Luto y coronavirus: el dolor de las despedidas pendientes

Quien soy
Robert Maurer
@robertmaurer
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Luto y coronavirus: el dolor de las despedidas pendientes

En el artículo de hoy, hablamos sobre el procesamiento de una pérdida en este período histórico particular y sus restricciones.

Última actualización: 14 de mayo de 2020

Hay momentos que nos pueden llevar al límite, cuando nos sentimos abrumados, enojados, impotentes, frustrados y profundamente afligidos. Las crisis en algunos casos nos llevan a esto, pero afortunadamente son estados de ánimo que podemos superar. En este artículo hablaremos de la difícil relación entre el duelo y el Coronavirus.



Aceptar los cambios provocados por la pandemia actual no es nada f√°cil, ya que muchos de nosotros nos enfrentamos a diferentes tipos de dolor.

Para recorrer este camino juntos, profundizaremos en las diferentes teorías psicológicas inherentes al duelo y la investigación actual sobre el Coronavirus. Muchos de ellos son extremadamente recientes y están especialmente formulados para abordar la situación.

Mientras tanto, intentemos dar una definici√≥n preliminar de duelo. Seg√ļn Jorge L. Tiz√≥n, neuropsiquiatra y psicoanalista espa√Īol, el duelo es ¬ęun conjunto de fen√≥menos desencadenados por una p√©rdida: fen√≥menos que no son solo psicol√≥gicos, sino tambi√©n psicosociales, sociales, f√≠sicos, antropol√≥gicos e incluso econ√≥micos¬Ľ.

Bueno, La pandemia del Covid-19 ha desencadenado una serie de cambios a nivel mundial. Estos cambios también han causado pérdidas y, en consecuencia, dolor, en diversos grados. En las próximas líneas profundizaremos en la relación específica entre duelo y coronavirus.

‚ÄúCuando ya no somos capaces de cambiar una situaci√≥n, nos enfrentamos al desaf√≠o de cambiarnos a nosotros mismos‚ÄĚ.

-Viktor Frankl-

Duelo y Coronavirus: manifestaciones y tipos

Es extremadamente com√ļn que una persona en duelo experimente las siguientes sensaciones:

  • Fisiol√≥gico. Por ejemplo, una carga en el est√≥mago, una sensaci√≥n de opresi√≥n en el pecho y la garganta, hipersensibilidad a los ruidos, sentimientos de despersonalizaci√≥n, falta de aire, dolor de cabeza, sequedad de boca, palpitaciones.
  • conductual. Tales como trastornos del sue√Īo, aislamiento social, llorar y suspirar continuamente, distraerse, etc.
  • Afectivo. Ira, culpa, ansiedad, apego y falta de sentimiento.
  • Cognitiva. Problemas de memoria, atenci√≥n y concentraci√≥n, pensamientos repetitivos, entre otros.

Estas son solo algunas de las manifestaciones que suelen darse en estos casos, y que dan lugar a un cuadro √ļnico para cada individuo. ¬ŅCu√°les son, sin embargo, los tipos de duelo relacionados con la emergencia del coronavirus? Podemos decir que son los siguientes seg√ļn el tipo de siniestro:



  • anticipatorio. Es el proceso de duelo prolongado, que comienza antes de que ocurra la p√©rdida. Suele ocurrir cuando se diagnostica una enfermedad incurable.
  • Cr√≥nico. Tambi√©n llamado patol√≥gico o complicado. Es un duelo no resuelto en el que la persona no deja de revivir los mecanismos ligados a la experiencia de p√©rdida.
  • Distorsionado. Cuando hay una reacci√≥n desproporcionada a la situaci√≥n.
  • ausente. Ocurre cuando una persona niega el evento de la p√©rdida. Tambi√©n se considera una de las etapas del duelo.
  • Desacreditado. Es entonces cuando se produce el rechazo del dolor de una persona por parte de terceros, que incentivan la contenci√≥n de cualquier manifestaci√≥n que pueda ser reflejo del duelo.
  • inhibido. Ocurre cuando no se expresan los sentimientos y se evita el dolor de la p√©rdida.

