Nadie deja de interesarse de la noche a la mañana.

Quien soy
Robert Maurer
@robertmaurer
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias
Nadie deja de interesarse de la noche a la mañana.

Última actualización: 01 octubre, 2015

Las relaciones cambian y el amor termina es un hecho. Conscientes de esto, sabemos que algún día podremos pasar del primer al segundo o incluso al tercer piso. Sin embargo, estos cambios no se dan de la noche a la mañana, mucho menos en una relación donde hay amor de verdad. 

Cuando experimentamos esto en nuestra piel, comenzamos a estructurar un mapa mental con el objetivo de comprender cuáles fueron las causas que llevaron a esa persona a ignorarnos. Evidentemente, la consecuencia directa de hacer una lluvia de ideas con estos temas es muy sencilla: acabaremos haciendo películas mentales que ni nosotros mismos nos creeremos.



Intentamos justificar a la persona que nos ignora, a la que somos indiferentes y que, además, nos hace daño. Aguantamos noches de insomnio, destrozamos nuestra autoestima, despedimos el orgullo y reducimos a migajas nuestro amor propio.

Al final, tenemos ante nuestros ojos un panorama desolador: nos hemos destruido a nosotros mismos y la persona que tenemos o tuvimos a nuestro lado es más fuerte que antes. Cierto, probablemente estés en el suelo, pero nada mejor que tocar el fondo para salir a la superficie.  

En el mismo instante en que nos damos cuenta de que hace tiempo que no nos interesa esa persona, comprendemos que tenemos que dedicarnos a nosotros mismos. Si te encuentras en esta situación, tendrás que ser capaz de crear una red de intercambios saludables gracias a la cual ya no permitirás que nadie te destruya.

 

¿Cómo entender rápidamente si a esa persona realmente no le importa?

Al final, todo se puede resumir en una frase: si alguien no es capaz de no hacernos sufrir, no merece nuestro amor. El amor no es una cuestión de protagonismo, ideales u orgullo. Estos solo aumentan la autodestrucción.



El amor es complicidad y trabajo en equipo, es poder confiar el uno en el otro. Amar implica una responsabilidad, hacerse cargo de los momentos tristes y compartir y disfrutar los felices, ir de la mano y acompañarse. Si falta todo esto, algo anda mal...

“Cuando en una relación te das cuenta de que la otra persona podría salvarte del sufrimiento y no lo hace, significa que todo ha terminado”.

4 señales de que no te valora

1. No evita que sufras porque su vida es más importante

El hecho de que su orgullo, compromisos o intereses valgan más que tu bienestar es un claro indicio de que las cosas van realmente mal entre vosotros dos.

2. Nunca te agrada y te hace sentir culpable y egoísta cuando le pides tu espacio  

Se entiende que tanto este punto como el anterior no son cosas imposibles. Simplemente significa respetar los principios de una buena relación: dedicación y gratitud.


3. Las pequeñas cosas ya no existen

Prácticamente ya no compartes nada. No porque no quieras, sino por algo que es más importante para el otro que tú. Ya no tiene interés en hacerte sentir especial, ni en mantener viva la llama del amor.

4. No le importas

Es probable que sientas a esta persona más cerca de ti con buena suerte que con mala suerte. Sin embargo, puede que no esté cerca de ti incluso en el primer caso. ¿Qué otras pistas necesitas para entender que las cosas no van bien?


No vale la pena mover montañas por alguien que no movería una piedra por ti. Ha llegado el momento de empezar a dar ausencias a quien no te valora. Libérate y libera tus emociones... 

Añade un comentario de Nadie deja de interesarse de la noche a la mañana.
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.