Mantener la calma en medio de una crisis

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Mantener la calma en medio de una crisis

¡Qué difícil puede ser mantener la calma en tiempos de crisis! Sin embargo, ganar este pequeño pero gran desafío puede ser la clave para abrir las puertas a la solución que buscábamos.

Última actualización: 14 de junio de 2019

Mantener la calma en medio de una crisis es fundamental para poder pensar con claridad y para evitar que las emociones negativas afecten nuestras decisiones; decisiones que pueden ser realmente críticas en estas situaciones. La opresión y la desesperación pueden ser malas consejeras a la hora de actuar con precisión, eficacia e inteligencia.



Sin embargo, la calma te permite elegir el camino correcto tomar en un momento turbulento y, de esta manera, las posibilidades de llegar a una solución satisfactoria pueden aumentar considerablemente.

Ante una amenaza, el organismo activa un mecanismo de defensa para escapar del peligro; es un instinto de autoconservación. Si bien de esta manera la evolución ha brindado al hombre una mayor protección frente a los peligros que esconde la naturaleza, también le ha dado acceso a otras amenazas.

El mecanismo de alerta se agudiza cuando la persona se siente en peligro, independientemente de que el riesgo sea real o no.

En estas situaciones, los mecanismos de estrés se activan de inmediato: son estos últimos los que preparan el cuerpo para la lucha o la huida. Si el individuo se siente amenazado - por cualquier motivo - comenzará a sentir los síntomas del estrés: palpitaciones, sudoración, irritabilidad y ansiedad.

Si bien se trata de un mecanismo natural, del que dispone el organismo para que pueda hacer frente al peligro, lo ideal es gestionar crisis o situaciones desagradables para evitar que el estrés se vuelva crónico. Este último, de hecho, provocaría un deterioro de la salud, si se prolonga en el tiempo.



¿Por qué es importante mantener la calma en una crisis?

Mantener la calma en medio de una crisis aclara el pensamiento, lo cual es vital cuando se trata de tomar una decisión: puede marcar la diferencia entre 'dar en el blanco' y fallar. Ante situaciones apremiantes, muchas personas no responden adecuadamente y se derrumban bajo el peso de la ansiedad, que suele tener consecuencias nefastas para su bienestar.

Los eventos estresantes deben poner al individuo en posición de tomar decisiones útiles para revertir la situación. Sin embargo, la mayoría de las veces esto no parece ser posible; por lo tanto, deben ser empleados herramientas conceptuales útiles para enfrentar la crisis, manteniendo un mayor control.

El estrés normal que puedes sentir cuando te enfrentas a una situación nueva o desagradable. puede volverse crónico si no se maneja adecuadamente. Una extensión tal que a la larga acaba con nuestras fuerzas y nuestra motivación para emprender proyectos o concluir los ya iniciados.

Hoy el mundo del trabajo - con sus avances industriales, la globalización, el desarrollo tecnológico y las comunicaciones virtuales - nos impone retos y condiciones que muchas veces superan los límites de nuestras capacidades y capacidades. El resultado es el estrés, que puede causar trastornos físicos, mentales y sociales; incluso puede dañar nuestra salud, minar nuestra productividad y afectar nuestro entorno familiar y social.

-Dr. Francisco Becerra, Subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) -

Controlar la insatisfacción, dar rienda suelta a nuestras emociones o no alimentar la frustración representan objetivos concretos que salvaguardan nuestro bienestar en situaciones potencialmente estresantes. Otra estrategia que nos puede ayudar es hacer cálculos de probabilidades que sean realistas, confundiendo la preocupación por el yo futuro con vivir el yo presente.


Los beneficios de la calma en medio de una crisis

Mantener la calma en medio de una crisis puede ser beneficioso para la salud general del cuerpo. Entre las principales ventajas encontramos una reducción del estado de malestar, lo que implica una disminución del sufrimiento ante situaciones de emergencia o que no se adecuan a nuestros deseos.



Mantener la calma en momentos de plena crisis facilita aislar el flujo de pensamiento de las emociones negativas pueden provocar un curso de acción inapropiado o contraproducente. 

Mantener la calma suele permitir adoptar un estado de bienestar total del cuerpo y la mente, lo que es sumamente beneficioso para la salud.

El ser humano, la mayoría de las veces, se preocupa por lo que ha sido y lo que será. Precisamente en esta dicotomía entre pasado y futuro, muchas veces, surge ese malestar que nos confunde y nos hace sufrir.


Tomar aire, no pensar en otra cosa que no sea el día de hoy y evitar el pánico son algunas estrategias que nos pueden ayudar en situaciones de conflicto; también pueden ser útiles para reconciliarse con la vida, en un mundo donde casi todo -a pesar del estrés- es posible. 

Añade un comentario de Mantener la calma en medio de una crisis
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.