¿Los momentos más productivos del día?

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

¿Los momentos más productivos del día?

Horas y productividad son dos conceptos que van de la mano. Cada uno de nosotros tiene momentos en los que nos desempeñamos mejor que otros. Indicar los tiempos a nivel colectivo es más difícil: el debate está muy candente.

Última actualización: 18 de febrero de 2022

La hora del día afecta directamente a nuestra productividad. No es lo mismo trabajar a las 8 de la mañana o 12 horas después. Asimismo, el ser humano exhibe un desempeño diferente cuando se encuentra trabajando durante días sin descanso. Pero, ¿cuáles son los momentos más productivos del día?



No podemos hacer generalizaciones. Los momentos que son más productivos para algunas personas pueden no serlo para otras. Aunque existen patrones más o menos comunes a todos los seres humanos, lo cierto es que estos patrones también se plasman a través de la educación y los hábitos.

Es importante tener en cuenta el factor tiempo para trabajar de forma más inteligente, es decir, de forma que se pueda hacer más, invirtiendo menos tiempo y esfuerzo. Veamos qué se sabe al respecto.

"Me gustaría pararme en la esquina de una calle concurrida, sombrero en mano, y rogar a la gente que desperdicie todas las horas que ha perdido".

-Bernard Berenson-

tiempos y ciclos

El cuerpo humano funciona mediante procesos cíclicos.. Uno de ellos, que puede considerarse la unidad básica, es el ciclo circadiano, que se caracteriza por una duración de 24 horas. Este ciclo determina una cierta regularidad entre el tiempo de sueño y el de vigilia, y establece picos y depresiones de actividad, todos los días, aproximadamente a la misma hora.



Estos ciclos pueden variar de persona a persona, pero mantienen la misma lógica. Un "día circadiano" se compone de bloques de 90 minutos, en los que tienes una mayor capacidad de concentración. Por tanto, se puede decir que son bloques en los que se consigue la máxima productividad.

Estos bloqueos se conocen como "ritmos ultradianos" y coinciden con los momentos en los que el cerebro tiene más energía. Al final de cada uno de estos bloques hay un momento de descenso en el que nuestro nivel de productividad decrece. Marcan el momento en que el cerebro necesita un período de inactividad.

Los momentos más productivos del día

Basado en lo anterior, lo ideal para todos sería poder sincronizar sus ritmos ultradianos con aquellas actividades más complejas o que requieren mayor concentración. Asimismo, compaginar las caídas o momentos menos productivos con aquellas tareas más rutinarias o que requieran un menor esfuerzo intelectual.

¿Cómo identificar tus ritmos ultradianos? Lo único que debe hacer es monitorear y recopilar datos constantemente. Todos tenemos una idea más o menos clara de qué horas son más productivas para nosotros. Sin embargo, no basta con saberlo: es necesario detallarlo con mayor precisión.

Una buena técnica para hacer esto es llenar una tabla. Puedes trazar una línea por cada tiempo a controlar y evaluarlo en una escala del 1 al 5 dependiendo de la concentración que lograste mantener durante ese tiempo. Tras apuntar estos datos durante un par de semanas, tendrás una idea muy clara de cómo funcionan tus ritmos ultradianos.


Posteriormente será necesario hacer un análisis de los datos obtenidos. Organiza las actividades para aprovechar al máximo tanto los "picos" de concentración como los "bajos". Esto le ayudará a aumentar su productividad.


 

Trabaja menos horas y con más flexibilidad

Una investigación realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y publicada en la revista The Economist reveló un hecho impactante. Concluyeron que cuanto más tiempo trabaja una persona, más disminuye su productividad.


Esta es una mala noticia para los amantes de los estampados clásicos. Revela una verdad que muchos probablemente ya han adivinado: obtienes mejores resultados dedicando menos tiempo a las actividades. Sin embargo, también puede ocurrir otro fenómeno: si trabaja menos horas, es posible que se sienta estresado ante la idea de hacer la misma tarea en menos tiempo.

Después de un largo debate sobre el tema, se concluyó en parte que en comparación con las horas en sí, lo que más afecta la productividad son los métodos de trabajo. Una persona puede llegar a ser muy productiva si tiene el incentivo adecuado para serlo. Tener una hora menos de trabajo al día puede no ser atractivo para ella, pero un día libre más a la semana sí.


En la actualidad, la mayoría de los estados y convenciones se están moviendo hacia la reducción de las horas de trabajotratando de hacer de este movimiento un incentivo para la productividad. Por otro lado, muchas empresas ya trabajan por objetivos en lugar de tiempo. Por tanto, el trabajador puede marcharse en el momento en que haya completado su lista de objetivos. El debate está abierto con una idea clara de fondo: trabajar demasiado, sin descanso, no es buena idea para nadie.

Añade un comentario de ¿Los momentos más productivos del día?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.