Negativa: aprender a aceptarla y superarla

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Negativa: aprender a aceptarla y superarla

Última actualización: 09 de junio de 2015

La vida nos puede dejar muchas enseñanzas, pero a veces también nos causa dolor. El rechazo es considerado uno de los mayores daños emocionales que puede sufrir una persona y es uno de los traumas que mayores consecuencias negativas tiene cuando lo sufrimos en la infancia.

Un ejemplo es el caso de los niños que, por diversas razones, tienen que vivir con la experiencia de un padre o una madre que los abandona y que, en un momento determinado de su vida, los rechaza. Estos niños pueden crecer y convertirse en seres queridos, brillantes y exitosos, pero a menudo tendrán dificultades para alcanzar la madurez emocional. Siempre se sentirán inseguros cuando tengan que crear relaciones interpersonales, porque la desconfianza y el miedo afectarán muchas de sus acciones. ¿Cómo lidiar con este miedo al rechazo?



Tampoco debemos olvidar el dolor emocional que tenemos que afrontar cuando somos rechazados por una persona que nos gusta. Está claro que no todo en la vida puede salir como queremos, pero hay personas a las que les cuesta más que a otras aceptar el rechazo. Cuando escuchan un "no" o, peor aún, cuando les hacen un mal que no pueden olvidar, el tiempo parece detenerse.

Construye un muro protector

Esto debemos tenerlo muy claro: una cosa es lo que los demás piensan de nosotros y otra, muy diferente, es quiénes somos en realidad. Podemos sufrir rechazo en algunos ámbitos de nuestra vida: en el trabajo, en el amor, etc. Pero la negativa no es una demostración de nuestras limitaciones. No debemos creer que lo que nos ha pasado demuestra que merecemos estar solos, que somos personas con pocos recursos, poco atractivos o similares. Esto es absolutamente incorrecto.



No es lo mismo decir "perdí" y "soy un perdedor". Debemos evitar darnos etiquetas negativas. Tenemos que protegernos. Sin duda, la vida nos brindará muchas otras posibilidades y oportunidades de éxito, oportunidades para ser más felices.

El rechazo como momento de crisis a superar

Tenemos todo el derecho a vivir el momento del rechazo como un momento de crisis personal. Ser rechazado o abandonado por la pareja hará que pasemos por un periodo de “luto” emocional. Asimismo, ser despedido del trabajo o estar separado de un amigo o familiar es un momento de dolor que, como tal, debemos atravesar. Hay que reconocerlo por lo que es: una pérdida, un instante de sufrimiento. Pero este sufrimiento debe ser momentáneo y fugaz.. Un breve período que nos permite reflexionar sobre lo ocurrido, reflexionar sobre ello y aprender de nuestros errores.

Toda experiencia debe dejarnos una lección, si bien es cierto que a veces cuesta encontrar un motivo. Hemos sido rechazados por alguien y no hay muchas maneras de suavizar la situación. Pero lo que debemos evitar hacer es culparnos a nosotros mismos:: “Me rechazó porque no soy guapo, simpático, brillante, lo suficientemente interesante, etc.”. Este es un error que puede hacerte mucho daño. En cambio, lo que debe hacer es sacar una conclusión de la experiencia.: "Tengo que tratar de interesarme por las personas menos orgullosas, más sencillas y más humildes"; “Tengo que buscar un trabajo donde reconozcan mis habilidades y mis méritos”.

Por lo tanto, es aceptable experimentar el dolor del rechazo por un tiempo limitado, lo que nos permite realizar un análisis introspectivo del que podemos salir fortalecidos y con la frente en alto, para comenzar a caminar por la vida con optimismo.


Evite internalizar o personalizar

No tenemos que huir de lo que sentimos, sino moldear nuestras emociones y ser capaces de describirlas. Habla de ellos: es necesario si quieres poder dejarlos ir. Hemos sido rechazados, lo sabemos. Pero no dejes que esa derrota se convierta en una herida que te impida respirar y seguir adelante.



Esa persona que en un momento de tu vida te dijo que no, simplemente representa el pasado. Tienes todo el derecho, y el deber, de seguir adelante lleno de nuevas fuerzas, nuevos proyectos y nuevas esperanzas. No debemos convertirnos en víctimas de aquellos que nos han lastimado, ya sea que lo hayan hecho a propósito o no. Debemos ser héroes de nosotros mismos, personas capaces de aprender de su propio sufrimiento, capaces de transformar el dolor en una guía, una enseñanza, una manera de mirar el horizonte y redescubrir la esperanza.


No dejes que el dolor emocional causado por el rechazo te deje colgado en un momento del pasado. La vida sigue y nosotros tenemos que hacer lo mismo. La felicidad podría volver a envolvernos en el momento más inesperado.

Imagen cortesía de K. Melrose.

Añade un comentario de Negativa: aprender a aceptarla y superarla
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.