensador profundo y excesivo: diferencias

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias
Pensador profundo y excesivo: diferencias

¬ŅSois pensadores excesivos o profundos? Hay una clara diferencia entre un enfoque y otro. Hablamos de ello en este art√≠culo.

Última actualización: 03 de junio de 2022

Pensador profundo y excesivo: ¬Ņhay alguna diferencia entre estos dos tipos de pensamiento? S√≠, mucho, pero la mayor√≠a de nosotros oscilamos entre los dos en m√°s de una ocasi√≥n. La mente pensante es una f√°brica que nunca cierra ni se detiene y muchas veces no funciona de la manera m√°s √≥ptima y eficiente.



Pasamos mucho tiempo dentro de nuestras cabezas. Pensemos en lo que hicimos ayer, hoy y lo que haremos ma√Īana. Nos perdemos en los laberintos de aquellas decisiones que debemos tomar, en los sue√Īos que queremos hacer realidad y tambi√©n en esos pensamientos ‚Äúbasura‚ÄĚ que carecen de utilidad o sentido.

Casi sin darnos cuenta caemos en el enfoque cognitivo de la rumiación, ese que agota, frustra, lleva horas y no lleva a ninguna parte. Lo que es peor, intensifica la angustia psicológica.

Entonces, ¬Ņc√≥mo cultivar un enfoque mental m√°s saludable? y positivo para el camino de nuestra vida? Hablamos de ello en las siguientes l√≠neas.

‚ÄúLa inteligencia no es solo la capacidad de razonar; es tambi√©n la capacidad de encontrar material relevante en la memoria y de desplegar la atenci√≥n cuando sea necesario‚ÄĚ.

-Daniel Kahneman-

El bienestar mental depende de nuestra capacidad para practicar un pensamiento m√°s lento y profundo.

Pensador profundo y excesivo: características

Pensar profundamente nos permite calibrar mejor la br√ļjula de nuestras decisiones para tomar el camino m√°s adecuado. Por otro lado, pensar demasiado nos inmoviliza y nos agota mentalmente. Es evidente que la estrategia cognitiva m√°s sana y adecuada es la relativa al pensamiento profundo, lento, deliberado y anal√≠tico.



Sin embargo, y aquí viene el problema, no lo usamos tanto como deberíamos. Tendemos a analizar y responder a la mayoría de las situaciones desde un enfoque mental rápido, intuitivo y subconsciente. La vida va muy rápido y hay que actuar rápido ante cada estímulo.

Sin embargo, cuando surge un desaf√≠o o un problema, nos quedamos atascados. Es entonces cuando se enciende la m√°quina de la rumiaci√≥n, centrifugando los pensamientos, regurgit√°ndolos y volvi√©ndolos a masticar. En estos casos no es f√°cil aplicar una perspectiva mental m√°s reflexiva y econ√≥mica, capaz de saber cu√°ndo detenerse y dejar de reforzar ideas irracionales e in√ļtiles.

Todos podemos ser pensadores profundos y pensadores excesivos. Sin embargo, debe promocionar el primero y verificar el segundo. Veamos cómo.

Pensar demasiado nos enferma: estrategias para evitarlo

Cada uno de nosotros ha pasado por experiencias difíciles y ha sido muy difícil dejar de alimentar ciertos pensamientos. Nadie está exento de ser un pensador excesivo, y esto se debe a que las emociones negativas intensifican esta tendencia.

La Dra. Susan Nolen Hoeksema fue una de las grandes expertas en el campo de la rumia. En uno de sus estudios nos contó cómo el exceso de pensamiento nos lleva a la depresión en muchos casos.

Tambi√©n suele ser el desencadenante de trastornos alimentarios y otros problemas de salud mental. ¬ŅC√≥mo puedes evitarlo? ¬ŅC√≥mo gestionar este enfoque cognitivo?

  • Tenga en cuenta que pensar demasiado y rumiar no resuelve los problemas.
  • Deja de luchar contra los pensamientos. Si los reprimimos, suben el volumen de su voz. Acept√©moslos, hag√°moslos presentes, pero no los valoremos. Est√°n ah√≠ y no podemos esconderlos ni negarlos, pero hacen ruido, no sirven para nada.
  • Economizar: tratemos de no pensar tanto, por lo tanto seleccionamos solo pensamientos e ideas √ļtiles. Descartamos aquellos que causan preocupaci√≥n y ansiedad.
  • El pensador profundo y excesivo difieren en un aspecto. El primero piensa que est√° consiguiendo algo, el segundo que est√° empeorando su estado de √°nimo.

Pensador profundo y excesivo: el arte de encontrar soluciones

El pensador profundo es el que razona y analiza variables cualitativamente distintas, obtiene conclusiones valiosas y puede actuar sobre los problemas que le rodean.



Es capaz de entrar en contacto con las emociones para regularlas, conectar con sus necesidades y ofrecer varias respuestas a un mismo problema.

¬ŅQu√© dimensiones diferencian al pensador profundo del pensador excesivo? ¬ŅQu√© estrategias debemos desarrollar para promover ese primer enfoque m√°s saludable?

  • Practicar la autorreflexi√≥n y la resoluci√≥n de problemas.
  • Analizar patrones de pensamiento para evaluar si son √ļtiles o no.
  • Enf√≥cate en el aqu√≠ y ahora. El ayer ya no cuenta, el ma√Īana a√ļn no existe.
  • Manejar las emociones para no quedar atrapado en obsesiones, miedos y pensamientos irracionales.
  • Pensar profundamente implica aplicar un cierto optimismo y la creencia de que hay varias formas de resolver un problema dado.
  • Confrontar para tener en cuenta otras perspectivas. Esto nos ayuda a relativizar los problemas, ampliar nuestra atenci√≥n y reducir el estr√©s.
El pensador profundo sabe cómo regular sus emociones para utilizar un enfoque más racional.

Pensador profundo y excesivo: ¬Ņqui√©n soy yo?

La mayor√≠a de nosotros pensamos demasiado, ¬Ņpor qu√©? el cerebro tiene una tendencia casi innata a concentrarse en lo negativo, problemas, amenazas ambientales. No le importa si somos felices o no, solo quiere que sobrevivamos y, por lo tanto, hace que nos preocupemos casi continuamente. Pero preocuparse demasiado casi nunca ayuda.



Ante estos mecanismos casi instintivos, solo queda una opción: desarrollar un enfoque más consciente y racional. Necesitamos pensar mejor, más despacio y de manera más deliberada, con mayor significado y propósito, haciendo planes e ideando diez soluciones para cada desafío.

Esto requiere empe√Īo y compromiso diario, pero siempre valdr√° la pena. Cuidemos lo que pasa en nuestra mente, porque todo lo que pasa en ese espacio‚Ķ Determina nuestra vida.

Audio vídeo Pensador profundo y excesivo: diferencias
A√Īade un comentario de Pensador profundo y excesivo: diferencias
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.