close
    search Buscar

    Mapas conceptuales: el gran malentendido

    Quien soy
    Joe Dispenza
    @joedispenza
    FUENTES CONSULTADAS:

    wikipedia.org

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido

    ¬ŅQu√© son los mapas conceptuales?

    Seg√ļn Joseph Novak, quien los invent√≥, los mapas conceptuales son herramientas capaces de organizar y representar el conocimiento.

    Son dos acciones, organizativa y representativa, que facilitan enormemente el análisis de información y la adquisición de nuevos conceptos.

    Sin embargo, existe un problema.

    Usa estas herramientas  tiene un costo en t√©rminos de tiempo y energ√≠a: ya sea con l√°piz y papel, con una computadora o con una aplicaci√≥n, se necesitan horas y horas para construir un mapa conceptual que sea al menos significativo.



    Por cierto, los mapas conceptuales no son la √ļnica opci√≥n disponible para ti: tambi√©n hay res√ļmenes, esquemas, mapas mentales, tarjetas did√°cticas‚Ķ.

    Si, por todo lo que tienes que aprender o analizar, empiezas a utilizar todas estas herramientas, el riesgo de no hacerlo por falta de tiempo es enorme.

    En este artículo, expresaré claramente mi opinión sobre los mapas conceptuales, explicando por qué se hacen, cómo se construyen, cuál es su efectividad y cuáles son sus límites.

    Al final de la lectura sabr√°s si, cuando, como usalos, usalos a ellos.

    Cómo se hace un mapa conceptual

    El mapa conceptual se presenta como un diagrama de información que se desarrolla como un árbol de arriba a abajo o del centro al exterior.

    Su propósito es organizar el conocimiento de forma jerárquica relacionados con uno o más temas, mostrando los vínculos lógicos entre conceptos.

    Como se mencionó, quien introdujo esta herramienta es Joseph Novak, estudioso de los procesos de aprendizaje, investigador y profesor emérito de la Universidad de Cornell en Nueva York.

    La misma universidad que produjo el método de tomar notas que siempre recomiendo a todos, estudiantes y no estudiantes.



    ¬ŅCu√°les son las principales caracter√≠sticas de los mapas conceptuales, seg√ļn Novak?

    • Las diferentes nociones se indican mediante palabra clave encerrado en rect√°ngulos u √≥valos.
    • Le flechas conectan los conceptos y suelen ir acompa√Īados de un t√©rmino que especifica el tipo de relaci√≥n.
    • La informaci√≥n est√° organizada de tal manera jer√°rquico, desde el m√°s general (arriba) hasta el m√°s espec√≠fico (abajo).
    • Le conexiones entre conceptos no solo son unidireccionales sino tambi√©n rec√≠procos o cruzado: los √ļltimos ayudan a comprender c√≥mo las cosas aparentemente distantes pueden estar conectadas entre s√≠.

    Todos los elementos enumerados anteriormente definen un mapa conceptual y lo distinguen de otras herramientas similares.

    Por ejemplo, si quisiéramos hacer un mapa conceptual del siguiente pasaje:

    ‚ÄúNapole√≥n Bonaparte naci√≥ en Ajaccio, en C√≥rcega, poco m√°s de un a√Īo despu√©s de la estipulaci√≥n de la Tratado de Versalles de 1768, con el que el Rep√ļblica de G√©nova dej√≥ una mano libre para Francia en la isla, que as√≠ fue invadida por los ej√©rcitos de Luis XV y anexado a la propiedad personal del rey. La familia Bonaparte pertenec√≠a a la peque√Īa burgues√≠a corri√≥ y ten√≠a quiz√°s lejanos or√≠genes nobles Genoveses.

