Luchar hasta el final

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias

La vida es como un anillo, con sus leyes y reglas, lucha hasta el final.

Ahora te diré algo por hecho: mira que el mundo no es todo rosas, es realmente un mal lugar, miserable y sucio y por fuerte que seas, si lo permites te pone de rodillas y te deja sin nada. para siempre. Ni yo ni tú, nadie puede pegar tan fuerte como lo hace la vida, así que de cara al futuro no importa cómo golpees, lo importante es cómo resiste los golpes, cómo recolectas y si terminas en la colchoneta tienes la fuerza para levantarse, por lo que es un ganador!



Rocky Balboa

Cualquiera que haya peleado en el ring al menos una vez sabe lo difícil que es llegar a la última ronda, pero también sabe que luchar hasta el final será un satisfacción inigualable de la cual extraer una gran motivación y energía para el resto de la vida.

Cuando estés ahí, entre las cuerdas el tiempo fluye de manera diferente, a veces más lento y otras más rápido.

Casi parece estar en otro planeta, las voces que llegan parecen flotar por la plaza, se perciben pero no traspasan el umbral de las cuerdas.

Lucha tras pelea, pelea tras pelea, nos volvemos más y más conscientes de lo que podríamos llamar el leyes del ring.

La plaza tiene sus propias reglas y si no las respetas, te enfrentarás a la derrota.

La ley del ring es válida no solo para la pelea en el tapete, sino también para la vida cotidiana, para lo que sea que estés luchando, luchar hasta el final.



Lucha hasta el final: la ley del anillo y la vida

# 1 Metas pequeñas incluso si parecen grandes

¡Una ronda a la vez! He escuchado muchas veces esta pequeña frase, la repetían casi como si fuera un mantra, peleas un asalto a la vez, un paso tras otro, sin pensar en el combate completo, como en la vida.

Obviamente había una estrategia general para la reunión, pero el foco estaba en cada ronda única.

Cualquier proyecto grande y ambicioso se puede fragmentar en partes más pequeñas y factibles, ningún objetivo bien segmentado es inalcanzable.

Así que piensa como si estuvieras en el ring, prepara una estrategia bien definida pero da un paso a la vez sin pensar en el gran objetivo.

# 2 Adquiera el hábito de entrenar

Para algunos de nosotros, entrenar y luchar son uno oración poderosa, fue en los momentos durante los partidos que nos sentíamos vivos y espirituales, cuando se combinaba el agotamiento físico con el mental, parecía percibir algo más del mundo.

Todo lo que nos rodeaba era diferente, aunque todo era igual.

Si se está diciendo a sí mismo que hace ejercicio de vez en cuando cuando lo necesita o que lo hará cuando quiera volver a ponerse en forma, olvídelo, el entrenamiento es un hábito.



Sea cual sea la actividad que quieras practicar, conviértela en un punto fijo en tu semana, dedica tiempo a tu salud: una carrera todos los lunes o una clase de yoga también puede ser suficiente.

Haga del entrenamiento uno de sus hábitos más importantes, para completarlo a cualquier costo.

# 3 Solo lo que funciona

Como ya he explicado con la historia de Honda, cuanto más te adentres en tu pasión, más automáticamente rozarás tu bagaje cultural técnico.

Convertirse en un experto también significa eliminar todo lo que no funciona, refinar el gesto y mejorarlo, ¿alguna vez has visto a un atleta en el ring hacer movimientos inútiles y no funcionales? El no.

Intente analizar todas sus actividades diarias y busque las acciones que realmente realiza no producen resultados relevantes, estudiar y aprender materias que tengan un uso práctico.

Si no eres un estudioso de la historia o la literatura, no necesitas saber la fecha de nacimiento de Bernardo Canaccio, si no para ganar un concurso o presumir superficialmente ante los amigos.

La palabra clave en el ring y en la vida es identificar lo que se necesita, potenciarlo y potenciarlo: eliminar el resto.

# 4 Toma las fotos y ponte de pie

La verdadera habilidad de un ganador no siempre es ganar, pero levantarse después de una derrota. La ley del ring es muy dura, a menudo incluso los grandes campeones después de una sólida derrota estaban a punto de renunciar a todo.



La cita al inicio del artículo siempre es válida, lo importante es cómo aguantas los golpes, para que seas un verdadero ganador, porque la vida golpea más duro de todos.

En este sentido, puedes echar un vistazo al artículo donde hablé sobre los hábitos que tienen las personas ganadoras.

# 5 Ponte a prueba

El verdadero desafío es contigo mismo, es cierto, muchos me decían que el objetivo era derrotar a mi oponente porque él era el que golpeaba y pateaba, pero el primer oponente a vencer fui yo.

Si no estas en paz contigo mismo no podrás vencer a nadie más.

Si quieres ver a tu peor enemigo, solo tienes que ceder mira en el espejo.

Para que esta importante regla vuelva a la vida cotidiana, debe identificar los momentos en los que usted mismo está saboteando sus planes.

Elimina tus fricciones internas, derrotate a ti mismo que te impide lograr tus metas, los demás no cuentan, se libra la batalla más importante de la vida dentro de ti.

# 6 Convierte tu ira

¡Ahora ve al centro, toma toda la mierda que te tragaste, toda la mierda que tenemos en estos malditos años y tírala en ese ring ahora!

Dicky Eklund - El luchador

Tu ira puede ser un aliado importante, las personas en dificultades siempre han encontrado la fuerza para hacer realidad sus sueños gracias a la ira.

No te digo que lo dejes salir de forma violenta, sino que convertirlo en acciones prácticas y concreto para lograr tu objetivo.

La próxima vez que te drogues por algo, intenta transforma lo que sientes en acciones que puedan acercarlo a sus sueños y metas.

La ira es una forma de energía, aprende a usarla para tus propios propósitos, tendrás una ventaja.

# 7 Lucha hasta el final

No hay fracasos ni aciertos, solo resultados, desde este punto de vista no importa si lo logras o no en alcanzar tu meta, lo importante se vuelve termina lo que empezaste, luchar hasta el final.

Completa los ciclos que aún tienes abiertos, finaliza tus compromisos pendientes, de inmediato liberarás una monstruosa cantidad de energía y atención, adelante, completa tu lucha.

Un guerrero de la vida

Si estás luchando por algo importante, luchar hasta el final, cumple tu objetivo sin excusas, aguanta los golpes de la vida y ponte de pie.

Recuerda que las disculpas no son una estrategia, espero que tampoco tengas suerte.

Un guerrero no pelea con la esperanza de tener suerte, sino que entrena y construye una estrategia, puedes usar estos principios todos los días, sé implacable.

Añade un comentario de Luchar hasta el final
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.