Manejar a las personas difíciles gracias al taoísmo

Quien soy
Robert Maurer
@robertmaurer
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Manejar a las personas difíciles gracias al taoísmo

Escrito y verificado por el psicólogo. ObtenerCrecimientoPersonal.

Última actualización: 15 2021 noviembre

La doctrina taoísta ofrece sabios consejos para aprender a tratar con personas difíciles, aquellas que nos roban la energía y muchas veces nos estorban en nuestro camino. Según el filósofo Laozi, en estos casos lo mejor que podemos hacer es mantener la calma, deshacernos de las emociones negativas y quitarles el poder a aquellos que perturban nuestra serenidad.



Si echamos un vistazo a los textos y manuales sobre cómo mejorar tu estilo de comunicación y lograr el éxito laboral, a menudo se aborda un tema: la necesidad de aprender a gestionar personas difíciles. Como el tema es bastante amplio, Es mejor definir primero a las personas difíciles.

En el mundo del coaching corporativo se sabe que para sobrevivir en un contexto social necesariamente se debe convivir con personalidades particulares, estamos hablando de personalidades pasivo-agresivas y narcisistas. Son presencias que pululan en cualquier escenario, que recurren al abuso y la manipulación verbal y que muchas veces nos inquietan.

En los últimos años, la mayoría de las publicaciones cuyo fin es enseñarnos a manejar situaciones de este tipo se refieren a las enseñanzas del taoísmo porque esta doctrina se basa en una gestión positiva de las emociones y enseña a acabar con los abusos de poder, a poner límites y a mejorar la comunicación con los demás.

No importa que los textos del taoísmo se remonten a siglos, su utilidad los convierte aún hoy en un precioso legado.

También te invitamos a leer: Cuando por miedo al conflicto dejamos lugar a la injusticia

Enseñanzas del taoísmo para tratar con personas difíciles

1. No te metas en una pelea

Una de las enseñanzas del taoísmo hace referencia al símil “la vida es como un río que fluye”. Todos debemos fluir libres como un río y vivir en armonía.



Conceptos como lucha, confrontación o resistencia son antitéticos a la idea de la vida como un río que invita a avanzar con valentía y flexibilidad. Aquellos que eligen discutir o llegar a un acuerdo con personas difíciles solo aumentarán su incomodidad y frustración.

Elegir no luchar no significa rendirse o ser pisoteado, significa sobre todo no dar el poder a quien no lo merece, preferir la sabiduría a la violencia y elegir la calma en lugar de dejarse vencer por la ansiedad..

2. Deshazte de las emociones negativas

Las personas difíciles suelen arruinarnos el día con una sola palabra o comentario. No importa cuán irracional sea su mensaje, el hecho de que sea inapropiado todavía nos perturba. Uno de los consejos del taoísmo es evitar ser impulsivo y dejar espacio al sentido común y al juicio..

Trate de controlar la ansiedad y las emociones negativas. Cuando la persona en cuestión ha hecho o dicho algo negativo, contamos hasta 10 y respiramos profundamente. Nadie tiene derecho a arruinarnos el día, así que deshagámonos de la ira, el rencor y el mal humor.

La mente debe ser como una habitación abierta, para que el aire contaminado que entra desaparezca inmediatamente.

3. Siéntese proactivo, no reactivo

A veces nos encontramos víctimas de las malas acciones de personas tóxicas o difíciles. Con el tiempo acumulamos odio, malestar y frustración y corremos el riesgo de reaccionar de la peor manera posible. Eso no es bueno. Tarde o temprano nos arrepentimos de esta reacción y de no habernos puesto límites.


El taoísmo enseña a ser proactivo. ¿Qué significa esto exactamente? Significa que tenemos que aprender a tomar el control de los acontecimientos en lugar de quedarnos quietos y mirando.


Cuando nos encontramos con una persona difícil, tratamos de ponernos en su lugar y decir "no puede ser fácil"..

Esta frase nos puede hacer entender muchas cosas: "No debe ser fácil para esta persona ser nada desagradable, tener tan poca paciencia y tan poco control sobre sus emociones" o "No debe ser fácil para mi hermano no tener una trabajo, estar lleno de deudas y además tener un carácter tan complicado”.

Comprender el punto de vista de los demás nos permite controlar mejor la situación en la que nos encontramos. Podremos ofrecer la ayuda adecuada cuando sea necesario o hacer críticas constructivas que sean veraces e inspiradoras..


4. La fuerza del bambú

A veces sucede llegar a un punto límite con personas difíciles: nos sentimos acorralados, impotentes y totalmente humillados. En estos momentos, el taoísmo nos invita a visualizar el bambú.

Incluso las cañas de bambú se doblan, sufren el impacto del viento que quiere controlarlas. Pero esto no sucede, porque el bambú encuentra fuerza en su flexibilidad. Agacharse significa que tendrá más fuerza para reaccionar.

Lea también: El helecho y el bambú: la fábula de la esperanza

Esto también se aplica a nosotros. Cuando sentimos que hemos llegado al límite, entonces es el momento de levantarnos con más fuerza para cambiar las cosas. No significa hacer uso de la violencia, porque fuerza no es sinónimo de violencia, es capacidad de respuesta, es adoptar una posición de valentía y sabiduría frente a quienes quieren transformarnos en lo que no somos: personas débiles.


En conclusión, el taoísmo está lleno de grandes perlas de sabiduría que estimulan nuestra capacidad de aprendizaje, enseñándonos a manejar sabiamente las dificultades que encontramos en la vida cotidiana.

Por lo tanto, tratemos de extraer una lección de las enseñanzas de los maestros de Taosti y aplicarlas siempre que sea posible.

Añade un comentario de Manejar a las personas difíciles gracias al taoísmo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.