    El padre de Napole√≥n, Carlo Maria Buonaparte (Napole√≥n cambi√≥ su apellido a "Bonaparte" despu√©s de la muerte de su padre, unos d√≠as antes de casarse con Giuseppina y partir para la campa√Īa de Italia, para hacerla m√°s adecuada para el idioma franc√©s), fue abogado, graduado en la Universidad de Pisa "


    El mapa conceptual de este texto simple se vería así:

    Como puede ver, hay una serie de cosas interesantes:


    • Justo debajo del tema principal, Napole√≥n, me gusta el verbo ya expresan los elementos principales que representar√° el mapa. Un hilo conceptual est√° conectado a cada verbo que comienza con √©l.
    • Comenzando con cada verbo principal, pueden explorar las hebras conceptuales por separado a lo que cada uno de ellos comienza
    • Los v√≠nculos entre diferentes hebras permiten Ahorre tiempo reutilizando los mismos elementos en diferentes enlaces. (por ejemplo, la flecha entre los or√≠genes nobles y la rep√ļblica de G√©nova en el otro lado, no te atrevas a reescribir "G√©nova" bajo or√≠genes nobles)
    • Los v√≠nculos entre diferentes hebras permiten reforzar conceptos, por ejemplo, vinculando la profesi√≥n de su padre al hecho de que la familia era burguesa, y luego enfatizando una vez m√°s que Napole√≥n era burgu√©s: un hecho notable, si se piensa que se convertir√° en emperador en un per√≠odo hist√≥rico en el que el poder de los reyes y los nobles te√≥ricamente vino directamente de Dios.

    Pero, ahora que hemos visto cómo se ve, veamos los pasos lógicos que conducen a la construcción de un mapa conceptual.

    Cómo construir un mapa conceptual

    Desarrollar un mapa conceptual puede parecerle complejo, pero con un poco de pr√°ctica podr√° hacerlo sin mayores problemas.

    El mismo Joseph Novak en una de sus publicaciones da indicaciones sobre la creación de mapas conceptuales bien hechos. Sus instrucciones son, en resumen, estas:


    1. empezar desde un dominio de conocimiento que es familiar y, al menos al principio, no demasiado amplio
    2. localizar yo conceptos clave que se desarrollar√° en este dominio;
    3. enumerarlos de lo m√°s general a lo particular, a fin de asignar un orden jer√°rquico. Los diferentes conceptos tambi√©n pueden estar al mismo nivel.
    4. construir un mapa preliminar en el que mover conceptos libremente identificado. Puedes hacerlo a mano, usando por ejemplo post-its, oa través de alguno de los software que te mostraré en breve;
    5. conectar conceptos con flechas y palabras que explican la relación que los une;
    6. si es necesario, agregue otros dominios
    7. buscar el conexiones cruzadas que muestran las conexiones entre diferentes dominios de conocimiento o entre diferentes ramas del mismo dominio;
    8. Haz todo Revisioni necesario para llegar a la versión final del mapa
    9. decorala usar, por ejemplo, colores: hacerlo visualmente atractivo ayuda a memorizar mejor la información que contiene (en el ejemplo, como era realmente sencillo, me limité a colorear "bonaparte" de blanco, para subrayar el cambio de apellido).

    Usos y beneficios de los mapas conceptuales

    Como sugiere su nombre, la principal fortaleza de esta herramienta es su capacidad para mostrar claramente las relaciones entre conceptos. Al hacerlo, le permite tener uno descripción general de un tema determinado, reflexionar sobre él y recuperar rápidamente la información que le concierne.


    Estas características lo hacen perfecto para reelaborar y representar las partes conceptuales de un examen.

    Por supuesto, esta síntesis puede tener lugar en varios niveles: si se limita solo a los conceptos principales, puede reducir todo un manual a un solo mapa conceptual.

    Si por el contrario te adentras en secundarios, terciarios y de detalle, puede que una decena de cuadernos no te sea suficiente (que, como veremos, es la principal limitación de esta herramienta). Por ejemplo, el breve pasaje sobre Napoleón acabó ocupando bastante espacio.

    Un buen mapa conceptual:

    • puedes usarlo para resumir e integrar informaci√≥n, ideas y conceptos;
    • te ayuda a captar el significado profundo del material a estudiar, especialmente si para ti el aprendizaje se basa en el aspecto visual;
    • Te permite comprender las relaciones entre conceptos que los estudies y en consecuencia los recuerdes mejor;
    • te permite aclarar tus ideas y estructurarlas de forma ordenada;
    • estimula la capacidad de an√°lisis profundo y creativo de situaciones problem√°ticas.