Pérdida y dolor

El dolor también puede manifestarse de otras formas dependiendo de la pérdida. Por ejemplo, está el dolor relacional, más relacionado con la pérdida de personas fallecidas, separaciones, etc. O el dolor material, más ligado a la pérdida de bienes y propiedades.

Seg√ļn otras clasificaciones, el dolor est√° ligado a factores familiares y sociales como p√©rdida de autonom√≠a o funcionalidad, aislamiento social, falta de recursos econ√≥micos o apoyo adecuado.

Sobre el duelo y el coronavirus, Cara L Wallace y sus colegas publicaron un análisis en el Journal of Pain and Symptom Management en el que sugieren que las políticas de distanciamiento social, las restricciones a las visitas a los establecimientos de salud y el impacto de la propagación del virus dificultan el proceso. dolor.



Solo pi√©nsalo las din√°micas que acompa√Īan al duelo y a las que est√°bamos acostumbrados han cambiado significativamente. Los funerales son un ejemplo: tras las restricciones totales de las √ļltimas semanas, en la fase 2 habr√° un n√ļmero limitado de participantes.

¬ŅC√≥mo lidiar con la situaci√≥n?

Vivir una pérdida significa pasar por varias etapas y el duelo relacionado con el coronavirus no es una excepción.

Seg√ļn la experta Elisabeth K√ľbler Ross, estas fases son: negaci√≥n, en la que suspendemos el dolor; la ira, donde el resentimiento surge de la frustraci√≥n; negociaci√≥n, caracterizada por formas e intentos de control; depresi√≥n, marcada por un profundo sentimiento de vac√≠o y aceptaci√≥n, caracterizada por la resignificaci√≥n y comprensi√≥n del acontecimiento. Para llegar a esta √ļltima fase es necesario:

  • Expresa tus emociones. Libera tensiones y sintoniza con tu universo emocional.
  • Dejar ir. Por doloroso que sea, es importante dejar ir la situaci√≥n y fluir hacia la vida. Sin embargo, esto no significa que debas olvidar a tus seres queridos o al pasado.
  • Pedir ayuda. Para dar soporte a esta emergencia se han creado diversos canales de atenci√≥n telem√°tica. Adem√°s, no olvide que existen profesionales experimentados en el duelo, como psic√≥logos, muchos de los cuales tambi√©n son profesionales de la teleterapia.
  • Utilice todos los recursos disponibles. ¬ŅQu√© podemos hacer con lo que ya tenemos? No dejes fuera ninguna zona.
  • Cu√≠date. No descuidemos nuestra salud social: el distanciamiento f√≠sico no es lo mismo que el aislamiento social. Adem√°s, no nos olvidemos de la salud f√≠sica, prestemos atenci√≥n a la dieta, el ejercicio y el descanso. Cuidemos nuestra psiquis, dedicando tiempo a algo que amamos, a la meditaci√≥n y la liberaci√≥n de tensiones.

Algunas investigaciones, como las de los autores Cyrus SH Ho, Cornelia Yi Chee y Roger CM Ho, respaldan la validez de la psicoeducación y la intervención psicológica en línea. Por otro lado, dedicarte al mindfulness, las técnicas de relajación, el manejo del estrés y la meditación te permite estar más sereno.



Luto y Coronavirus: para concluir...

El luto relacionado con el Coronavirus es muy especial precisamente por las circunstancias en las que se produce. En este sentido, es probable que resulte m√°s complicado precisamente porque muchos de los recursos necesarios para llevarlo a cabo est√°n bloqueados por la emergencia.

El contacto interpersonal es un ejemplo de esto. Por eso es tan importante utilizar todos los recursos disponibles, especialmente los tecnológicos.

A√Īade un comentario de Luto y coronavirus: el dolor de las despedidas pendientes
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.