Manipulación emocional: el juego de la culpa

Manipulación emocional: el juego de la culpa

La manipulación emocional trata de que el otro se sienta culpable y se someta a nuestros deseos. A veces unas pocas frases aparentemente inocentes son suficientes...

Manipulación emocional: el juego de la culpa

Última actualización: 16 de diciembre de 2022

La manipulación emocional causa estragos en la integridad psicológica. Pocas prácticas hacen un uso tan refinado del abuso, la distorsión mental y la violación de la autoestima como ese ejercicio tan propio del ser humano.


Madres, padres, hermanos, parejas, hijos e incluso nosotros mismos… Todos somos propensos a realizar esta dinámica en la que predomina el juego de hacer sentir culpables a las personas.


Todos sabemos que la convivencia en sociedad tiene una base biol√≥gica que se enfoca en un aspecto espec√≠fico. Las personas necesitamos sentir seguridad y sentido de supervivencia en cada uno de nuestros entornos junto con nuestros respectivos compa√Īeros.

En el momento en que sentimos que estamos siendo atacados, ese vínculo esencial se rompe.; ese vínculo basado en el altruismo, la cooperación mutua y la confianza.

La manipulación emocional ocurre principalmente dentro de las relaciones. Sin embargo, un contexto igualmente recurrente que no debemos descuidar es el laboral.

La Dra. Diana Krause, de la Universidad de Klagenfurt, Austria, realizó un interesante estudio para descubrir las dinámicas en el trabajo destinadas a manipular a los empleados o colaboradores.

Basta echar un vistazo a la historia para ver que la manipulación ha sido uno de los pilares sobre los que se ha asentado el gobierno de cualquier imperio. La manipulación es el "pan de cada día" de la sociedad en la que vivimos. Nadie está exento de haber ejercido o haber sido objeto de manipulación en el curso de su existencia.


Aprender a detectar la manipulación emocional ayuda a prevenirla y para ello primero debes saber en qué consiste, cómo se manifiesta, cómo se enmascara y cómo se utiliza.


‚ÄúLa manipulaci√≥n s√≥lo prospera en quienes dicen compulsivamente que s√≠ a todo y en quienes son d√©biles a la hora de defender sus derechos‚ÄĚ.

-Walter Rice-

¬ŅTe hicieron sentir culpable? Detectar manipulaci√≥n emocional

La manipulaci√≥n emocional a menudo se disfraza de buenas intenciones. Viene de la mano de un mejor amigo, la persona que dice amarnos o el colaborador con el que llevamos a cabo un proyecto com√ļn. Confiamos en ellos y usan esa alianza para obtener un beneficio secreto.

A veces es por el simple placer de controlar, a veces para fortalecer la autoestima, para obtener algo a cambio, o simplemente para hacer da√Īo.

Adem√°s de preguntarnos por qu√© una persona se dedica a la manipulaci√≥n emocional, no podemos ignorar un aspecto igualmente importante: la personalidad. Como podemos deducir, no todas las personas utilizan este enga√Īo mental para someter a los dem√°s a su voluntad.

La Universidad de Michigan realizó un estudio sobre cómo detectar la manipulación emocional en el contexto de la pareja: inestabilidad emocional, baja responsabilidad, capacidad de seducción, baja autoconciencia y apertura social.

De igual forma, un estudio de la Universidad de Florencia, publicado en 2022, muestra de manera concluyente la asociación entre la personalidad narcisista y la tendencia a la manipulación emocional. Veamos a continuación cuáles son. las estrategias más comunes cuando se involucra en la manipulación emocional.


"Haz como quieras"

En una dinámica de poder entre dos personas, el individuo que manipula tiene la posición más ventajosa, la persona manipulada puede verse amenazada con perder algunas ventajas en caso de que no la obedezca.

Su manifestación menos obvia ocurre cuando un familiar o amigo sugiere actuar de cierta manera, de lo contrario la relación se resiente.


‚ÄúLa herramienta b√°sica para manipular la realidad es manipular las palabras. Si puedes controlar el significado de las palabras, puedes controlar a las personas que usan esas palabras‚ÄĚ.

-Philip K. Dick-

‚ÄúSi t√ļ no, yo tampoco.‚ÄĚ Manipulaci√≥n emocional

Detrás de esta tierna declaración de buenas intenciones se esconde una feroz manipulación en la que el manipulador apela a la capacidad de empatizar de la otra persona para que se sienta culpable.

En su traducción más extrema, este "autocastigo" puede incluso llegar a autolesionarse por parte del manipulador.

Por eso es importante saber reconocer un simple chantaje, cuando la intención es hacer sentir culpable a la gente y cuando un consejo.

"No hay nada malo conmigo"

Sigue un silencio prolongado y, por lo general, un lenguaje no verbal que acompa√Īa al enfado. Insinuar una cosa con el comportamiento y otra con las palabras es una t√©cnica de manipulaci√≥n muy com√ļn para hacer que las personas se sientan culpables.

"¬ŅQu√© he hecho por ti?"

Es la manipulaci√≥n por excelencia y la que ejerce gran parte de la sociedad. Estar unidos por ese ‚Äúdar para recibir‚ÄĚ es una de las formas m√°s utilizadas para que las personas se sientan culpables a todos los niveles.


Por ello, es m√°s que habitual vernos en esos encrucijada emocional en la que la pareja, padre o mejor amigo nos reprocha lo que ha hecho por nosotros para boicotear nuestra autoestima y ejercer el control.

"Sin ti no soy nada"

La victimización es una forma muy sencilla de hacer que las personas se sientan culpables, pero altamente eficiente. Quienes le escuchan pueden llegar a temer que el otro cometa alguna imprudencia, apareciendo así, una vez más, la amenaza del autocastigo.


"Para manipular a las personas de manera efectiva, debes hacer que todos crean que nadie los est√° manipulando".

-John Kenneth Galbraith-

"Por supuesto que podrías esforzarte más"

Una de las formas más generalizadas de manipulación emocional, ya que genera sentimientos de culpa e inferioridad en la persona manipulada, lo que sugiere que no se están esforzando lo suficiente o que hay otras personas que pueden hacer su trabajo de manera mucho más eficiente.

Conclusiones sobre la manipulación emocional

La manipulación emocional es ese leivmotiv eterno que surge en casi todos los contextos y conexiones. Debemos estar preparados para ver llegar estas prácticas y detenerlas lo antes posible.

Ponerse límites es un ejercicio de higiene personal y relacional lo que nos permitirá crear vínculos más auténticos (y con menos sufrimiento).

Estrategias como tomar m√°s conciencia de nuestras emociones, trabajar nuestra asertividad y aprender a decir ‚Äúno‚ÄĚ a tiempo pueden ayudarnos a evitar o salir m√°s f√°cilmente de situaciones de manipulaci√≥n emocional.

A√Īade un comentario de Manipulaci√≥n emocional: el juego de la culpa
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.

End of content

No more pages to load