    En resumen, es un medio poderoso para comprender un tema y desarrollar sus propias elaboraciones sobre él.

    Por esta razón, los mapas conceptuales son ampliamente utilizados incluso fuera del alcance del estudio por todos aquellos que tienen que hacer resolución de problemas o tener que desarrollar planes de cierta complejidad.

    Límites de los mapas conceptuales

    El límite de esta herramienta es inherente a su propio nombre: sirve para conceptos y poco más.

    Usar un mapa conceptual para tratar de aprender datos y detalles no solo va en contra de la forma en que están organizados, sino que también lo es. muy largo y poco rentable.

    Por tanto, avíseles tout court para el estudio, como hacen algunos, en mi opinión es fundamentalmente un error.

    Pienso, por ejemplo, en mi universidad, medicina: tuvimos ex√°menes enormes, en los que la parte conceptual no fue peque√Īa, pero en% fue quiz√°s una d√©cima parte de todo el examen.

    Para algunos ex√°menes, incluso menos.

    Pero lo mismo puede decirse también del ejemplo de Napoleón que acabamos de ver.

    Es un texto muy sencillo, pero en cualquier caso los detalles a aprender no son pocos. Usar un mapa conceptual para hacer esto sería simplemente absurdo: llevaría demasiado tiempo.

    Y creo que lo mismo puede decirse de la mayoría de los exámenes en la mayoría de los programas de grado superior: los mapas conceptuales se pueden utilizar para estudiar quizás el 10% del programa. La parte más complicada, sobre la que tenemos que reflexionar un poco más.

    Pero para el otro 90% de datos, informaci√≥n y conceptos m√°s simples, donde la relaci√≥n reflexi√≥n / memorizaci√≥n est√° definitivamente desequilibrada hacia esta √ļltima, Los mapas conceptuales no solo son in√ļtiles, sino da√Īinos. 

    También porque se produciría una gran cantidad de material, lo que dificultaría la revisión.

    En su lugar, revise que debe hacerse en un material que sea lo más sintético posible. Y los mapas conceptuales, si los amplía al nivel de detalle, son los menos sintéticos que existen.

    Software de mapeo conceptual

    Encontrar herramientas que te permitan construir mapas conceptuales reales en una computadora o tableta no es tan simple como identificarlos para mapas mentales (hablaremos de ellos a su debido tiempo). 

    La razón es que Google también está un poco confundido sobre el tema y usa los dos términos casi indistintamente. Por esta razón, pronto aclararé la diferencia entre los dos tipos.

    Sin embargo, una de las posibilidades que tienes a tu disposición es utilizar una herramienta para mapas mentales --sobre todo si ya estás acostumbrado a usarlos-- limitándote a las herramientas que se utilizan para generar lo conceptual (al final, flechas, rectángulos y elipses se encuentran en todas las herramientas de este tipo).

    O puede confiar en uno de los que estoy a punto de ilustrarle.

    El primero es Cmap, desarrollado por el Florida Institute for Human & Machine Cognition e basado en la teoría de Novak en persona. Es un programa real para descargar, completamente gratis, en su computadora o iPad y, por lo tanto, se puede usar sin conexión. Con Cmap puedes crear mapas mentales como los que describí anteriormente y tienes la posibilidad de enriquecerlos con colores e imágenes.

    Otra herramienta es Lucidchart, disponible tanto en versi√≥n gratuita como, con funciones adicionales, de pago. Los mapas que le permite crear son similares a los de Cmap, pero este software tambi√©n le brinda la capacidad de trabajar en equipo en el mismo proyecto al mismo tiempo. Una funci√≥n √ļtil para unir fuerzas con sus compa√Īeros de clase y crear diagramas de resumen del material del examen.

