Parejas resilientes: características

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias
Parejas resilientes: características

Las parejas con experiencia en resiliencia se comprometen a buscar juntos soluciones a los problemas, respetan la identidad del otro y se orientan sobre todo a cuidarse mutuamente en todas las circunstancias.

Última actualización: 24 marzo, 2022

Las parejas resilientes son como una banda elástica. La vida puede ponerlos a prueba, tirar de ellos, pero siempre vuelven a una posición de crecimiento y evolución, la del amor, el respeto y la armonía en la convivencia. Es una dimensión que todos podemos aprender y desarrollar para disfrutar de relaciones más satisfactorias.



Sabemos que el término "resiliencia" está de moda y lo encontramos en casi todas partes. Sin embargo, esta dimensión, que tiene su origen en la física, enriquece enormemente cualquier área del ser humano. Viktor Frankl nos enseñó esto en sus obras, al igual que Boris Cyrulnik en muchos de sus libros.

Aplicar la resiliencia al campo de las relaciones afectivas nos permite identificar los pilares que apoyan a las parejas felices.

Ya sea en tiempos de calma o en tiempos de dificultad, este instrumento puede actuar como un timón, como la brújula más calibrada.

“Una verdadera relación provoca una influencia mutua. Son dos mundos íntimos que interactúan y uno modifica al otro”.

-Boris Cyrulnik-

Características de las parejas resilientes

Las parejas resilientes y las características que las definen han despertado interés científico en los últimos años. El trabajo de investigación realizado por las Dras. Karen Skerrett y Karen Fergus en 2015 es un ejemplo.

La característica principal de estas parejas es la capacidad de afrontar las dificultades de la vida en armonía.

Desde un punto de vista psicológico, podríamos decir que el mejor valor de estos bonos es ser capaz de soportar el peso o impacto del conflicto y no romperse.


Esa elasticidad, esa capacidad de recibir los golpes grandes y pequeños del destino, y luego volver a la estabilidad y su forma original es lo que distingue a las parejas resilientes. Veamos qué otros elementos encontramos en estos enlaces.

Estar juntos no significa estar de acuerdo en todo

El amor genuino también da lugar a desacuerdos y opiniones divergentes. Las personas se aman menos porque tienen puntos de vista opuestos en algún aspecto..

El afecto se manifiesta aceptando al otro, respetando sus perspectivas y enfoques, aunque en algún momento no sintonice con los nuestros. Esta aceptación auténtica permitirá resolver los conflictos y las diferencias.

Compromiso para resolver lo que te preocupa

El socio resiliente está atento a cada necesidad e inquietud. No pospone, no minimiza. Ser sensible a las emociones y preocupaciones del otro previene problemas futuros. Esto requiere fuerza de voluntad, tiempo, empatía y habilidades de comunicación.

La pareja resiliente no espera a que el otro "adivine" el problema. Comunicar asertivamente lo que siente, lo que cree necesitar. Él sabe que la honestidad es la base de cualquier relación sana.

No se buscan fallas, se buscan soluciones

Sucede en muchas relaciones que caes en el juego de la culpa. Culpar a tu pareja cuando el vínculo no va como tú quieres tiene graves consecuencias.

Como señala el experto en relaciones John Gottman, uno de los jinetes del apocalipsis que suele predecir una ruptura inevitable es el hábito de proyectar toda la culpa sobre el otro. En reversa, las parejas resilientes se enfocan en resolver el problema, no en la culpa.

Las parejas resilientes no tienen miedo de parecer vulnerables

Las personas expertas en la práctica de la resiliencia no tienen miedo de expresar sus emociones. Miedo, tristeza, angustia… Expresar cada sentimiento, cada necesidad e intimidad al otro fortalece el vínculo y aumenta la confianza.


Pocas cosas son más relevantes que mostrarle a tu ser querido cómo somos y cómo nos sentimos; en cada matiz y singularidad.

Actitud positiva en cada momento y situación.

El humor, el optimismo, el buen humor y la voluntad de regalar siempre una sonrisa a la persona amada son cualidades gratificantes y resilientes.

También lo es comprometerse a ver el lado bueno de cada situación., pensar que siempre habrá soluciones a los problemas, puentes ante cada diferencia.

Las parejas resilientes se comprometen a largo plazo

Las relaciones felices y estables se definen por un equilibrio de poder que nos ayuda a ambos. Ninguno es más que el otro. Nadie decide por los dos, pero cada paso y decisión se acuerda en armonía y complicidad.


Nos vemos como la máxima prioridad, por lo que nos cuidamos y apoyamos todos los días; te comprometes con tu pareja.

Conclusiones

La resiliencia es esa energía invisible que te empuja a seguir adelante ante cada desafío, a levantarnos unos a otros cuando caes.

Pocas dimensiones estructuran el bienestar emocional con un equilibrio similar en este proyecto afectivo construido entre dos.

Añade un comentario de Parejas resilientes: características
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.