    Si prefiere no descargar nada m√°s que trabajar directamente en l√≠nea, puede optar por Creately, por una tarifa o de forma gratuita con las peque√Īas limitaciones habituales. Adem√°s de la capacidad de colaborar con otros, la belleza de esta herramienta es la amplia variedad de plantillas ya listas. Si encuentra a alguien que le guste, todo lo que tiene que hacer es seleccionarlo y completarlo cada vez con informaci√≥n espec√≠fica.

    Si prefiere métodos más tradicionales a la tecnología, nadie le prohíbe equiparse con carta e penna y dé vida a su mapa conceptual a la antigua. Las primeras veces, para ganar confianza, usa la técnica del post-it que te sugerí hace un rato: ¡verás que aprenderás rápido!

    ¬ŅMapa conceptual o mapa mental?

    Como mencioné anteriormente, los mapas conceptuales y los mapas mentales no son lo mismo. A menudo, sin embargo, los dos trminos están confundidos o se usa indistintamente para indicar un resumen genérico de un tema determinado.

    Si el mapa conceptual es un diagrama que organiza las nociones relacionadas con un tema de forma l√≥gica y jer√°rquica, el Mapa mental ¬ŅQu√© es esto?

    Siempre es una esquematización de conceptos, que sin embargo están conectados por asociación y representado por imágenes y colores en lugar de palabras. Esta segunda herramienta es adecuado para la lluvia de ideas porque estimula la creatividad y el pensamiento intuitivo, a diferencia de los mapas conceptuales que se basan en la racionalidad.

    Comprender la diferencia entre los dos es fundamental. No porque tengas que elegir tu favorito, sino porque al conocerlos sabrás cuál usar en el momento adecuado. Sin embargo, próximamente, en uno de los próximos artículos, también hablaremos de ellos.

    Mapas conceptuales: ¬Ņaprobar o reprobar?

    Leo continuamente en la red de sitios que recomendar con entusiasmo mapas conceptuales como solución para estudiar problemas, invitando al lector a empezar a producirlos con la cabeza gacha.

    Nada más fuera de la realidad, al menos en mi opinión.

    Los mapas conceptuales son una gran herramienta para:

    • Ense√Īar a ni√Īos de 6 a 13-14 a√Īos los procesos de an√°lisis de un texto. A esa edad, cuando el razonamiento l√≥gico a√ļn no est√° completamente desarrollado, realmente vale la pena usarlos. Creo, entre otras cosas, que este era el objetivo principal de Novak, proporcionar una herramienta de ense√Īanza para los profesores de primaria y secundaria.
    • Resumir e analizar una peque√Īa cantidad de conceptos muy complejos por estudiantes de niveles de educaci√≥n superior. O cree mapas muy sint√©ticos del desarrollo de un examen completo, por ejemplo, indicando los t√≠tulos de los cap√≠tulos del libro y creando conexiones entre ellos.
    • Estimular el an√°lisis y organizaci√≥n general para la creaci√≥n de proyectos relativamente complejos. Por ejemplo, la redacci√≥n de este mismo art√≠culo podr√≠a haberse representado a trav√©s de un mapa conceptual: un punto de partida ("mapas conceptuales"), una serie de predicados (son, se utilizan para, se hacen con, ventajas, desventajas, etc. ), el desarrollo por separado de cada uno de ellos, la creaci√≥n de enlaces. En realidad, son una gran herramienta si tienes que escribir informes o peque√Īos ensayos o incluso libros de forma sistem√°tica: primero haz un braistorming con el mapa mental, luego organiza todo con un mapa conceptual y finalmente escribe.

    En cambio, usar mapas conceptuales sistemáticamente para su próximo examen de derecho, economía, medicina, ingeniería, etc., en mi opinión, es una pérdida de tiempo.

    Pero, al final, no es culpa del instrumento. El mismo nombre, mapas conceptuales, de hecho nos muestra de forma muy clara para qué sirven. ¡El malentendido surge por culpa de quienes los recomiendan de almacenar también datos y detalles!

    Un saludo. Antonio.

    A√Īade un comentario de Mapas conceptuales: el gran malentendido
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.